El martes, 17 de junio, una delegación el Consejo General de Colegios de Odontólogos y Estomatólogos, constituida por el presidente, el vicepresidente y el asesor jurídico, fue recibida en el Ministerio de Trabajo e Inmigración por el secretario de Estado de la Seguridad Social, D. Octavio Granado Martínez, y el director general de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, D. Raimundo Aragón Bombín.

Mediante esta reunión, los representantes de los dentistas pretendían obtener, por una parte, un criterio que permitiera, de manera clara y objetiva, catalogar las relaciones profesionales entre dentistas o dentistas y clínicas como arrendamiento de servicios —contrato mercantil— o como contrato laboral. Asimismo, se buscaba también lograr un tratamiento similar al que se dio a los abogados —una amnistía con efecto reatroactivo—, puesto que no hubo intento de defraudar ni se ha omitido el pago del RETA.

Por lo que se refiere al primer punto, el Ministerio se compormetió a que inspección enviará en breve al Consejo General de dentistas un documento a modo de guía para determinar cuándo una relación es laboral o mercantil.

En el momento de celebrarse la entrevista, se puso en conocimiento del Consejo General que la Administración había suspendido, por el momento, las inspecciones programadas, con ex cepción de las que se produzcan como consecuencia de una denuncia.

El Ministerio no es partidario de las relaciones laborales “de carácter especial”. Señalaron que, incluso para contratos de carácter esporádico, la relación puede ser laboral, y que existen fórmulas para reducir la alta burocracia derivada de contratos ocasionales o de oportunidad.

Como no se ha producido un cambio de criterio en la interpretación, como el que se produjo con los abogados, no es posible ofrecer una amnistía, ya que, según el Ministerio, tal medida sería inconstitucional.