Dr. Carmelo Plaza
Presidente de la SEDCYDO
Dr. Eduardo Anitua
Presidente de la XVIII Reunión SEDCYDO

La Sociedad Española de Disfunción Craneomandibular y Dolor Orofacial celebrará su XVIII Reunión Anual en Vitoria-Gasteiz, durante los días 27 y 28 de abril de 2007. En esta ocasión, el programa se ha elaborado teniendo en cuenta no sólo a los especialistas, sino al dentista general, para el que también es necesario iniciarse en los tratamientos de la patología disfuncional y dolor orofacial, algunos de los cuales se solucionan con férulas de descarga.

Tanto el presidente de la SEDCYDO, doctor Carmelo Plaza, como el presidente del Congreso, doctor Eduardo Anitua, confían en el éxito de esta convocatoria, cuya asistencia podría rondar las 300 personas.

Pregunta. Dentro del programa clínico del congreso que tendrá lugar en Vitoria a finales del mes de abril próximo, ¿cuáles son los temas o intervenciones que, en su opinión, van a despertar una mayor expectación debido a su novedad o atractivo?
Dr. Anitua. Hemos realizado un programa que tiene dos vertientes, una enfocada al especialista y otra para el dentista general. Creemos que es muy importante que el dentista general tome conciencia de los tratamientos de la patología disfuncional y dolor orofacial y se inicie, al menos, en los tratamientos de las patologías menos complejas que se pueden resolver con férulas de descarga y con un adecuado diagnóstico.

Más enfocados al especialista vamos a contar con unos cursos de fisioterapia a cargo de un extraordinario dictante como es el doctor Anton de Wijer, destinados a los fisoterapeutas. También tendremos al doctor Gilles Lavigne, que enfocará su conferencia sobre la medicina del sueño y su influencia en la patología, tema que ha despertado un gran interés. De igual modo, se van a ofrecer varias conferencias para que, tanto los especialistas como los dentistas en general, conozcan las posibilidades y limitaciones de la cirugía en el tratamiento de la disfunción temporomandibular. Un tema que sin lugar a dudas va a despertar un gran interés es la utilización de los factores de crecimiento plasmáticos en el tratamiento de enfermedades degenerativas intraarticulares.

P. Háblennos de los conferenciantes, ¿bajo qué criterios se han seleccionado?
Dr. Plaza. Aunque dicha pregunta la debería contestar el Comité Científico del Congreso, en nombre de ellos les diré que el doctor La Vigne es un número uno mundial en el estudio del bruxismo nocturno, que tantos quebraderos de cabeza nos da a los rehabilitadores orales; también se ha intentado repasar las distintas modalidades de tratamiento con los mejores especialistas (nacionales e internacionales), como el doctor Laskin, uno de los padres de la cirugía oral y maxilofacial mundial; el doctor De Wijer, fisioterapeuta de reconocido prestigio internacional, en especial del síndrome de latigazo cervical, etc.

P. El doctor Anton de Wijer dictará el curso titulado “Fisioterapia de los trastornos temporomandibulares”. ¿Por qué se ha pensado en los fisioterapeutas a la hora de realizar la parte formativa del programa?
Dr. Anitua. Los fisioterapeutas se han convertido en colaboradores indispensables para el tratamiento de la patología crónica de la disfunción temporomandibular y del dolor orofacial, por lo cual es importante que los incorporemos a nuestro equipo y que realicemos cursos de puesta al día para ellos.

P. El congreso se va a celebrar en dos únicas jornadas, ¿creen que este tiempo resulta suficiente para conocer lo último y lo más destacado en disfunción temporomandibular y dolor orofacial?
Dr. Plaza. Por la experiencia de otros años creemos que es suficiente.

P. En lo que se refiere a la sede escogida para la celebración de este evento científico, la ciudad de Vitoria, ¿qué atractivos ofrece a los visitantes? ¿Pueden adelantarnos alguna de las actividades estrella del programa social?
Dr. Anitua. Vitoria es una ciudad tranquila y amable que, además, cuenta con un atractivo gastronómico evidente. Se da la circunstancia de que el día 28 de abril se celebra la festividad de su santo patrón y, con tal motivo, tendrán lugar numerosos actos y eventos festivos que resultarán interesantes tanto a los asistentes como a sus acompañantes.

P. ¿Contará el congreso con una exposición comercial anexa? De ser así, ¿dónde se va a situar? ¿Habrá tiempo para que los congresistas visiten los stands? ¿Están satisfechos con el apoyo que la industria presta a su sociedad?
Dr. Anitua. Por supuesto, como todo congreso contará con una exposición comercial y desde aquí invitamos a todas las casas comerciales a participar.

P. ¿Qué número de inscripciones esperan recibir este año?
Dr. Anitua. Aunque esta Sociedad ha sido tradicionalmente más bien minoritaria, este año queremos hacer un especial esfuerzo y lograr que vengan dentistas generales de toda España. Esperamos llegar a los 250-300 participantes.

P. ¿Existe un perfil concreto de profesionales, que, según su experiencia, muestra un mayor interés por acudir a los congresos de la Sociedad Española de Disfunción Craneomandibular y Dolor Orofacial?
Dr. Plaza. Yo creo que cualquier odontólogo es candidato a asistir, y no sólo eso, sino que también es estrictamente necesario para él contar con un nivel mínimo en el conocimiento de estas patologías, pues el 80 por ciento de las consultas en nuestros gabinetes vienen motivadas por dolor orofacial, siendo por lo tanto imprescindible conocer las fuentes que lo pueden originar, aunque lógicamente, la más común sea la dental. Sin olvidar, por supuesto, a otros especialistas indispensables para el tratamiento multidisciplinario como cirujanos maxilofaciales, fisioterapeutas, neurólogos, anestesistas, etc.

P. ¿Cuáles son los objetivos que mueven a la SEDCYDO a organizar sus reuniones anuales?
Dr. Plaza. En primer lugar, revisar, actualizar e implementar los conocimientos sobre esta especialidad; pero también nos da la oportunidad de podernos reunir, desde el punto de vista humano, una vez al año, y así compartir nuestras propias experiencias profesionales y sociales.

P.¿Cómo ha evolucionado en los últimos años la sociedad en cuanto a número de socios, relación con otras sociedades nacionales e internacionales afines, participación y organización de eventos, etc?
Dr. Plaza. Aunque no se puede comparar con otras sociedades científicas (SEPES, SEPA, etc.), por la especificidad del tema, afortunadamente poco a poco se va incrementando el número de asociados así como también el número de asistentes a los eventos científicos que organizamos.

P. ¿En qué actividades se implica actualmente la SEDCYDO? ¿Cuáles son sus metas a corto y medio plazo?
Dr. Plaza. Debido a los condicionamientos económicos, lógicamente no podemos emprender muchas actividades, pero colaboramos con el Consejo General y otras sociedades nacionales e internacionales. Sin ir más lejos, el pasado año hemos organizado conjuntamente la Reunión Anual de la Sociedad Europea coincidiendo con la nuestra en Barcelona, con gran éxito por cierto; la cual contó también con la asistencia del presidente de la Sociedad Americana.

Cada cuatro o cinco años también impartimos cursos de formación continuada para los que se quieren iniciar en la especialidad o para la aplicación de dichos conocimientos en las consultas generales. Además lógicamente de organizar la reunión anual y la reunión de invierno que hacemos desde hace algunos años.

P. ¿Creen que se le da a esta especialidad (disfunción temporomandibular y dolor orofacial), en España, la misma importancia que en otros países?
Dr. Plaza. Desde luego que no, en la mayoría de países occidentales la especialidad está reconocida y los profesionales dedicados a estos temas normalmente trabajan en centros multidisciplinarios, de tal forma que se consigue un enfoque globalizador de la patología del paciente.

P. ¿Están nuestros especialistas y tratamientos al mismo nivel que en los países pioneros en esta disciplina?
Dr. Plaza. Creo que en los últimos 20 años la especialidad ha experimentado un cambio radical, y en parte creo que se debe afortunadamente a nuestra Sociedad, la cual tengo la suerte de presidir; así que, excepto en cuestión de medios, creo que el nivel de profesionales se puede codear con cualquier país occidental, superándolo incluso en muchos casos.