Cómo elegir los colores de tu clínica dental
Consejos para elegir los colores de tu clínica dental. Foto: Christina Rumpf. Unsplash

De todos es sabido que los colores que nos rodean pueden influir en nuestro estado de ánimo o nos transmiten una impresión u otra sobre un lugar determinado. Por eso, si vas a abrir una clínica, es lógico que te hagas preguntas como ¿cuál es el mejor color para un consultorio dental?

Hay que tener en cuenta que en decoración en general, los colores cálidos transmiten confianza y los más fríos tranquilidad. Por eso en nuestra recomendación hemos seleccionado una mezcla de ambos.

Y atención, porque no solo hay que tener en cuenta cómo van a afectar al paciente, es que además el uso adecuado de los colores en el lugar de trabajo puede ayudar a mejorar la eficiencia, aliviar la fatiga y contribuir a conservar una mentalidad más alegre a lo largo del día.

Top 5 colores en las clínica dentales

No es ningún secreto que a la mayoría de la gente no le gusta en absoluto acudir al dentista. Por eso es sumamente importante que cuando un paciente llegue a nuestra clínica, sepamos transmitirle seguridad, profesionalidad, confianza, bienestar… Obviamente, esto no se consigue solo a través de colores en las paredes o incluso una bonita decoración, también es importante el factor humano.

Pero empecemos por lo sencillo, que es la primera impresión. Y sí, esa sobre todo visual. Por eso queremos hablarte de las clínicas dentales y los colores.

Además, te lo ponemos fácil. En lugar de darte una lista interminable, te facilitamos el top 5 de los colores que bajo nuestro criterio, solo los que debes elegir para tu consultorio o clínica dental.

¿Qué significa el color blanco en odontología?

Lo primero que transmite el color blanco es la sensación de amplitud. Pero sobre todo, y esto es fundamental en un consultorio odontológico, genera sensación de limpieza e higiene a quien lo ve.

Obviamente, es lo primero que queremos que perciba nuestro paciente, que todo está limpio y en orden. ¿Contras? Tienes que combinarlo con otros colores para que no transmita una sensación demasiado de “hospital” y cree incomodidad o desasosiego en tus pacientes más aprensivos.

El verde para las paredes de tu clínica dental

El color verde es normalmente asociado a la naturaleza y por eso los sentimientos que normalmente genera son firmeza y frescura. Curiosa combinación, que puede dar a nuestros pacientes sensación de estar en un lugar seguro y donde recibirá aquello que necesite y le haga sentir mejor.

Pero también puede asociarse al ambiente quirúrgico, por lo que cuidado con la tonalidad que eliges. Tampoco queremos que parezca que les vamos a llevar a quirófano.

En cualquier caso, un bonito tono de verde combinado con tonos crema puede dar sensación de elegancia y frescura, provocando comodidad en la mente de nuestros pacientes.

Cómo usar el color amarillo

Siempre ha sido asociado a la sensación de alegría. Y si bien no va a hacer que los pacientes de la clínica dental estén embargados de alegría por estar allí, sí les puede transmitir positividad. Que todo va a salir bien.

Si decides pintar las paredes de tu consultorio dental en color amarillo, procura que sea un tono que aporte luz, pero que no sea chillón, obviamente. Los tonos de amarillo más llamativos puedes usarlos en la decoración (cuadros, una alfombra, un mueble concreto…) sin que pisen al de las paredes o provoquen un contraste “raro”.

El color azul en odontología

El color azul es el color del mar, del cielo… y por tanto siempre se asocia a la tranquilidad, la serenidad. Y este es un sentimiento que sin duda necesitamos transmitir a muchos de nuestros pacientes, para que puedan respirar tranquilos y pasar a la consulta sin miedo. O al menos intentarlo.

Al igual que antes, – esto en realidad es un consejo general – lo mejor son tonos azules que no sean chillones. Y además, te damos otro consejo: si lo combinas con un color más vivo, como el naranja, transmites incluso mayor sensación de paz.

¿Sirve el color naranja para una clínica dental?

Sí y no. Pintar las paredes de naranja, incluso un naranja claro, puede ser un poco cargante y además difícil de combinar con el resto de la decoración. Para eso te recomendamos que te decantes por el amarillo.

Pero por ejemplo, si optaste por pintar las paredes de blanco, es un color perfecto para dar un toque vibrante a tu clínica usándolo en la recepción o en diferentes elementos decorativos situados en diferentes puntos de la clínica.

Así que si bien no recomendamos el naranja para las paredes de tu clínica dental, no queremos que lo obvies, pues es un color que resulta moderno y acogedor. De ahí que sea buena idea usarlo en recepción, siempre y cuando combine con el resto de los colores del consultorio.

Y hasta aquí nuestro top de colores. Pero antes de terminar, una última apreciación que no debes olvidar: a la hora de elegir el color para pintar las paredes de tu clínica, también debes de tener en cuenta el color de tu uniforme o de los odontólogos que trabajen en ella. Para que el contraste entre uno y otro no desentone o resulte estridente.