Invertir en enseñanza

El coste de la formación

Además de la búsqueda de un programa formativo que responda al perfil y a los objetivos profesionales del alumno, existen dos factores claves a la hora de tomar una decisión: los requisitos de admisión y el coste de la actividad elegida. Ambos varían mucho según el centro que lo oferte o de la tipología del curso.

Shutterstock- Pathdoc
Shutterstock- Pathdoc

La financiación de los estudios de postgrado, junto con los diferentes requisitos de admisión para acceder a una determinada escuela u organización educativa, también suelen ser decisivos para inclinar la balanza de un estudiante o profesional en la elección de un programa de estudio u otro.

En concreto, este aspecto económico suele ser determinante, en especial, para muchos jóvenes estudiantes, ya que no todos pueden permitirse una formación de postgrado por su elevado coste, pese a la existencia de fuentes de financiación privada y becas oficiales.

También puede resultar disuasorio, a la hora de embarcarse en este tipo de formación y planificar la inversión necesaria para ello, la complicada situación laboral en nuestro país, sobre todo por el elevado número de titulados del sector dental que, promoción tras promoción se lanzan al «desafío» del mundo profesional y que el mercado de trabajo es, en ocasiones, incapaz de absorber.

EN LA MAYORÍA DE LAS COMUNIDADES AUTÓNOMAS, EL COSTE AUMENTA CONFORME EL NIVEL DE ESTUDIOS AVANZA

El aprendizaje cuesta

Shutterstock- Smolaw

A la hora de cursar un Máster Oficial o un Doctorado es necesario saber que ambos tienen un coste fijo establecido por los organismos reguladores de cada Comunidad Autónoma, siempre dentro de los límites que fija el Gobierno para el conjunto del Estado. Por tanto, cada curso académico conlleva diferencias de precio entre unas autonomías y otras, y algunas significativas.

En la mayoría de los decretos autonómicos el coste aumenta conforme el nivel de estudios avanza, ya que los estudios se agrupan en función de su nivel de experimentalidad. Por ello, estudios con mayor experimentalidad como los de Ciencias de la Salud o los de Ingeniería y Arquitectura cuentan con precios notablemente superiores a los de Humanidades y Ciencias Sociales. Así, estudios como los relacionados con la Odontología, requieren de materiales, equipos e instalaciones especiales que suponen fuertes inversiones a los centros de enseñanza.

LAS TASAS RONDAN SOBRE LOS 45 EUROS POR CRÉDITO EN PRIMERA MATRICULACIÓN Y SE PUEDEN CONSULTAR EN LA WEB DE CADA INSTITUCIÓN ACADÉMICA

Por lo tanto, dentro de una misma Comunidad Autónoma hay diferencias según la universidad en la que se vaya a matricular y, en una misma universidad, también existen diferentes costes por crédito en función del grado de experimentalidad de los estudios a cursar. En este sentido, las tasas de postgrado en Odontología en una universidad pública rondan sobre los 45 euros por crédito en primera matriculación. Aunque, en algunos casos, van desde los 80 euros hasta los 225 euros por crédito. Dichos precios están disponibles en la página web de cada institución.

La principal diferencia económica se aprecia entre las universidades públicas y las privadas. De este modo, los precios son más elevados en el caso de las universidades privadas. El hecho de que sean las propias comisiones universitarias las que establecen los baremos supone que los precios de los estudios de postgrado en ellas sean hasta tres veces superiores.

Respecto a los Títulos Propios, es cada centro universitario el que determina sus tarifas. Para ello, se tiene en cuenta la modalidad, duración, tipo de contenido, profesorado y otros aspectos concretos de cada programa. En este caso, también difieren bastante los precios entre las universidades públicas y las privadas. Además, en el precio influye de una manera significativa el hecho de que haya mucha más demanda de este tipo de formación por parte de los estudiantes que la que los centros pueden ofrecer.

En cuanto a los cursos de formación continuada, los precios son muy variados y suelen establecerse en función de diferentes variables como el prestigio del centro, empresa o institución que los imparte; duración del programa; experiencia y trayectoria del profesorado; contenido; metodología de trabajo y material empleado; etc. Así que, antes de decantarse por uno, conviene analizar con detenimiento todo lo que puede ofrecer en términos de calidad-precio y conocimientos a adquirir de cara al futuro profesional.

Becas y ayudas

Shutterstock- Iamnoonmai
Shutterstock- Iamnoonmai

Para reducir los gastos, garantizar la igualdad en el ejercicio del derecho a la educación y para que todos los estudiantes tengan las mismas oportunidades de acceso a estudios superiores, el Estado establece cada año en los presupuestos generales un sistema de becas y ayudas al estudio que se conceden al alumno en función del nivel de renta familiar y el expediente académico, fundamentalmente. Aunque, también se tienen en cuenta otros requisitos para optar por ellas. Por tanto, la cuantía es diferente según las condiciones socioeconómicas y necesidades propias de cada alumno. En este sentido, cabe mencionar, que el Ministerio de Educación y Formación Profesional, así como las consejerías correspondientes a cada Comunidad Autónoma convocan un programa de becas específicas para la formación de postgrado, el cual solo se aplica a los Másteres Oficiales y Doctorados, y pretende cubrir los gastos de matrícula, alojamiento, transporte y material. Las entidades privadas, por su parte, cuentan con diversas formas de financiación para hacer más liviano el peso de la formación que imparte.

LA MAYOR PARTE DE LAS INSTITUCIONES DE ENSEÑANZA TIENEN SU PROPIO PROGRAMA DE BECAS O SISTEMAS DE FINANCIACIÓN

De forma paralela a este tipo de ayudas, la mayor parte de las instituciones de enseñanza ofrecen su propio programa de becas o sistemas de financiación con el fin de facilitar el acceso a la formación en sus centros a aquellos estudiantes brillantes que no puedan permitirse el alto coste que supone estudiar.

Por otro lado, conviene tener en cuenta los programas de becas para la formación que determinadas entidades financieras contemplan, además de haber creado sistemas de préstamos específicos para financiar a estudiantes de los ciclos de formación superior. En este último caso, son imprescindibles los avales. Aunque su principal ventaja es que se puede aplazar el reintegro del importe concedido hasta el final del curso y, a veces, incluso hasta el momento en que el estudiante consigue su plena inserción laboral.

Tras conocer las diferentes opciones de financiación, una de las tareas más importantes para los estudiantes, antes de iniciar la formación, es investigar y comparar todas las alternativas para así seleccionar la que mejor se ajuste a su situación, necesidades e intereses.

CONVIENE TENER EN CUENTA LOS PROGRAMAS DE BECAS PARA LA FORMACIÓN QUE DETERMINADAS ENTIDADES FINANCIERAS CONTEMPLAN

Precios basados en…

Shutterstock- Singkham

Los precios marcados para los estudios de postgrado y de formación continua varían en función de aspectos como:

  • Experiencia y trayectoria del profesorado.
  • Prestigio del centro o entidad que los organice.
  • La calidad del contenido del programa.
  • La metodología de trabajo y e material empleado.
  • La demanda existente.
  • La duración estimada del programa.

Otras facilidades para los estudios

La industria dental es la principal interesada en formar a futuros dentistas y actualizar los conocimientos de aquellos que ya están ejerciendo su profesión. Por eso, también ofrece ayudas a sus potenciales alumnos. Entre ellos, facilidades de pago atendiendo a los diferentes perfiles profesionales, descuentos por inscripción anticipada o por pago íntegro al comienzo del curso. En cuanto a los colegios, sociedades científicas y asociaciones profesionales, todos ellos suelen ofrecer precios especiales para sus miembros en las actividades formativas que organizan (congresos, simposios, cursos, talleres…). Además, algunos de ellos ofertan becas específicas de postgrado e investigación, en colaboración con empresas, como el Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de la I Región (COEM), SECIB (Sociedad Española de Cirugía Bucal), SEPES (Sociedad Española de Prótesis Estomatológica y Estética) y ANEO (Federación Española de Estudiantes de Odontología).

Requisitos para conseguir una plaza

Shutterstock- Africa Studio

Al margen de la cuestión económica existe otra barrera a superar para acceder a la formación de postgrado. Cada universidad exige unos requisitos de acceso dependiendo de la demanda estudiantil. Por eso, acceder a determinados centros formativos de prestigio implica a su vez numerosos trámites, pruebas de acceso y entrevistas personales más allá del expediente académico.

Dichos trámites parten con la solicitud de admisión o prematrícula, acompañada de una carta de presentación y el expediente académico del postulante. A veces, también se solicitan una o dos cartas de recomendación de profesores titulares de la universidad en la que el candidato realizó sus estudios de Grado. Todos estos criterios son los que el centro valora para conceder las plazas en la formación que imparten.

En la actualidad, junto a los citados requisitos, el nivel de inglés también se valora e, incluso, a veces es un requisito indispensable. El certificado más solicitado por las universidades es el TOEFL (Test of English as a Foreign Language).

Asimismo, algunas facultades someten a los candidatos a pruebas sobre la materia base del programa para asegurarse de que la selección de los perfiles es la que mejor se adapta al postgrado y que cumplen con el nivel de conocimientos que se exige para su acceso.

En cuanto a los cursos de formación continuada que ofrecen tanto las universidades, escuelas, empresas privadas del sector dental como los colegios o sociedades científicas, los criterios son más flexibles. De hecho, en algunas ocasiones no es preciso presentar información académica ni documentar experiencia profesional, aunque los responsables de estas organizaciones deben confirmar que el candidato o asistente a la formación cuenta con la titulación y nivel necesario para realizar las técnicas que se van a impartir a lo largo del curso, así como la colegiación y el Seguro de Responsabilidad Civil, dos requisitos necesarios en el campo odontológico siempre que esto implique prácticas sobre pacientes.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario, realizar análisis de navegación de los usuarios, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que rechaza el uso de cookies, pudiendo producirse errores de navegación o problemas de visualización de determinados contenidos. Para más información, consulte previamente nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies