«Las clínicas activas aplican la fórmula de la gestión por métricas o indicadores»

333_NotEmpresa
Álvaro De Pedro, CEO y fundador de Primerared.

Álvaro De Pedro, CEO y fundador de Primerared

Con más de 12 años de experiencia en el sector odontológico, la trayectoria profesional de Álvaro De Pedro, CEO y fundador de Primerared –consultoría especializada en el sector dental–, va ligada a la creación de una fórmula que ha ayudado a activar más de 300 clínicas dentales.

—¿Qué es el modelo de gestión por métricas y por qué recomienda aplicarlo en el sector dental?
—En un sector como el dental, altamente competitivo y donde cada vez hay más clínicas, es vital saber cómo diferenciarse de otras consultas. Para ello, hay que empezar por el principio y el primer paso es tener claro que todo aquello que se mide se puede mejorar.
En muchas ocasiones se han puesto en contacto con nosotros odontólogos que están trabajando muchísimo y su equipo también, pero hay algo que no funciona en su clínica y no saben dónde está el fallo. Y precisamente ese es el problema real: no saber qué es lo que no funciona bien.

La fórmula de la gestión por métricas nos permite analizar y medir ciertos indicadores, identificando áreas de mejora que nos marcarán el camino de, por ejemplo, en qué áreas necesita el equipo formación, o cuáles son los tratamientos que están demandando mis pacientes.

—¿Cuáles son los indicadores que recomienda medir en clínica dental?
—Tras años de análisis, nuestro algoritmo nos indica que es importante establecer indicadores de desempeño relacionados con la potencialidad de la consulta y de qué modo mejorarlos.

Es importante poner el foco en que las clínicas activas están orientadas a la excelencia, y esto solo puede conseguirse si tenemos perfectamente identificado quién está haciendo qué en cada momento en clínica y qué resultados obtiene.

La fórmula en la que trabajamos es la suma de medición por métricas con la orientación a los pacientes y la formación de los equipos en aquellas áreas que son clave para la clínica. El resultado es multiplicador: equipos más motivados y orientados al paciente y clínicas enfocadas a la excelencia con un modelo sostenible en el tiempo.

—¿Qué beneficios obtienen las clínicas que implementan el modelo de gestión por métricas?
—La gran ventaja del modelo de gestión por métricas o indicadores es que consigue optimizar costes, recursos humanos y materiales convirtiendo clínicas reactivas en clínicas activas.

En los dos últimos años se han medido más datos que en toda la historia de la humanidad. No debemos perder de vista que las clínicas dentales son empresas de servicio, por lo que implantar una gestión por métricas aporta innumerables beneficios en clínica. El primero de ellos, cuáles son sus puntos fuertes y cuáles son sus áreas de mejora.

Por otro lado, el modelo de gestión por métricas o indicadores en clínicas dentales permite enfocar correctamente las necesidades formativas de su equipo para orientarlas al servicio y la atención al paciente. De esta forma, las clínicas se enfocan a las necesidades del mercado, evitando esfuerzos e inversiones innecesarias.

El modelo de la gestión por métricas permite también conectar con las necesidades de los pacientes, con cuáles son los aspectos que más valora y también cuáles son los tratamientos más demandados. Pongo un ejemplo: si hemos entregado 8 presupuestos de ortodoncia y hemos dado a elegir entre invisible y metálica, y vemos que la mayoría opta por la invisible, y esto no solo pasa un mes sino durante varios meses seguidos, podremos orientarnos a este servicio e invertir en él. Esto solo lo sabremos si estamos monitorizando y midiendo indicadores de forma diaria en clínica.

En Primerared llevamos años desarrollando Optimydent, el primer cuadro de mandos integral del sector que monitoriza y recopila a tiempo real los indicadores clave o lo que nosotros llamamos las constantes vitales de una clínica dental.