¿Por qué estudiar Odontología? ¿Vale la pena?
¿Por qué estudiar Odontología? ¿Es difícil? ¿Vale la pena? Imagen: Alex Samuels. Unsplash

Hay dos preguntas básicas que cualquier persona que se esté planteando convertirse en dentista se suele hacer: ¿por qué estudiar Odontología? ¿estudiar Odontología es difícil? Una vez que ya se tiene la respuesta a esta primera “barrera” pueden venir algunas más concretas, como las razones por las que estudiarla o las ventajas y desventajas de embarcarte en la carrera de odontología.

Desde Gaceta Dental hemos querido responder a estas preguntas básicas que todo candidato a estudiante de odontología se puede hacer, de manera rigurosa y con varias fuentes que te permitan ahondar en los puntos de tu interés.

¿Estudiar odontología es difícil?

La odontología es una carrera que abarca muchas materias del ámbito sanitario, entre otras. Puedes consultar los planes de estudio de las diferentes facultades de Odontología para hacerte una idea de lo que tendrás que estudiar y cuándo, ya que puede variar el orden en el que se dan las asignaturas o cómo están estructuradas. Por ejemplo, consultando la Facultad de Odontología de la Universidad Complutense de Madrid y el Grado de odontología de la Universidad de Sevilla, algunas de las asignaturas que tendrás que estudiar a lo largo de la carrera serán ‘Genética, bioquímica y biología molecular’, en el primer curso. ‘Patología médica general’ en el segundo curso o ‘Cirugía bucal’ en el tercero. Además de ‘Bioestadística’ o ‘Patología quirúrgica’.

Y no solo se trata del contenido teórico, si no también del práctico, ya que la única manera de ser dentista es practicar. Para cubrir esta parte de los estudios de Odontología, muchas facultades, como por ejemplo en la Complutense o en la Universidad Alfonso XII el Sabio, tienen sus propias clínicas universitarias, donde se realiza la parte práctica de la formación. ¿Es esta parte difícil? En este caso hay que tener en cuenta no solo los conocimientos, sino también la destreza. No solo manejando todas las herramientas que vas a necesitar como odontólogo/a, si no que debes prestar atención desde el principio a muchos otros factores como tu higiene postural, para en un futuro evitar por ejemplo problemas de espalda.

La American Dental Education Association (ADEA) describió habilidades como la destreza manual, la asertividad o la facilidadel trato interpersonal en su lista de habilidades que un dentista de éxito debería tener. Son habilidades que desde el mismo momento de empezar tu carrera se van a valorar o exigir, y puede venir bien que les eches un vistazo para valorar si te sientes representado por ellas o crees que podrías aspirar a trabajarlas.

Más allá de estas skills, hay muchas universidades que llevan asociados programas de investigación, como el que te acabamos de enlazar de la Universidad de Sevilla, en los cuales los estudiantes pueden colaborar en líneas de investigación e incluso ganar premios como el de Gaceta Dental, que con el patrocinio de EDE Formación, recompensa a los mejores trabajos de estudiantes de último curso del Grado en Odontología y de Postgrado de la rama, matriculados en Universidades españolas.

En definitiva, si estudiar odontología es difícil o no, dependerá mucho de las habilidades, determinación y enfoque de cada estudiante, como cualquier otra carrera universitaria.

Si buscamos un dato objetivo, según datos publicados en el informe Titulación en Educación Superior 2020, elaborado por el Servicio de Información de Educación Superior (SIES) del Ministerio de Educación, la carrera de Odontología está entre el ranking de las más difíciles, concretamente en el puesto doce.

También debes considerar el hecho de que una vez termines la carrera, o bien debes seguir estudiando para especializarte, o bien vas a tener que estar igualmente al día de todos los avances que se producen en el sector, para dar la mejor atención a tus pacientes. Pero sobre esto entramos en detalle en el último punto del artículo.

¿Vale la pena estudiar odontología?

Entonces, ¿por qué estudiar Odontología? Teoría, práctica, investigación, formación continua… Puede parecer un poco abrumador. ¿Realmente vale la pena?

Una de las razones para estudiar Odontología es que se trata de una profesión muy valorada, ya que como has podido ver, todo el trabajo y los conocimientos que se adquieren durante su carrera y posteriores estudios, es mucho. Sin olvidar la cantidad de ramas o especialidades en las que tienes la opción de terminar tus estudios.

Debes de tener en cuenta que, a fecha de hoy, en España, las especialidades de Odontología no están reconocidas como para poder optar a ejercerlas en el resto de Europa (donde sí lo están en mayor o menor medida). Aunque ya se están dando pasos en esta dirección, de momento supone un agravio comparativo importante respecto a otros países del continente.

A pesar de esta dificultad, con el grado de Odontología tienes la posibilidad de trabajar en el extranjero. Según el Colegio de Dentistas, en su estudio ‘La Salud Bucodental en España 2020’, indicaban que aproximadamente unos 600 dentistas españoles trabajan fuera de nuestro país, siendo el Reino Unido el destino más frecuente. Tras el Brexit, otros destinos como Alemania o Francia están ganando mucho peso.

De todas formas, no hace falta irse al extranjero para poder trabajar, ya que en España la demanda de dentistas sigue al alza. Según el mismo estudio de la Salud Bucodental en España, el envejecimiento de la población será uno de los motivos por los que en el futuro seguirá habiendo demanda de dentistas. De hecho, si hablamos del pasado, en la última década, el número de dentistas en España ha aumentado un 43%.

Pero no todo son buenas noticias, ya que este crecimiento “conlleva desempleo y aumenta las subcontrataciones de profesionales». Algo que desde el Consejo General de Dentistas y con el apoyo de todos los presidentes de Colegios Oficiales, también se quiere solventar proponiendo instaurar un númerus clausus eficaz que ayudaría a “reducir el número de titulados y a garantizar tanto una formación como una atención al paciente de calidad”.

Por último, si tienes interés en dedicarte a la investigación, hay muchos campos en Odontología en los que vas a poder investigar, y precisamente de la situación de la investigación en Odontología nos hablaba el Dr. Manuel Toledano, situado entre los siete científicos españoles más influyentes de la Odontología mundial, según el prestigioso Ranking of the World Scientists: World´s Top 2% Scientists de la Universidad de Stanford. “Existen maestros dispuestos a enseñar el método científico. Hay laboratorios bien equipados, y existe financiación.”

Todo ello, además, como forma de ayudar a quien lo necesita, pues la Odontología no deja de ser una disciplina que cuida de los demás, ayudando a las personas a mantener y cuidar su salud oral, que ya se ha visto en numerosos estudios que una mala salud bucal está claramente conectada con todo lo relacionado con la salud en general: un mayor riesgo de partos prematuros, una mayor gravedad del COVID y mucho más.

Entonces, a la pregunta de ¿por qué estudiar Odontología?, solo te podemos decir que si tienes vocación de ayudar y curiosidad por la ciencia, además de un carácter donde sobresalen la constancia y el esfuerzo, sin duda la odontología es una de las mejores carreras para ti. Pero si quieres saber aún más sobre qué se necesita para ser un profesional o una profesional de la odontología, puedes leer sobre las habilidades que debe tener un dentista, y que sin duda te harán falta en el futuro.

Pros y contras de estudiar odontología

Primero vamos a ir con algunas de las ventajas de estudiar Odontología, aunque cuáles sean ventajas o desventajas a veces depende del cristal con que se mire. Si te gusta estudiar, el hecho de que siempre vayas a tener que estar aprendiendo te puede parecer una ventaja. Mientras que a otras personas no les agrade.

Algunos de los puntos que se tratan no son solo en lo que se refiere al estudio, si no también a lo que conlleva a posteriori el haber estudiado Odontología, ya que tal como hemos ido haciendo a lo largo del artículo, pensamos que hay que pensar un poco en el largo plazo y por eso preferimos ir más allá de lo que es simplemente los años del Grado.

Ventajas de estudiar Odontología

  • Al terminar la carrera vas a poder trabajar por cuenta ajena o abrir una clínica dental propia.
  • Posibilidad de tener un buen sueldo, aunque cuánto gana un dentista en España ya explicamos que depende de varios factores.
  • Vas a sentir que tu trabajo es útil y a sentirte una persona realizada, ya que vas a poder mejorar la vida de las personas. Es decir, de tus pacientes. No solo con los tratamientos que realices, muchas clínicas y muchos profesionales hacen voluntariado o participan activamente en campañas de concienciación, ambas cosas muy necesarias.
  • Nunca vas a aburrirte, ya que como hemos mencionado anteriormente, tanto en la carrera como en tu vida profesional, vas a tener que seguir estudiando y aprendiendo. Pero no solo sobre Odontología, también sobre tecnología, idiomas, cómo aplicar la inteligencia emocional… entre otras cosas. Si odias la monotonía, la Odontología puede ser tu carrera.
  • Alta empleabilidad. Ya hemos visto que no se prevé que decaiga la demanda de dentistas. Y será incluso mejor si te especializas en una rama que tenga una alta demanda laboral, o bien en el presente o que sea una clara tendencia de futuro.

También hay algunas desventajas

Para terminar, vamos a enumerar algunas desventajas de estudiar Odontología, pero no para que te desanimes, si no solo para que las tengas en cuenta. No todas ellas se tienen que cumplir, por supuesto.

  • Son muchos años de estudio. Y no hablamos de la carrera solamente. O incluso del tiempo que debas dedicar a la especialización, si optas por una. Si no te apetece nada estar siempre o casi siempre estudiando y formándote, esto puede representar para ti una desventaja.
  • Lo mencionábamos antes: al haber cada vez más dentistas, no solo hay más competencia laboral, si no que a no ser que destaques, después de haber estudiado tanto, puedes verte abocado a condiciones laborales que no son las deseadas.
  • Si trabajas para terceros, puede no ser un inconveniente. Pero si abres tu propia clínica, debes tener en cuenta la fuerte inversión que tendrás que realizar, ya que los recursos materiales para atender a los pacientes tienen costes elevados.
  • En muchas clínicas, o incluso en la tuya propia si optas por tener un horario de urgencias, puedes pasarte muchas horas trabajando. En realidad, en una clínica propia casi seguro que vas a invertir muchas horas de trabajo diarias.
  • Si bien ayudar a mejorar la salud oral – y general – de las personas es un aliciente, no podemos negar que a veces tratar con pacientes puede no ser para todos. De hecho, hay estudios realizados sobre el desgaste o burnout que sienten los odontólogos e incluso sobre si son los dentistas felices. Como todo, depende de muchas cosas, y pasa en casi todas las profesiones. Pero especialmente en una como esta, en la que tratas con el paciente cara a cara, a veces es más estresante o frustrante. Sobre todo porque, a no ser que te especialices, vas a tratar con todo tipo de edades, desde niños a adultos y personas mayores, cada una con sus propias características.
  • Si trabajas para terceros, tienes la opción de llegar a ganar un buen sueldo, pero cuidado porque no siempre vas a recibir buenos salarios, como ya has visto.
  • Existe la posibilidad de trabajar en el sector público, pero tal como indica el Consejo de Dentistas, en España, no existe una financiación pública para los tratamientos dentales, – salvo algunas excepciones – como sí la hay en otros países europeos. En nuestro caso, son los propios pacientes los que deben sufragar sus tratamientos odontológicos. “Por ese motivo, la principal y casi exclusiva salida profesional que tienen los odontólogos en nuestro país es ejercer a nivel privado
  • Para terminar, de momento son desventajas el hecho de que las especialidades no están reconocidas fuera de España y que el número de dentistas siga creciendo sin la implantación del númerus clausus, por lo que aumenta la competencia laboral y la precariedad. Pero son situaciones que se confía se solucionen con el tiempo, pues las asociaciones de dentistas ya están trabajando en ellas o al menos reclamándolas.

Y hasta aquí las ventajas y desventajas de estudiar Odontología. Esperamos que este artículo te haya sido de utilidad y ahora tengas más claro si vale o no la pena decantarse por esta carrera. Ante la duda, te recomendamos preguntar a tu odontólogo de confianza por su propia experiencia en la profesión. Nadie mejor que él o ella te sabrá aportar ese valor testimonial tan importante a la hora de tomar una decisión tan crucial.