Dr. Germán Pareja Pané, nuevo presidente del COEC
El Dr. Germán Pareja Pané fue nombrado nuevo presidente del COEC el pasado 8 de octubre. Foto: cedida por COEC.

Entrevista al Dr. Germán Pareja Pané, nuevo presidente del COEC. Profesor asociado y codirector del Posgrado de Odontología Preventiva y Comunitaria Aplicada (Universidad de Barcelona)

— El pasado 8 de octubre tomó posesión del cargo como presidente del COEC, ¿qué objetivos se ha planteado en su legislatura?

— Quiero un Colegio inclusivo, donde todo el mundo tenga cabida y pueda participar, abierto, al servicio del país, transparente y muchas cosas más que lo hagan mejor, pero sobre todo lo quiero fuerte y poderoso. Y esto solo se logra con dos apoyos fundamentales: las personas y la economía.

Quiero una organización eficaz y eficiente que dé los máximos servicios al menor coste posible y una gestión económica en la línea de la que hemos llevado hasta ahora, que haga del COEC una entidad solvente, que controle y reduzca gasto, y que tenga la suficiente liquidez para hacer frente a situaciones y tiempos menos favorables que los de ahora.

La formación es básica en nuestra actividad y la que se ofrece en las universidades garantiza los conocimientos y las habilidades necesarias para los profesionales de la Odontología.

— Es miembro del COEC desde 2014, ¿qué supone para usted formar parte de esta nueva Junta de Gobierno como presidente?

— Es todo un honor y una responsabilidad, al igual que lo fue durante los dos mandatos (ocho años) en los que fui contable. Lo hago con voluntad de servicio a la profesión y a la sociedad.

— La formación ha sido uno de los pilares básicos en su dilatada experiencia como profesional de la Odontología, ¿en qué se va a traducir esa vinculación con la enseñanza en su nueva etapa como presidente?

La formación es básica en nuestra actividad y la que se ofrece en las universidades garantiza los conocimientos y las habilidades necesarias para los profesionales de la Odontología. También es importante en nuestro sector que haya una formación constante y continuada a lo largo de la vida profesional de todos los dentistas para que nos permita hacer frente a los nuevos retos que van surgiendo, a los que surgirán en el futuro y, sobre todo, que nos ayude a hacer frente a esa evolución creciente de la tecnología.

Hace muchos años, más de 25, que soy profesor en la Universidad de Barcelona y le aseguro que de ella salen profesionales excelentemente formados. En este sentido, desde el Colegio seguiremos colaborando, tal y como ya hacemos desde hace años, con el mundo académico.

Cada vez más hay una creciente introducción de la tecnología que nos ayuda a mejorar nuestros tratamientos y, desde un punto de vista epidemiológico, cada vez se controlan más las enfermedades como las caries y los problemas periodontales.

Balance tras la pandemia

— Tras el verano, parece que el sector retoma con fuerza la celebración de congresos de manera presencial, ¿estamos más cerca de recuperar la “normalidad” que conocíamos antes de la pandemia?

Todavía debemos ser prudentes. En este momento, creo que todavía no se puede recuperar la total normalidad que nos permita hacer congresos, actividades y conferencias totalmente presenciales. Pienso, espero y deseo que esta normalidad vuelva muy pronto, pero teniendo en cuenta los datos de incidencia de la enfermedad en nuestro país, así como en otros países, creo que es pronto para pensar que hemos dejado atrás la pandemia y que podamos hacer vida “normal”. En mi opinión, de momento, lo más responsable es seguir apostando por la virtualidad o por formatos mixtos.

— ¿Qué balance puede hacer de los últimos dieciocho meses?

— Es difícil hacer un balance en 18 meses de la evolución de la Odontología, porque es muy poco tiempo para poder verlo en perspectiva, pero sí que se debe remarcar que han sido unos meses muy duros, ya que la pandemia ha afectado mucho a la profesión y esto nos está pasando factura. Ahora bien, creo que en esa “V” que dicen los economistas que se produce durante una pandemia, nos encontramos ya en la subida posterior al pico más bajo.

— ¿En qué ha mejorado la Odontología y qué cuestiones quedan pendientes por mejorar en la nueva era pospandemia?

El balance siempre es positivo en la Odontología. Observamos que cada vez más hay una creciente introducción de la tecnología que nos ayuda a mejorar nuestros tratamientos y, desde un punto de vista epidemiológico, cada vez se controlan más las enfermedades como las caries y los problemas periodontales.

Iniciativas del COEC

— En COEC están concienciados con la promoción de hábitos saludables, ¿qué acogida ha tenido el Canal COEC entre sus colegiados?, ¿y entre los pacientes de las clínicas en las que se ha implementado?

— El Canal COEC tuvo una acogida excelente cuando se puso en marcha. Este servicio se introdujo justo antes de la irrupción de la pandemia y tuvo una muy buena respuesta inicial, ya que los colegiados mostraron mucho interés, del mismo modo que los pacientes que acuden a las clínicas dentales que disponen de este servicio. Cabe destacar que ha habido un pequeño parón a causa de la pandemia, pero espero que a partir de ahora se vuelvan a retomar las altas al Canal COEC.

El futuro de la Odontología en España se percibe con mucha ilusión.

— El COEC dispone de una aplicación móvil a través de la cual sus colegiados encuentran noticias, reciben notificaciones de eventos o generan sus propias recetas digitales: una clara apuesta por la digitalización de sus asociados, ¿cuál es el balance desde la puesta en marcha?

— El balance de la aplicación móvil del COEC es extremadamente positivo. Aunque sí que es cierto que todavía falta que muchos colegiados la utilicen en su día a día. En mi opinión, el hecho que un dentista emita una receta electrónica y se dispense directamente en la farmacia sin tener que hacerla físicamente y que el paciente deba de desplazarse a recogerla, supone un avance muy importante.  Los otros servicios que ofrece esta app como certificaciones o facturas de las cuotas colegiales, entre otros, también suponen una gran comodidad para la colegiación.

— La pasada primavera se lanzó una segunda convocatoria del PIC, el plan de innovación impulsado por el COEC, en el que se inscribieron 553 colegiados. ¿Tienen previsto una nueva edición en 2022? ¿Cómo está ayudando este proyecto a la práctica clínica de los dentistas catalanes?

— Lo que el Colegio ofrece a través del Plan de Innovación Tecnológica del COEC depende mucho de lo que decida la colegiación. Ha habido una muy buena acogida en las ediciones anteriores y seguro que la tercera edición seguirá en la misma línea.

Esta iniciativa responde a la irrupción de la tecnología en la práctica clínica de los profesionales de la Odontología. Así pues, poder acceder a una serie de herramientas de tecnología punta de una manera menos costosa que los precios que hay en el mercado, es muy ventajoso para el colectivo.

El futuro de la Odontología

— Por último, usted está en contacto diario con estudiantes de Odontología, el relevo generacional de la profesión, ¿cómo cree que será el futuro de la Odontología en España?, ¿con qué profesionales nos vamos a encontrar?

El futuro de la Odontología en España se percibe con mucha ilusión. Por lo menos desde el Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de Cataluña observamos que la media de edad de la colegiación cada vez es más joven, que son profesionales muy formados y motivados y que la profesión cada vez se feminiza más. Estoy seguro que esta feminización incidirá muy positivamente en el futuro de la Odontología.

Aunque quizás exista una plétora de profesionales para las necesidades de salud dental que hoy en día requiere nuestra sociedad, se percibe que cada vez más se va compensando con los requerimientos que van surgiendo con el paso de los años. Por eso, creo que esto no debería preocuparnos demasiado.