XIV Conferencia Anual de las Plataformas Tecnológicas de Investigación Biomédica
XIV Conferencia Anual de las Plataformas Tecnológicas de Investigación Biomédica.

La Covid-19 ha revelado la importancia de la investigación biomédica en el mundo. Y, sobre todo, de contar con sistemas de salud sólidos y suficientemente dotados de recursos.

España era ya era un país de referencia mundial en la investigación de medicamentos. Gracias al trabajo colaborativo que desde hace años desempeñan administraciones sanitarias, hospitales, investigadores, pacientes e industria sanitaria y biofarmacéutica, nuestro país participa en los ensayos clínicos internacionales más punteros.

De hecho, existe amplio margen para fortalecer y potenciar esta investigación básica y clínica, que cada vez es más internacional, abierta y cooperativa y que se liga estrechamente a la calidad de todo sistema sanitario moderno.

Así se puso de manifiesto en la inauguración de la XIV Conferencia Anual de las Plataformas Tecnológicas de Investigación Biomédica, que se celebró el pasado 11 de marzo, bajo el título Investigación biomédica: oportunidad para el país tras la pandemia de Covid.

La cooperación y colaboración como eje fundamental de la investigación biomédica

Según subrayó el ministro de Ciencia e Innovación, Pedro Duque -que presidió el acto-, “el último año de pandemia nos ha mostrado el poder de la ciencia biomédica con mayor claridad que nunca. La cooperación internacional y la colaboración entre el ámbito público y el privado han permitido desarrollar un gran número de vacunas en tiempo récord. Algunas tecnologías, como la del ARN mensajero, han pasado de ser una promesa a convertirse en una solución para un problema de salud global”.

El director general de Farmaindustria, Humberto Arnés, enfatizó en las colaboraciones público-privadas “para poner en marcha futuras iniciativas que refuercen el liderazgo español con estrategias que permitan una mayor y mejor investigación biomédica”.

En la misma línea se pronunció el director del Instituto de Bioingeniería de Cataluña (IBEC), Josep Samitier: “La pandemia ha demostrado la importancia de la nanomedicina para la sociedad y la economía, contribuyendo al diagnóstico, a las terapias y al desarrollo de vacunas”.

El compromiso de las industrias sanitarias es máximo con la recuperación del país y con el fomento de la investigación. Como destacó el director general de Asebio, Ion Arocena: “España tiene el reto de convertir su conocimiento científico en soluciones concretas que den respuesta a los retos a los que se enfrenta nuestro sistema de salud público. Por eso, es el momento de poner a la industria de la biotecnología en el corazón de la estrategia de recuperación”.

Desde 2020 esta conferencia cuenta con una nueva entidad organizadora, Veterindustria.  Esta asociación representa a empresas fabricantes y comercializadoras de medicamentos veterinarios, sanidad y nutrición animal.

Veterindustria desarrolla, produce y comercializa medicamentos veterinarios y otros productos zoosanitarios. El objetivo es contribuir a la salud y bienestar de los animales, a la salud pública y al desarrollo sostenible de la industria de sanidad y nutrición animal.