Ante las sanciones contra el Consejo de Administración de la Mutua, propuestas por la Dirección General de Seguros

Ante las sanciones contra el Consejo de Administración de la Mutua, propuestas por la Dirección General de Seguros

El presidente del Consejo General de Colegios de Odontólogos y Estomatólogos de España, doctor M. Alfonso Villa Vigil, y los presidentes de los consejos generales de colegios de farmacéuticos y de veterinarios, D. Pedro Capilla y D. Juan José Badiola, han remitido sendas cartas de apoyo a la Agrupación Mutual Aseguradora (AMA) tras la postura adoptada por la Dirección General de Seguros contra el consejo de administración de esta mutua de profesionales sanitarios.

Recordamos que la DGS intervino las actividades de AMA y propuso la inhabilitación de su presidente, doctor Diego Murillo, del secretario actual, doctor Manuel Campos, y del anterior secretario, doctor Manuel Sánchez García (ver “Gaceta Dental” 197, página 42).

Mediante su carta conjunta, los máximos representantes de los colectivos profesionales de dentistas y veterinarios pretenden trasladar a los mutualistas y la opinión pública que “AMA, en cuanto a mutua de nuestros profesionales, ha realizado una excelente gestión en todos los aspectos relacionados con las pólizas profesionales que nos afectan. Las pólizas de responsabilidad civil profesional han sido redactadas conforme a las propuestas de nuestra organización colegial, en interés no sólo de los profesionales sanitarios, sino de los ciudadanos, al haberse contemplado expresamente el combate a cualquier posibilidad fraudulenta en la delegación de prestaciones a personal complementario; al haberse adecuado las coberturas a la realidad socioeconómica; al haberse acomodado una cobertura temporal adecuada para las situaciones de jubilación de los profesionales…” Añaden que “esta apuesta de AMA por el sector de la responsabilidad civil de los profesionales sanitarios tiene más mérito aún si se recuerda el práctico abandono del sector por parte de la mayoría de las compañías de seguros, en cuanto, desde hace algunos años, auguraron un futuro económicamente difícil o menos rentable”.

En cuanto a la evolución general de la Mutua, “nuestro seguimiento de su política nos permite calificarla de meridianamente transparente y acorde a la voluntad de los mutualistas, cuyos asistentes a las Asambleas Generales (y no sólo las delegaciones en el Consejo de Administración) respaldan sin fisuras la gestión del órgano de gobierno de la Mutua AMA, que constituye, a nuestro juicio, un ejemplo a imitar en su política de devolución parcial de los reiterados e importantes beneficios que presenta año tras año, sin poner en riesgo su contrastada solvencia económica y patrimonial, también creciente a lo largo de los últimos lustros”.

Tanto Villa Vigil como Badiola expresan su deseo de las diferencias de interpretación y criterio de aspectos administrativos entre la DGS y AMA se solucionen “favorablemente con prontitud, por el bien de la mutua y de los ciudadanos protegidos por las garantías con que AMA asegura nuestra responsabilidad civil profesional".