El objetivo de la Guía es optimizar la coordinación entre farmacéuticos y odontoestomatólogos.

Farmacéuticos y odontoestomatólogos de Cataluña han presentado la primera guía sobre cómo actuar desde la farmacia ante dudas frecuentes de salud bucodental, gracias a la iniciativa conjunta entre el COEC, el Consejo de Colegios de Farmacéuticos de Cataluña y el apoyo del Departamento de Salud de la Generalitat.

Consultas como «¿Qué debo hacer si me sangran las encías?», «¿Y si me duelen los dientes?» o «¿Cómo puedo combatir el mal aliento son algunas de las preguntas más habituales que los usuarios hacen en la farmacia sobre salud bucodental.

Para optimizar la coordinación entre farmacéuticos y odontoestomatólogos y mejorar, a su vez, la efectividad y la seguridad de los tratamientos, el Consejo de Colegios de Farmacéuticos de Cataluña y el Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de Cataluña (COEC), con la colaboración del Departamento de Salud de la Generalitat, han creado la primera Guía de actuación farmacéutica en salud bucodental dirigida a los profesionales farmacéuticos y odontoestomatólogos.

El objetivo de la Guía es optimizar la coordinación entre farmacéuticos y odontoestomatólogos.

Gracias a esta iniciativa, los farmacéuticos tendrán más herramientas en la indicación frente a síntomas menores o problemas de baja complejidad, así como la detección precoz de situaciones, hábitos o características que representan un riesgo para la salud orobucal de los ciudadanos. Al mismo tiempo, estos procedimientos facilitarán la derivación efectiva y eficiente para mantener el cuidado asistencial de los ciudadanos.

La Guía está estructurada en dos partes y aborda, por un lado, los principios de higiene oral y, por otro, la actuación farmacéutica, acompañada de un árbol de decisión, ante las diez consultas más frecuentes sobre salud bucodental.

El documento se ha elaborado basándose en la evidencia existente, de tal manera que los procedimientos de trabajo incluidos aseguran la resolución farmacéutica del problema. A su vez, esta Guía, además de recoger la tarea del farmacéutico como agente de salud activo, demuestra la importancia de la colaboración con los profesionales sanitarios, en este caso, con los odontoestomatólogos, para conseguir un objetivo común: mejorar la salud de las personas.