Evaluación de la terapia antibiótica sistémica y el tratamiento no quirúrgico de la periimplantitis.
Evaluación de la terapia antibiótica sistémica y el tratamiento no quirúrgico de la periimplantitis. Imagen: Aslysun. Shutterstock

La periimplantitis es una enfermedad inflamatoria que afecta a los tejidos periimplantarios, cuya causa principal suele ser generalmente bacteriana. En España, una de cada cuatro personas con implantes dentales desarrollan periimplantitis, y aunque en los últimos años se han propuesto varios enfoques terapéuticos (no quirúrgicos y quirúrgicos), los resultados siguen siendo inciertos.

El objetivo de este estudio fue evaluar el efecto de la combinación de amoxicilina (AMX) y metronidazol (MTZ) en el tratamiento no quirúrgico de la periimplantitis.

Material y métodos

En este ensayo clínico aleatorio participaron 62 sujetos diagnosticados con una periimplantitis, la cual tuvo que ser manejable de forma no quirúrgica. Todos los pacientes recibieron entre una y cinco sesiones de un desbridamiento mecánico de los implantes y los dientes por parte de higienistas dentales experimentados.

La instrumentación alrededor de los implantes se realizó con insertos ultrasónicos y un pulidor de aire con punta subgingival. La instrumentación alrededor de los dientes se realizó con ultrasonidos y curetas. Se proporcionaron instrucciones de higiene bucal personalizadas.

Los pacientes fueron asignados aleatoriamente a uno de los dos grupos:

  1. Grupo de prueba: tratamiento no quirúrgico con enjuague bucal de clorhexidina (CHX) al 0,12% + cloruro de cetilpiridinio (CPC) al 0,05% (dos veces al día, durante 30 segundos, durante 14 días) + uso de AMX y MTZ sistémicos (500 mg de cada uno, tres veces al día, durante siete días).
  2. Grupo de control: tratamiento no quirúrgico con un 0,12% CHX + 0,05% CPC colutorio (dos veces al día, durante 30 segundos, durante 14 días).

El criterio de valoración principal del estudio fue el cambio en puntuación de la hemorragia periimplantaria.

Los criterios de valoración secundarios fueron los cambios en la placa periimplantaria y periodontal, la supuración, profundidad media de sondeo, niveles medios de inserción clínica y niveles medios del hueso periimplantario.

Se realizó una reevaluación a los tres meses para valorar los cambios con respecto a los datos iniciales.

Resultados

Sesenta y dos pacientes con 143 implantes con periimplantitis se incluyeron en este estudio:

  • 32 pacientes en el grupo de control (68 implantes)
  • Y 30 pacientes en el grupo de prueba (75 implantes)

Un total de 57 pacientes con 122 implantes fueron reevaluados a los tres meses.

En cuanto a la clínica inicial periimplantaria y los parámetros clínicos periodontales, no se observaron diferencias entre los dos grupos.

Reevaluación a los tres meses

A los tres meses no había diferencias significativas de los datos clínicos entre los grupos. Sin embargo, había cierta tendencia hacia el beneficio de los antimicrobianos sistémicos para las bolsas periimplantarias presentes inicialmente.

En cuanto al análisis microbiológico, aunque se observó una reducción del número medio de bacterias en la reevaluación a los tres meses, no se encontraron diferencias significativas ni en los implantes ni en los dientes.

Tampoco hubo diferencias entre los dos grupos en cuanto a grupos en términos de resultados/eventos adversos relacionados con el tratamiento.

  • Veinte pacientes (11 en el grupo de control y 9 en el de grupo de prueba) fueron programados para una cirugía que incluía la explantación de implante en dos pacientes.
  • Ocho pacientes fueron programados para un retratamiento no quirúrgico para mejorar el control de la placa y la adherencia.

Conclusiones e impacto

El uso complementario de antibióticos sistémicos junto al tratamiento no quirúrgico de la periimplantitis no muestra ningún beneficio adicional a los tres meses, ni en términos de parámetros clínicos ni microbiológicos.

No se recomienda la prescripción rutinaria de terapia antibiótica para tratar la periimplantitis.

La terapia no quirúrgica meticulosa y un paciente obediente deben preceder siempre a cualquier intervención quirúrgica para un mejor manejo de la periimplantitis.

Limitaciones del estudio

El periodo de seguimiento pudo haber sido demasiado corto: un periodo de seguimiento más largo podría dar lugar a diferentes resultados entre los dos grupos.

No se han identificado otras limitaciones que afecten a la validez de los resultados.

Fuente: European Federation of Periodontology.
Leer PDF del artículo original en francés.