asd
InicioNoticiasProtagonistas«La plétora profesional conduce al sobretratamiento y la lucha de precios al...

«La plétora profesional conduce al sobretratamiento y la lucha de precios al empeoramiento de la asistencia»

Dr. Luis Cáceres, presidente del Consejo Andaluz de Dentistas y del Colegio de Dentistas de Sevilla

Con sus últimas reelecciones el Dr. Luis Cáceres suma un cuarto de siglo como presidente del Colegio de Dentistas de Sevilla y quince años encabezando el Consejo Andaluz. A pesar de todo este tiempo, afronta su nueva etapa al frente de ambos organismos con ilusión y ganas por mejorar el presente y futuro de los profesionales andaluces.

—Acaba de ser reelegido presidente del Colegio de Dentistas de Sevilla, Dr. Cáceres y ya suma 25 años representando al colectivo de su provincia. ¿Qué le reporta su papel como presidente para concurrir cada año a las elecciones?
—Para mí es una enorme satisfacción. Es un gran orgullo poder representar a la profesión a la que me dedico y trabajar y luchar para dar respuestas a las mayores necesidades y derechos que tenemos los dentistas en Sevilla. Me dedico a ello con gran empeño y con muchas ganas, ya que tantos años de experiencia en la profesión considero que me permiten ver y analizar qué es lo prioritario en el sector.

Asimismo, es fundamental garantizar y hacer garantizar una buena salud bucodental de la ciudadanía a través de campañas y consejos que recalen en la población y hacer una defensa de la sociedad civil a la que representamos. Siempre he tenido una máxima en mi vida: todo aquello que te ilusiona no lo dejes mientras te siga dando felicidad.

—Además, el apoyo en todos estos años de sus colegiados significará que muy mal no lo estará haciendo…
—Cuando algo que realizas lo haces con ganas y entrega es raro que salga mal. Yo, como ya he destacado, le pongo todo mi empeño a esta no fácil labor. Los colegiados son los que tienen que opinar y lo hacen cada cuatro años depositando sus votos en las urnas. Ya me votaron en más ocasiones.

—¿Cómo afronta este nuevo mandato al frente del colegio sevillano?
—Lo afronto con ganas e ilusión, como si fuera esa primera vez en la que fui elegido presidente. Si no se tienen ganas una persona no puede dedicarse a ello porque no es tarea fácil. La presidencia de un Colegio requiere mucha dedicación y mucho sacrificio y produce demasiados sinsabores, pero también da grandes satisfacciones. Además de la crisis económica que estamos sufriendo, en la actualidad la profesión está inmersa en un gran cambio: un gran número de estudiantes que sale cada año de las facultades de Odontología y muchas clínicas dentales, en su mayoría franquicias, ofrecen publicidad engañosa, entre otros problemas, y la Administraciones, por el momento, no nos respaldan.

—¿Cuáles son los objetivos que se ha marcado su equipo de cara a estos próximos cuatro años?
—Son muchos los objetivos que tenemos en mente para este nuevo mandato, pero destacan principalmente el seguir luchando contra el intrusismo profesional que tanto daño está haciendo al sector y a los pacientes afectados. Desde nuestra asesoría jurídica seguimos persiguiendo estos casos. Lo único con lo que no estamos de acuerdo son las penas que se les impone a los que cometen este tipo de delitos, que siguen siendo insuficientes. Tras la primera modificación en el Código Penal nos siguen resultando ridículas.

Asimismo trabajaremos para exigir una mayor regulación de la publicidad sanitaria. No todo vale cuando lo que estás anunciando es salud. Estamos viendo una cantidad de anuncios en los que se ofrecen tratamientos dentales gratis o muy baratos y de lo que realmente se trata es de verdades a medias o de publicidades gancho. Esta publicidad, para mí engañosa, no solo se da en Odontología, también en otras ramas sanitarias. Por ello exigimos que esté regulada.

Además, demandamos un establecimiento del númerus clausus en las facultades que garantice que los alumnos que salgan cada año de ellas puedan incorporarse al mercado laboral sin problema. En estos momentos, nuestros jóvenes dentistas tienen que optar por verdaderos contratos basura o tener que emigrar para ejercer su profesión.

—Desde el Consejo, se están multiplicando las acciones para luchar contra la publicidad engañosa o para denunciar la necesidad de establecer un númerus clausus que frene la plétora profesional o crear las especialidades. ¿Cómo se contemplan estas iniciativas desde el colegio sevillano?
—Desde el Colegio de Sevilla y desde el Consejo Andaluz hemos luchado, y seguimos haciéndolo, contra esta publicidad engañosa que ha aparecido recientemente. Hemos hecho campañas alertando a la población sobre el peligro de hacer caso a este tipo de ofertas, recopilándolas y analizándolas desde nuestra asesoría jurídica. Y en ese sentido lo mantendremos como uno de nuestros principales objetivos.

270_Entrevista
El Dr. Luis Cáceres luchará otros cuatro años más para defender los intereses de los dentistas andaluces.

En cuanto al establecimiento de un númerus clausus: ya he asistido a numerosas reuniones con las Administraciones en ese sentido. Hemos conseguido que se paralice la oferta de otra carrera de Odontología en Sevilla, según habían acordado ya la Universidad Pablo de Olavide y CEADE. Nos parece vergonzoso que en una comunidad autónoma como la nuestra, con un gobierno socialista, se dé formación privada en Odontología y el título sea expedido por una Universidad pública que sostenemos los contribuyentes.

—¿Cuál es la situación actual del dentista sevillano?
—Su situación se asemeja mucho a la del dentista en el resto de España. Como ya he dicho, la profesión se está viendo afectada no solo por la crisis sino también por la plétora profesional y por la publicidad agresiva de muchas clínicas. El futuro se plantea un poco complicado. Hace veinte años me decían que estaba exagerando cuando afirmaba que llegaríamos a tener parados dentro de la profesión. Hoy todos estamos viendo que es una realidad.

—¿Y cuál es la situación del joven odontólogo en particular? ¿Se están marchando muchos jóvenes profesionales de la provincia en busca de oportunidades profesionales?
—Los jóvenes dentistas están viéndose afectados además por la precariedad laboral. Son muchos los que trabajan varias horas a la semana para diferentes clínicas, con unos contratos por parte de los propietarios de las mismas que no consideramos legales.

El dentista se da de alta de autónomo y paga su Responsabilidad Civil Profesional cuando el contrato que debería tener sería laboral; con derecho a su sueldo mensual, sus pagas extras y vacaciones.

Hemos llegado a ver contratos absolutamente leoninos de un dentista trabajando para otro y, donde en una cláusula, en caso de dejar de trabajar para él, no pueda establecer su consulta en menos de 25 kilómetros. Esto nos parece vergonzoso y punible.

Como segundo recurso les queda trabajar fuera de nuestro país. No podemos entender que con el dinero que cuesta formar a un dentista, tengan que salir a otros países que no han pagado nada por su formación.

—Ampliando aún más el ámbito geográfico, y teniendo en cuenta que acaba de ser reelegido también presidente del Consejo Andaluz de Dentistas, ¿es similar la situación del odontólogo en otras provincias de la comunidad?
—Sí, se asemeja mucho. En los plenos andaluces tenemos la oportunidad de compartir todas las provincias nuestros principales problemas. Y constatamos que éstos en las ocho provincias andaluzas son muy parecidos, solo se dan ligeras variaciones.

—¿Qué acciones se llevan a cabo desde el Consejo Andaluz?
—En primer lugar, mantenemos relaciones con la Administración a nivel autonómico, fundamentalmente con las Consejerías de Salud, Educación y Justicia, participando en las alegaciones de todas las normas que afectan a la profesión; tomamos acuerdos mediante consenso en los plenos que celebramos los ocho colegios, que normalmente celebramos cada dos meses; ponemos en marcha medidas consensuadas para luchar contra la publicidad engañosa, el intrusismo profesional y la plétora que existe en nuestra profesión y realizamos una importante labor de coordinación entre todas las Juntas de Gobierno provinciales.

—En estos 25 años al frente del colegio sevillano, y quince del Consejo Andaluz, el panorama odontológico español ha cambiado mucho. ¿Qué de bueno y qué de malo hay en este camino?
—Como bueno, el gran nivel que ha adquirido la profesión, tanto a nivel profesional como tecnológico, siendo necesario aumentar su nivel en investigación.

El incremento del número de profesionales fue en principio muy beneficioso para la profesión y, por supuesto, redundó en beneficio de nuestros pacientes, pero en los últimos años está siendo muy perjudicial, pues la plétora profesional conduce al sobretratamiento y la lucha de precios conduce al empeoramiento en la asistencia.

—¿De qué logro conseguido en esta larga trayectoria colegial se siente más orgulloso?
—A esto deberían responderle mis compañeros, que gracias a su confianza me han hecho mantenerme en este cargo durante 25 años ininterrumpidos.

Gracias a ellos, y a las diferentes Juntas de Gobierno, se ha logrado la defensa de la profesión, en la medida que la legislación y nuestros vigentes estatutos nos lo han permitido.

—¿Y cuál es el que más le gustaría conseguir cuando se «corte la coleta»?
—Cuando me corte la coleta mi única ilusión será vivir en paz, seguir manteniendo mi grupo de amigos y gozar del respeto de todos aquellos que han sido mis compañeros y amigos en la profesión, para los que he trabajado durante tanto tiempo. Con aciertos y errores como sucede en la vida en general y pidiendo disculpas por estos últimos, que seguro también he cometido.

Más personal

Nacido en… Hornachos (Badajoz).
Estado civil… Viudo.
Aficiones… Viajar siempre que pueda.
Deportes… Para practicar, la caza; para ver, el fútbol.
Un libro… Un filo de luz, Andrea Camilleri.
Una película… Apocalypse Now, de Coppola.
Un lugar… África
Música preferida… Cantautores como Serrat.
Viajes en cartera… Zimbabue.

Perfil

Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Sevilla. Especialista en Estomatología por la Universidad Complutense de Madrid. Vocal y secretario del Colegio de la IV Región, pasó a ser presidente de la IV Región y del Colegio de Sevilla en 1990, cargo que ostenta desde entonces. Es también presidente del Consejo Andaluz de Colegios de Dentistas desde su creación en el año 2000. Académico de la Academia Pierre Fauchaud. Práctica privada.

artículos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí
Captcha verification failed!
La puntuación de usuario de captcha falló. ¡por favor contáctenos!