¿Qué hace un ortodoncista?
¿Qué hace un ortodoncista? Foto: Enis Yavuz. Unsplash

Dentro de las muchas ramas en las que te puedes especializar dentro de la odontología, se encuentra la de la ortodoncia, que es la que aplica el ortodoncista. Sin embargo, suele haber algunas dudas y confusión al respecto, por lo que hemos seleccionado las principales preguntas y les hemos dado respuesta, para que sepas por qué ser ortodoncista y todo lo que ello implica.

¿Qué es un ortodoncista?

La función del ortodoncista es prevenir, detectar y corregir cualquier problema que impida al paciente cerrar la boca correctamente, además de tener todas sus piezas bien alineadas y por supuesto, sanas.

Por lo tanto, el odontólogo ortodoncista debe realizar un diagnóstico del paciente y llevar a cabo el tratamiento que necesiten por ejemplo los dientes irregulares, que están apretados, se montan entre sí, con prognatismo (que sobresalen en exceso)… Sin olvidar que también estudia el desarrollo de los huesos maxilofaciales para un correcto encaje de la boca y para corregir la mordida abierta, la mordida cruzada, sobremordida, etc.

Es decir, el ortodoncista es el profesional que se encarga de corregir los dientes gracias a tratamientos llevados a cabo con las diferentes modalidades de ortodoncia.

¿Los ortodoncistas son dentistas?

Esta es una de las dudas más comunes. ¿Es lo mismo ser dentista que ortodoncista? Lo que tienen en común es que ambos trabajan en el cuidado de los dientes. Pero los dentistas (que es para lo que te capacita la carrera de odontología) se encargan de tareas muy diferentes, ya que ellos trabajan la limpieza bucal, las caries, etc.

Sin embargo, un ortodoncista trabaja también con los huesos faciales, ya que como hemos mencionado antes, soluciona problemas de mordida. Mientras que un dentista, digamos, trabaja los dientes, un ortodoncista los coloca. Por lo tanto, tiene una formación mucho más específica que veremos al final del post, cuando expliquemos qué tienes que estudiar para poder ejercer dentro de esta especialidad.

Odontopediatra y ortodoncista. Diferencias

Es importante hablar también de la diferencia entre un ortodoncista y un odontopediatra, ya que la colocación de aparatos de ortodoncia se asocia más a niños y adolescentes (aunque cada vez más adultos los llevan).

Por poner un símil, es como diferenciar entre una profesional de medicina general y un pediatra. Un odontopediatra está especializado en todo lo que tiene que ver con la salud bucal de los niños, ya que durante los años de especialización estudiará el tratamiento del desarrollo de los dientes y los requisitos especiales de la odontología infantil. Además, se centran por ejemplo mucho más en los tratamientos preventivos y en inculcar hábitos de higiene bucal desde pequeños.

Y está claro que al trabajar continuamente con niños, no solo van a saber tratar mejor sus enfermedades y afecciones bucales, si no que van a saber (o deberían) tener un trato más cercano y tranquilizador con ellos. Esto es debido a que en la especialización también estudian el comportamiento infantil y su psicología, lo que les ayudará a hacer que los niños se sientan cómodos. Incluso reciben formación sobre el tratamiento de niños con necesidades especiales.

¿Qué hace un ortodoncista?

Si bien ya hemos respondido a esta pregunta brevemente, ahora vamos a ver con más detalle qué hace exactamente un ortodoncista, para que te hagas una idea de cuáles serían tus funciones en caso de elegir esta especialidad.

Detectar y resolver problemas dentales

Para esto debes conocer perfectamente todo sobre el posicionamiento y forma de los dientes, para detectar las anomalías que presente el paciente y la solución que debes aplicar. Parece obvio, pero esto implica un estudio muy amplio y profundo de la anatomía no solo de la boca y los dientes, si no del cráneo también.

Te vamos adelantando, aunque volveremos a ello más adelante, que esto supone además que vas a tener que estar constantemente aprendiendo, no tanto sobre anatomía, sino sobre las técnicas que vayan surgiendo para tratar sus problemas.
Aplicar sus conocimientos de anatomía del cráneo, cara y dientes

Si no tienes la visión global de cómo afectan las afecciones que estás tratando a la cabeza en sí, va a ser muy difícil que hagas un buen diagnóstico y mucho menos que lo soluciones.

¿Por qué? Si alguna vez has visto un cráneo, sobre todo alguna con deformaciones, habrás podido darte cuenta tú sola o solo que su morfología es crucial a la hora de determinar la mordida, ya que esta depende también de los huesos del cráneo, y por lo tanto muchas veces estos pueden ser los causantes de la patología.

Si esto es así, debes saber diferenciar si el paciente necesita una ortodoncia o directamente debe pasar por una cirugía maxilofacial.

Aplicar las soluciones pertinentes para cada paciente

Una vez se ha detectado el origen del problema, hay que determinar cuál es la mejor manera de tratarlo, ya que no todos los tratamientos que corrigen el mal posicionamiento de los dientes y la mandíbula son los mismos.

Tu trabajo fundamental, llegados a este punto, es saber qué tipo de ortodoncia tienes que aplicar, ya que existen muchas.

Y si todo esto te ha convencido o aclarado tus dudas, pasamos a la que seguro es tu siguiente pregunta.

¿Qué debo estudiar para ser ortodoncista?

Como seguro ya sabes o has imaginado leyendo este artículo, lo primero que tienes que hacer para ser odontólogo ortodoncista es completar la carrera de odontología, que dura seis años. El siguiente paso para ser ortodoncista es cursar un grado o un máster, que te llevará otros 3 años.

Es decir, ¿cuántos años se estudia para ser ortodoncista?. Pues al menos, 9 años, sumando carrera universitaria y post grado.

Ahora, si lo que te preguntas es qué grado hay que hacer para ser ortodoncista, la oferta es amplia y variada. En Gaceta Dental por ejemplo, hace tiempo hablamos de la formación en ortodoncia que había llevado a cabo el Colegio de Dentistas de Sevilla. Pero tu elección dependerá de muchos factores.

Lo más importante es que sea cual sea el grado que elijas, debe incluir pilares de la formación en ortodoncia como la ya mencionada anatomía del cráneo, un estudio comprehensivo de los diferentes tipos de afecciones y sus causas, cómo hacer un diagnóstico correctamente y cómo elegir el tratamiento más adecuado.

Esto es solo un aperitivo, claro. Tres años de especialización dan para mucho. Pero sobre todo, ten en cuenta algo que mencionamos antes de pasada: la continua formación. Tras la carrera universitaria de odontología, tras tu máster o grado en ortodoncia, vas a tener que acudir a talleres, seminarios, cursos, conferencias… donde seguir ampliando tus conocimientos y estar siempre al día. Ya que el futuro de la ortodoncia pasa por la especialización.

Lo bueno es que tanto esfuerzo tendrá su recompensa, ya que el ortodoncista es una de las especialidades mejor pagadas de la odontología.