COEC
El Dr. Antoni Gómez, presidente del COEC.

El presidente de la organización colegial catalana ha enviado una carta al titular de Sanidad en la que expone la situación por la que están pasando los dentistas a consecuencia de la crisis provocada por el coronavirus.

Las organizaciones colegiales que representan a los dentistas españoles continúan preocupados ante la actual crisis sanitaria. Desde el Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Cataluña (COEC) han remitido una carta al ministro de Sanidad, Salvador Illa.

En ella, el presidente del COEC, el Dr. Antoni Gómez, expresa que “dada la situación epidemiológica mundial causada por la pandemia del COVID-19 y el aumento de casos de contagio en España por la extensión progresiva geográfica y considerando las medidas que han sido tomadas hasta el momento por el Gobierno de España para contener posibles líneas de contagio y controlar el crecimiento exponencial de la epidemia en el país; los dentistas hemos quedado totalmente desamparados y completamente desprotegidos”.

En la carta recuerda que los tratamientos de Odontología implican un contacto directo entre el profesional y el paciente, lo que representa un mayor y alto riesgo de contagio por el coronavirus. Además, indica que “no disponemos de los elementos de protección ni adecuados ni suficientes para los profesionales” frente al COVID-19.

Por todo ello, concluye la el Dr. Antoni Gómez, “es urgente y necesario adoptar medidas adicionales para cumplir los objetivos que justificaron dicha declaración de alerta”. Desde el COEC solicitan “la suspensión de todas y cada una de las actividades de Odontología en las Clínicas Dentales, con la excepción de situaciones comprobadas como urgentes o indiferibles, ponderando siempre previamente el riesgo-beneficio para la salud del paciente y la salud del profesional”.