Breve historia de la Ortodoncia
Los tratamientos ortodóncicos ya se practicaban hace miles de años. Foto: Enis Yavuz, Unsplash

¿Cómo han evolucionado los tratamientos de ortodoncia?, ¿desde cuándo se utilizan métodos para mejorar el aspecto de los dientes? La ortodoncista Amy Westrope analiza en la web de Dentistry la evolución, a lo largo de la historia, de esta rama de la Odontología.

Los inicios de la Ortodoncia

En términos odontológicos, la Ortodoncia podría parecer la rama más moderna. Sin embargo, tal y como subraya Westrope en su artículo, el objetivo de conseguir la «sonrisa perfecta» ha sido una preocupación latente desde hace miles de años.

Según el estudio de Westrope, muchas de las momias egipcias encontradas a lo largo de la historia poseían toscas bandas metálicas alrededor de los dientes. Incluso los arqueólogos creían que las tripas de gato podían estar atadas a estas bandas para ejercer presión y mover los dientes.

Griegos, etruscos y romanos

Pero los antiguos griegos, etruscos y romanos también practicaban la ortodoncia. Algunas de las evidencias en las que se basa la ortodoncista británica en su estudio son, por ejemplo, el hecho de haber encontrado bandas de oro para conservar la posición de los dientes después de la muerte en las mujeres etruscas.

Alrededor del año 400 a.C., el médico griego Hipócrates escribió la primera descripción conocida de las irregularidades dentales. Y, cuatrocientos años más tarde, el enciclopedista romano Aulus Cornelius Celsus recomendaba llevar los dientes recién salidos a su posición correcta empujándolos regularmente con los dedos (“si cuando erupciona el diente permanente en un niño, el diente temporal no se ha caído, debemos quitarle este y empujar con el dedo el diente definitivo hasta que alcance su posición correcta”).

Y en el siglo I, el escritor y militar romano Plinio el Viejo, argumentaba que, para corregir los dientes alargados, era necesario limarlos a la medida. De esta manera, se conseguía una correcta alineación de las piezas dentales.

La Ortodoncia desde el siglo XVII hasta finales del siglo XX

Ya en el siglo XVII, encontramos las primeras pruebas del uso de impresiones dentales, en las que se utilizaba cera para realizarlas.

Si avanzamos un poco más en la historia, en el siglo XVIII, el médico francés Pierre Fauchard (considerado el «padre de la odontología moderna») inventó un aparato llamado bandeau. Se cree que fue el primer aparato dental moderno que podía utilizarse para alinear los dientes.

El bandeau era pieza de hierro en forma de herradura que contenía agujeros espaciados que se ajustaban a los dientes para corregir su alineación. De este modo, se alineaban los dientes a la fuerza atándolos a los dientes colindantes.

El siglo XIX

En 1819, Christophe-François Delabarre creó la «cuna» de alambre, que se colocaba directamente sobre cada conjunto de dos dientes para poder mantenerlos en su sitio. Además, según comenta Westrope en su artículo, separaba los dientes apiñados insertando cuñas de madera entre cada espacio.

Tres años después, en 1822, se inventó el anclaje occipital. Esta forma de arnés se sujetaba a la mandíbula desde el exterior de la boca para ejercer presión sobre los dientes.

En 1839, Chapin A. Harris publicó “The Dental Art: A Practical Treatise on Dental Surgery”, libro en el que se describen diferentes prácticas para la rotación de los dientes o la apertura de la mordida dental.

Por supuesto, continúa Amy Westrope, ninguna historia de la Ortodoncia está completa sin mencionar a Edward Hartley Angle, considerado como «padre de la ortodoncia moderna». A partir de 1880, y con una larga lista de logros a sus espaldas, identificó las verdaderas propiedades de una maloclusión, o desalineación, abordándolas con un conjunto de aparatos de ortodoncia cada vez más eficaces.

El siglo XX

Ya en el siglo XX, antes de la década de 1970, los ortodoncistas anclaban los brackets a los dientes enrollando alambres alrededor de cada diente. Sin embargo, la invención de los adhesivos dentales permitió pegar los brackets a la superficie de los dientes.

El acero inoxidable sustituyó al oro y la plata como la opción más popular para los alambres, debido a su capacidad de manipulación y a la reducción significativa de los costes de los brackets. Fue también por aquella época, en la década de los 70, cuando se introdujeron por primera vez los brackets linguales.

En la actualidad, existen diversos tipos de tratamientos ortodóncicos que se ajustan a todo tipo de patologías. En este artículo, despejamos todas las dudas que puedas tener al respecto.

Fuente: Dentistry