La importancia de la revisión dental después del verano
Las revisiones dentales después del verano permiten reforzar el tratamiento más efectivo: la prevención. Foto: Bruce Christianson, Unsplash.

Tras disfrutar de las ansiadas vacaciones, toca volver a la rutina diaria: el trabajo, la vuelta al colegio y, como no, retomar las visitas al dentista.

Desde el Ilustre Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Asturias (CODES) inciden en la importancia de incluir la visita al dentista entre las rutinas que van incorporándose al día a día tras el período vacacional, ya que durante este tiempo se descuidan gestos cotidianos como el cepillado dental tras las comidas; o se abusan de bebidas azucaradas y carbonatadas.

La revisión dental después del verano como tratamiento de prevención

La revisión dental tras el verano permite a los profesionales detectar patologías incipientes que, si no se tratan, pueden seguir evolucionando a lo largo del tiempo. La caries, la gingivitis y los traumatismos, así como sus consecuencias (halitosis, sangrado e hipersensibilidad, entre otros) son los problemas bucodentales más frecuentes en verano.

Además, desde CODES señalan que la revisión dental después del verano permite reforzar el tratamiento más efectivo: la prevención. Por ello, indican que es imprescindible que el profesional recuerde en cada visita la importancia de una higiene correcta y las pautas necesarias para lograr una sonrisa sana.

Cómo minimizar las consecuencias del verano en la salud bucodental

Por último, CODES propone una serie de pautas para minimizar las consecuencias del verano sobre nuestros dientes:
Visitar al dentista. Es importante acudir al especialista, que examinará el estado bucodental, tanto de los mayores como de los pequeños.
Establecer hábitos de higiene dental. Se recomienda practicar estos hábitos en familia, ya que ayudará a fijar una costumbre en los niños.
Alimentación. Es el momento de volver a llevar una dieta equilibrada y saludable.