Tras las consecuencias derivadas de la COVID-19, entre las que se encuentran la paralización o retraso de los tratamientos ortodóncicos e, incluso, revisiones odontológicas necesarias, la Sociedad Española de Ortodoncia y Ortopedia Dentofacial (SEDO) propone, en el año que comienza, cuidar la sonrisa.

Después de las fiestas navideñas es habitual un aumento de pacientes que acuden a las clínicas con problemas dentales provocados por los excesos navideños. El despegado de los brackets no solo puede causar pequeñas molestias a la hora de comer o hablar, sino que además, ralentiza el proceso del tratamiento de Ortodoncia haciendo que no avance tal y como se había planificado.

Por todo ello, desde SEDO proponen 5 buenos propósitos de salud oral.
1. Mejora tu limpieza bucodental con unas buenas rutinas, especialmente si llevas ortodoncia.
2. Mantén una alimentación equilibrada para compensar los excesos navideños:
Una buena nutrición, así como beber suficiente agua (unos dos litros diarios) nos ayudará a mantener nuestra salud oral. Conviene consumir alimentos ricos en calcio, proteínas, flúor y vitaminas A, C, D y K. Además de incluir en nuestra dieta frutas y verduras frescas, que aportan muchos nutrientes y ayudan en la higiene oral, es conveniente reducir la ingesta de azúcar, ya que su consumo altera los niveles de bacterias presentes en la boca y aumentan el riesgo de desarrollar caries, así como evitar el alcohol y el tabaco.
3. Si practicas deportes de contacto usa protectores bucales para evitar fracturas dentales.
4. Realiza revisiones odontológicas periódicas (mínimo una vez al año), además de si notas algún problema o cambio en tu boca.
5. Mantén los dientes bien alineados, con una buena oclusión, y las encías sanas. Si no es así, consulta a un ortodoncista, ya que, cuando existe malposición dental, o el tiempo u otras circunstancias hacen que se muevan (con el paso de los años los dientes tienden a apiñarse, especialmente los inferiores), es recomendable recurrir a un tratamiento de ortodoncia en manos de un especialista para lograr una sonrisa bonita y sana.

Si te estás sometiendo a un tratamiento ortodóncico no olvides que la colaboración del paciente es primordial para lograr los objetivos planteados en el menor tiempo posible: limpia tu boca y tu aparato de manera exhaustiva y sigue todas las indicaciones que te de tu ortodoncista.

Si ya has terminado tu tratamiento de Ortodoncia no olvides las retenciones y acudir a las revisiones que te indique el especialista. Los retenedores son fundamentales para mantener los resultados de la ortodoncia en el tiempo, ya que los dientes se mueven durante toda la vida.

Si tienes niños recuerda que la primera revisión de Ortodoncia debe realizarse a los 6 años para cerciorarse de que el desarrollo de la boca se está produciendo correctamente (o, de lo contrario, detectar precozmente las maloclusiones para poder tratarlas de un modo más sencillo que en la edad adulta).

Imágenes cedidas: Shutterstock/Carballo