La pandemia COVID-19 refuerza la importancia de la prevención proactiva de la caries

Caries COVID

Las clínicas dentales han informado haber visto un aumento en las tasas de caries relacionadas con la pandemia de la COVID-19 y muchos esperan ver más aumentos debido a la demora en la asistencia de los pacientes.

Los pacientes también están preocupados por la caries, pero no siempre buscan consejo. Esto destaca la necesidad de que las clínicas ofrezcan un mayor apoyo a sus pacientes brindándoles asesoramiento sobre la prevención proactiva de la caries durante este período prolongado de la pandemia.

La pandemia de COVID-19 ha afectado a la práctica dental en todo el mundo. La Alianza para un Futuro sin Caries (ACFF) ha realizado encuestas en consultorios dentales en el Reino Unido y Escandinavia, Francia, Alemania, España, Italia y Polonia para comprender mejor el impacto de la pandemia de COVID-19 en la prestación de atención dental de rutina y, en particular, sobre la prevención y el tratamiento de la caries dental. Más de 2.000 profesionales dentales respondieron para compartir sus experiencias y observaciones.

Además del impacto en la práctica dental, la pandemia también puede haber tenido un impacto negativo en la vida de los pacientes, incluido un aumento en los problemas relacionados con el estrés o el aburrimiento durante los encierros intermitentes. Los hábitos diarios también pueden haberse visto afectados, cambiando las rutinas de salud bucal establecidas y aumentando el riesgo de enfermedades dentales. El 45% de las clínicas dentales ha experimentado un aumento en las tasas de caries y el 83% espera ver un aumento adicional debido a la demora en la asistencia debido a las restricciones por la COVID-19.

Se esperaba un mayor enfoque en la prestación de atención de urgencia y el aplazamiento de los tratamientos. También se anticipó que se crearía un retraso considerable para las citas de exámenes de rutina. Esta expectativa se validó con el 55% de los consultorios dentales que respondieron indicando que actualmente tienen una lista de espera para las citas de exámenes de rutina. Además, se anticipó que algunos pacientes pueden tener una preocupación acerca de que su clínica sea una zona de alto riesgo de infección, impidiendo la asistencia de estos pacientes. Los resultados de la encuesta encontraron que este no es el caso en todos los encuestados, con 2 de cada 3 consultorios dentales que informaron que más del 75% de los pacientes que asisten no tienen problemas de seguridad adicionales debido a la COVID-19.

Los profesionales dentales entienden que la asistencia tardía puede tener consecuencias negativas para la salud bucal. Las enfermedades bucales que se pueden prevenir en gran medida pueden progresar, ya que no se han detectado en las primeras etapas durante un examen de rutina. Además, las demoras en completar los tratamientos planificados pueden significar que se conviertan en emergencias no programadas. Los consultorios dentales perciben que sus pacientes también están preocupados por el aumento de caries, pero informan de que la mayoría de los pacientes no se han acercado para pedir consejo de forma remota.

Atención por videollamada

Por lo tanto, es importante durante este tiempo de atención dental de rutina reducida que los profesionales dentales ayuden a sus pacientes a manejar los asuntos que están bajo su control. La encuesta mostró que el 43% de los consultorios dentales han aprovechado la oportunidad de comunicarse de forma remota para brindarles a los pacientes consejos preventivos proactivos. La llamada telefónica o la videollamada es el método más utilizado. Otro grupo importante son los pacientes identificados con un mayor riesgo de caries antes de la pandemia. El 34% de las clínicas dentales ya se han comunicado con este grupo de pacientes para verificar si todavía tienen acceso a una pasta de dientes con alto contenido de flúor.

El profesor Nigel Pitts, líder académico de Impacto en la Facultad de Ciencias Dentales, Orales y Craneofaciales del King’s College de Londres, y copresidente del Capítulo Paneuropeo de la ACFF, comentó: «Los resultados de esta encuesta muestran que la acción preventiva oportuna sigue siendo clave, particularmente dentro de la actual situación global. Siempre que sea posible, los profesionales dentales deben tomarse el tiempo para interactuar de manera proactiva con todos los pacientes, ya sea en persona o de forma remota para ayudar a mantener y mejorar su salud bucal mientras nos adaptamos y continuamos lidiando con la pandemia de la COVID-19».

La ACFF proporciona una amplia gama de recursos y orientación profesional para apoyar la prevención de la caries.

Más información:
www.acffglobal.org

Imágenes cedidas: Colgate