Dos claves para que la educación dental profesional cambie y pueda lograr la equidad en salud
Un estudio incluye dos puntos claves para que la educación dental profesional cambie y pueda lograr la equidad en salud. Imagen: Photographee.es. Shutterstock.

El campo de la Odontología está en continuo cambio debido al avance de la tecnología, pero sin perder de vista al auténtico protagonista: el paciente.

El paciente es el eje alrededor del cual todo lo demás gira. Los odontólogos invierten años formándose en una carrera, en posgrados, másteres, etc, para poder aumentar sus conocimientos y poder prestar la mejor atención posible y contribuir así a un mayor bienestar de la salud. No solo dental sino general, tal y como han demostrado numerosos estudios sobre la relación entre la salud oral y la general.

Y es precisamente en base a este punto -la educación dental de los profesionales de la Odontología-, que la revista Journal of the American Dental Association publicó un artículo sobre cómo el Dr. R. Bruce Donoff y la Dra. Lisa Simon, de la Universidad de Harvard, y autores del estudio «Salud oral en Estados Unidos: avances y desafíos», instaban en el mismo a la transformación de la educación dental profesional.

Si bien el informe ha sido llevado a cabo por el Instituto Nacional de Investigación Dental y Craneofacial (NIDCR) de los Institutos Nacionales de Salud de EE.UU., en el resumen que ofrece en su web Dr. Bicuspid, hay dos puntos interesantes a destacar que podrían ser relevantes para el resto de países.

Centrarse más en las competencias sociales y estructurales

Los autores del estudio defienden que se debe cambiar el enfoque en la educación dental, actualmente centrado en las habilidades técnicas, y en su lugar abordar competencias sociales y estructurales.

Su argumento es que un énfasis excesivo en las habilidades técnicas produce dentistas que se convierten en expertos en los aspectos mecánicos de la Odontología, en lugar de líderes en la atención médica.

Por eso indican que es fundamental que la educación en humanidades dentales, competencia estructural y políticas de salud se enseñe con el mismo nivel de rigor que la ciencia y la técnica.

La relación entre formación dental y otras disciplinas sanitarias

En este caso, los autores del estudio exponen que a medida que la población va envejeciendo, los dentistas deberán tratar cada vez más a pacientes que presenten múltiples afecciones crónicas.

Por eso mismo, instan a las facultades de Odontología a colaborar con centros comunitarios y universitarios fuera de los propios, para brindar a los estudiantes de Odontología al menos cierta experiencia en áreas relevantes de la Medicina. Lo cual, a su vez, también ayudaría a que los profesionales de la salud puedan darse cuenta del papel fundamental que desempeñan los dentistas en el avance de la salud general.

Precisamente sobre la educación dental profesional, próximamente 500 expertos en Odontología se darán cita en el Congreso Europeo de Facultades de Odontología e instituciones de educación dental, que se celebrará en Palma de Mallorca. En referencia a este congreso, el Dr. Paal Barkvoll, máximo responsable de la Asociación para la Educación Dental en Europa (ADEE), declaraba en una visita institucional a Palma que “el campo de la Odontología está viviendo momentos de transformación y cambios y nos tenemos que preparar todos, tanto equipos docentes, como investigadores y alumnado, para (…) mejorar significativamente la calidad de vida de los pacientes y la comodidad y la eficacia del odontólogo”. ¿Coincidirán en alguna de sus ponencias del Congreso con lo expuesto por el Dr. Donoff y la Dra. Lisa Simon?