Cómo manejar los contactos estrechos de la Covid-19 en trabajadores sanitarios
Cómo manejar los contactos estrechos de la Covid-19 en trabajadores sanitarios. Foto: JC Gellidon, Unsplash.

La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, a través de la Dirección General de Salud Pública, ha emitido un nuevo documento en el que se establecen las pautas a seguir en el manejo de contactos estrechos en trabajadores sanitarios.

Dicho documento, con fecha 16 de diciembre, indica que la Estrategia de Detección Precoz, Vigilancia y Control de la Covid-19 de la Comunidad de Madrid, así como la del Ministerio de Sanidad, establecen unas consideraciones especiales en el manejo de contactos estrecho en trabajadores sanitarios.

Protocolo para los trabajadores sanitarios

Se establecen similares recomendaciones para las personas vacunadas con pauta completa y que sean consideradas contacto estrecho (independientemente de su actividad laboral) y se indica que estarán exentas de realizar cuarentena. Se les realizará un seguimiento con una PDIA (Prueba Diagnóstica de Infección Activa), preferentemente PCR. Además, el documento indica que, idealmente, se realizarán dos pruebas: una al inicio y otra alrededor de los 7 días del último contacto con el caso confirmado.

Las personas trabajadoras de centros sanitarios o sociosanitarios estarán exentas de realizar cuarentena si están vacunadas y utilizan EPIs adecuados, aunque se tendrá en cuenta la unidad hospitalaria en la que desarrollan su actividad laboral, pudiendo valorar cada caso si es necesario.

Entre las diferencias que establece este documento respecto a un contacto estrecho vacunado en población general y un trabajador sanitario, destaca el asegurar la realización de más de una PDIA durante el período de cuarentena, que en los trabajadores sanitarios serán al menos dos y preferentemente PCR. En una valoración individual, se establece que puedan realizarse un número mayor de PCR durante ese período de cuarentena (cada 72 horas).

Otra de las diferencias que establece el documento es la de garantizar, durante el ejercicio profesional sanitario, la utilización de EPIs adecuados.

Solo se contempla la cuarentena u otras medidas, como la reubicación, por contacto con pacientes vulnerables en trabajadores hospitalarios, donde la vulnerabilidad de los pacientes sea máxima (hematología, UCI, oncología o unidades de quemados, por ejemplo). En este caso se excluyen los demás ámbitos sanitarios.

Variante Ómicron

Según indica el documento de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, en la actualidad existe la recomendación a nivel estatal de establecer cuarentenas para los contactos estrechos de casos sospechosos o confirmados de esta nueva variante, independientemente de la situación vacunal del contacto.

Tal y como destaca el documento de la Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, “es necesario tener en cuenta que, en el momento actual, cuarentenar de forma general a todos los trabajadores sanitarios con pauta de vacunación completa, y la mayoría, con dosis de refuerzo, podría comprometer en algún momento la propia asistencia sanitaria sin clara justificación por la situación epidemiológica de las variantes circulantes”.