La monografía
La monografía se ha desarrollado gracias a la colaboración entre la Facultad de Odontología de la Universidad Complutense de Madrid y GSK Consumer Healthcare. Foto: cedida por GSK.

“Biofilms orales, salud y hábitos de vida” es el título de la monografía presentada esta semana y que tiene como objetivo arrojar luz sobre el impacto de las bacterias que viven en la boca de las personas (microbioma oral) y las complejas estructuras en las que se organizan (biofilms microbianos).

La monografía, que se ha desarrollado gracias a la colaboración entre la Facultad de Odontología de la Universidad Complutense de Madrid y GSK Consumer Healthcare, analiza el papel que juega la higiene bucodental para controlar estas estructuras y cuál es el papel del profesional odontológico para dar las recomendaciones adecuadas e implementar las intervenciones oportunas.

David Herrera, vicedecano de Clínicas e Infraestructuras de la Facultad de Odontología de la Universidad Complutense ha sido el encargado de conducir la presentación de esta monografía y ha estado acompañado por Nagore Ambrosio, profesora asociada de Periodoncia de la UCM; Pedro Bullón, catedrático de Periodoncia de la Universidad de Sevilla y Rosario Garcillán, profesora titular de Odontología Preventiva de la UCM.

David Herrera ha destacado la repercusión de los biofilms orales en la salud bucodental y en la calidad de vida de las personas: “dentro del acuerdo del convenio de colaboración de la UCM y GSK Consumer Healthcare hemos seleccionado este tema de análisis porque los biofilms orales tienen importantes implicaciones más allá de la salud bucodental y tienen repercusión en el resto del organismo y, por ello, en la calidad de vida”.

Por su parte Davide Fanelli, director general de GSK Consumer Healthcare España, afirma que “ésta es una muestra más de nuestra apuesta por la investigación y la divulgación. Estamos encantados de colaborar con instituciones académicas de primer nivel en el desarrollo de esta monografía y poder avanzar un paso más en nuestro compromiso con la salud bucodental. Esta colaboración muestra una vez más la importancia de estar cerca de todos aquellos profesionales sanitarios que se forman y trabajan para mejorar la salud de las personas y difundir los beneficios del autocuidado”.

El impacto de los biofilms en la salud

La microbiota oral es una de las más complejas del cuerpo humano e incluye la presencia de bacterias, virus, hongos, arqueas y protozoos, microorganismos que forman comunidades de alta complejidad, denominadas biofilms orales.

Durante la presentación de esta monografía se ha destacado el impacto de los «biofilms», responsables de las patologías más importantes de la boca (como la caries y las enfermedades de las encías) y que tienen relación directa en la salud y calidad de vida de las personas, pudiendo favorecer enfermedades cardiovasculares o diabetes.

Los biofilms se adhieren a las diferentes superficies de la cavidad oral y conviven en equilibrio simbiótico en nuestro cuerpo. Cuando el equilibrio se rompe hablamos de disbiosis, que puede dar lugar a la aparición de enfermedades bucodentales o sistémicas.

Para Nagore Ambrosio, “es importante comprender qué es el microbioma oral, así como el papel que los microorganismos clave presentes en él pueden desempeñar en la disbiosis del mismo por su importancia en la salud oral y sistémica de los pacientes”.

Pedro Bullón, por su parte, ha destacado la importancia de la práctica de ejercicio físico, llevar una dieta saludable, una correcta higiene bucodental o dejar el tabaco ya que éste “se relaciona directamente con las enfermedades cardiovasculares y cuya nicotina tiene además un efecto directo en el tejido gingival, pues toca directamente en la encía, con todos los elementos tóxicos actuando directamente sobre ella”.

Durante la presentación se ha destacado la importancia de la figura del profesional odontológico, cuyo papel es clave a la hora de orientar al paciente en cuestiones de salud oral. Por ello, Rosario Garcillán, ha subrayado que “la frecuencia del cepillado es decisiva para salud oral y está relacionada con composición de la microbiota. Las enfermedades bucodentales se pueden controlar con una meticulosa higiene oral. Además, añade, «es necesario desarrollar nuevas estrategias para mejorar el uso complementario de colutorios antisépticos, con la menor afectación posible sobre la microbiota residente».