330_OdontologiaDigital
El prestigioso especialista protésico dental Miguel Arroyo, director de LAB Dental Creative, es el verdadero alma de un proyecto personal y único en el que la innovación y la creatividad conviven en perfecta armonía.

Uno de los laboratorios protésicos dentales más avanzados de Europa en Estética dental, Implantología y Prótesis dentales. Así define su creador y director, Miguel Arroyo, a LAB Dental Creative, su «showroom». Un espacio de creación personal donde tan importante es disponer de lo último en aparatología dental tecnológica como contar con un joven equipo de técnicos tocados por la barita mágica del arte y la creatividad, requisitos indispensables para formar parte de lo que Arroyo denomina «mi pequeña boutique», en la que la convivencia entre artesanía e innovación destacan en cada uno de sus diseños y procesos.

LAB Dental Creative es el Laboratorio Showroom Protésico Dental especializado en Estética e implantes dentales creado y dirigido por el reconocido especialista en Prótesis Dental, Miguel Arroyo, cuya inquitud, creatividad y poder de observación le han llevado a apostar por un espacio único y personal donde la permanente voluntad de dar cabida a todas las especializaciones es el resultado de un firme compromiso con aquellos profesionales que han de atender día a día y con la máxima rapidez y calidad, a sus pacientes. En este espacio «con alma», la calidad, basada en la larga experiencia de su equipo y en la tecnología más moderna, hacen posible un riguroso y sistemático control de calidad de todo el proceso.

En definitiva, un nuevo concepto de laboratorio dental, con el significativo sobrenombre de «Showroom», creado «desde la estética para la estética» y cuyo origen, tal y como explica su creador, Miguel Arroyo, surge de la firme convinción de crear algo diferente. «Quería hacer algo donde, estéticamente, me encontrara a mí mismo, un sitio en el que pudiera crear. Y desde entonces no he parado de intentar innovar, hacer cosas nuevas. Lo llamé Showroom porque, en ese momento, me pareció muy curioso, es un espacio de creación personal, de ahí lo de ‘Showroom by Miguel Arroyo’. Siempre he querido mi pequeña boutique, crear mis pequeñas joyas, mis pequeñas criaturas, la naturaleza viva en el diente con mi parte de artesano que todavía tengo, evidentemente. Siempre me ha gustado mucho la creatividad, de hecho, lo que busco muchas veces en la gente es que sean creativos y que tengan magia. En España, afortunadamente, tenemos muchos técnicos que son auténticos magos de la creación, siempre les he querido seguir, imitar… Además, si uno tiene tesón siempre llega a conseguir lo suyo, su espacio».

330_OdontologiaDigital
Si bien las inversiones llevadas a cabo en LAB Dental Creative en su apuesta por la Odontología digital han sido duras, para Miguel Arroyo, estas son absolutamente rentables en rapidez y, sobre todo, en seguridad para el paciente.

Este nuevo concepto de laboratorio dental dispone de la tecnología más avanzada existente, lo último en aparatología dental tecnológica, con el fin último de alcanzar productos que rocen la perfección de ejecución. Por ello, en LAB Dental Creative disponen de todas las plataformas de recepción de impresiones digitales contando, entre su equipamiento, con dos sistemas CAM Motion de Amman Girrbach; varios escáneres de sobremesa y un escáner intraoral iTero (con todos los sistemas de diseño); diferentes impresoras 3D como Rapidshape; microscopio EASY View 3D, y varias pantallas Wacom de diseño gráfico, entre otra mucha aparatología.

Digital y analógico, de la mano

Y es que la palabra innovación forma parte del ADN de este laboratorio como uno de los actores impulsores de la digitalización del sector dental. Como explica Arroyo, «el que ahora mismo sea detractor de la tecnología lo tiene crudo, va muy tarde ya. Desde mi punto de vista, lo analógico y lo digital son absolutamente compaginables. Para mí, lo digital está muy bien, pero hay que darle un poco de alma, no tiene que ir una cosa apartada de la otra, se compaginan perfectamente. Si eres un buen artista, un buen ceramista, y a la vez, digital, esto te hará mejorar en situaciones que antes un laboratorio no podía resolver, te va a hacer mucho mejor laboratorio, infinitamente mejor. A mí me ha hecho mejor compaginar el digital con el analógico. No tengo ninguna duda de que al laboratorio pequeño que quiera invertir y que sea un gran ceramista o un buen trabajador de estructuras, le va a hacer mucho mejor protésico, mucho mejor técnico y, seguramente, va a ampliar su cartera de clientes».

En concreto, la apuesta del director de LAB Dental Creative por la digitalización, viene de muchos años atrás, «el primer escáner lo tuvimos hace ya doce o trece años. Cuando empecé mi etapa en solitario aposté totalmente por la digitalización. La gente le ha tenido mucho miedo siempre, temiendo que nos fuera a quitar el trabajo, algo absurdo que realmente lo que no deja es evolucionar. Siempre he creído que la digitalización tiene que estar en el laboratorio sí o sí. Diría que la tecnología ha contribuido a mejorar mi trabajo en el laboratorio en un 90%. Antes trabajábamos en un taller muy artesano, pero con ajustes cero, yo me acuerdo que cuando empecé a utilizar el microscopio fui consciente de que no había ajustado en mi vida. Los laboratorios hemos apostado por la inversión, que no ha sido poca, estamos invirtiendo mucho dinero. Al final no queda más remedio, vivimos de la digitalización. Desde luego a mí, desde el primer escáner, me ha cambiado la vida y según han ido mejorando estos y las máquinas de fresado, impresoras, etc., mi trabajo es mucho más seguro. Siempre lo ha sido, pero ahora con el paso del tiempo es absolutamente seguro, es muy difícil equivocarte. Personalmente, creo que la impresión es el futuro, sin duda, y donde vamos a tener que invertir más».

330_OdontologiaDigital
Para Arroyo, lo importante es trabajar con gente muy joven, «que tenga ganas de aprender, de absorber».

Respecto a lo rentable o no de dicha inversión, Arroyo, que ya está pensando en adquirir una tercera máquina de fresado y nuevos microscopios e impresoras para sus técnicos de laboratorio, se muestra convencido y rotundo al afirmar que es absolutamente rentable. «Mis inversiones han sido duras, pero al final te das cuenta de que en el trabajo del día a día las amortizas, en rapidez y, sobre todo, en seguridad para el paciente».

Mente inquieta

Su curiosidad e inquietud acerca de las últimas innovaciones hace que Miguel Arroyo esté siempre al día sobre todo lo que se refiere a los últimos sistemas de recepción de escáneres intraorales, de diseño, máquinas de fresado, materiales e impresoras. Tal y como él mismo reconoce, «siempre he sido un tipo muy inquieto, siempre estoy observando, viendo cosas, intento leer artículos… Además, pertenezco a la Sociedad Española de Odontología Digital (SOCE) y el estar al lado de tanto monstruo digital y poder absorber de su conocimiento ayuda mucho. Por SOCE han pasado los mejores en digital, como el Dr. Jacobo Somoza en su día, que en digital es el número uno del mundo en esta profesión y al que admiro profundamente. De estas personas, como también el Dr. Cristian Abad o los brillantes técnicos, Javier Pérez y Fabián Soto, es de las que hay que beber, donde vas a aprender de verdad la digitalización, porque te van a ofrecer un abanico de posibilidades enormes. Es importarte formarse y ver qué necesita tu laboratorio».

Creatividad y «magia»

En este sentido y en lo que se refiere a su compromiso con la formación, en LAB Dental Creative están íntimamente implicados con la formación de profesionales cualificados, tanto durante la carrera como en másteres de postgrado en colaboración con varias universidades. Para Arroyo, lo importante es trabajar con gente muy joven, «que tenga ganas de aprender, de absorber… y les formamos a nuestra manera. A mí me aporta mucho encontrar ese tipo de gente que, por ellos mismos, te generan ilusión de querer mejorar. Tienes que formarles e invertir mucho en ellos, pero lo estás invirtiendo en ti mismo, en la empresa. Al final siempre suelo crear mi propia escuela y esta requiere ilusión, creatividad y magia. Para mí la magia en las manos también es importante. Lo que hagamos tiene que ser algo que me emocione, diferente, que busquemos no un estándar, sino ir un poco más allá».

330_OdontologiaDigital
El director de LAB Dental Creative asegura que su trabajo en el laboratorio ha mejorado en alrededor de un 90% gracias a los avances de la tecnología.

En cuanto a si realmente los técnicos de prótesis dental salen de las escuelas de Prótesis con una adecuada formación acorde a los retos que se presentan ahora mismo en los laboratorios, o si bien es necesaria una formación complementaria posterior al título de técnico superior, Miguel Arroyo considera que «sin duda, hay que realizarla. Las escuelas deberían incrementar la formación en digital, tienen que seguir insistiendo en sus planes de estudio, pero compaginarlos más dentro del mundo digital, que es el futuro. Combinar ambas parcelas es bueno porque realmente salen muchos chicos de la escuela que cogen el ratón, controlan el Exocad, te hacen un diseño…, pero estamos obviando un montón de cuestiones muy importantes, sobre todo, oclusión, compensación, fuerzas repartidas, axiales, lateralidades…, se olvidan de eso, lo ven bonito y ya está, pero después, ese trabajo tiene que tener una vida en boca y tiene que ser, aparte de estético, funcional. No es solamente decir voy a aprender digital si dejo atrás lo que realmente es importante para que todo funcione. Aunque creo plenamente en la tecnología, en el futuro los rasgos exclusivamente humanos, tales como la creatividad, la imaginación, la pasión, etc…, son los que darán más valor a nuestros trabajos. Tenemos que trascender a la tecnología. Está bien tenerla, pero no convertirnos en ella».

Lenguaje común

Pero si en algo ha contribuido la digitalización en la Odontología es a la mejora de la comunicación entre la clínica dental y el laboratorio. «Es infinitamente mejor», afirma Arroyo. «Ahora sí tenemos una gran comunicación, antes compartías fotos en Dropbox, hablabas por teléfono, por Whatsapp…, ahora tenemos la herramienta de la impresión directamente. Contamos con un trato directo con la clínica, en solo tres o cinco minutos tenemos la impresión en casa y el doctor puede llamarte vía Facetime o a través del propio sistema de iTero o de 3Shape, pero teniendo ya la impresión delante, hablando del caso con las fotos pudiéndolas relacionar entre sí. Podemos trabajar el DICOM, compaginarlo con el .stl y con los .jpg e incluso ahora con el .obj con la cara del paciente escaneada… Todo eso unido te da una seguridad y una perspectiva mucho más real del trabajo, ya estás viendo el final antes de empezar. Sin duda, ahora el lenguaje ya es absolutamente digital. Ahora veo que también el clínico se implica mucho más en la elección de materiales a través de lo digital. Es verdad que no ha unido y nos unirá mucho más, sin duda, y al final mi percepción es que trabajaremos unidos, en el mismo espacio físico, no quedará otro remedio. Que tu clínico esté con tu técnico, juntos en el mismo espacio, viéndote a ti, haciéndote tu diente, eso para mí creo que es lo ideal. No sé si a corto, medio o largo plazo, pero sí que el futuro es ese, porque es por el bien del paciente. Al final se trata de que trabajamos en un equipo. En el futuro la comunicación entre clínico y laboratorio tiene que ser más conjunta, tanto en el día a día del trabajo como en la Universidad. Por ejemplo, me da mucha envidia Portugal, donde los técnicos salen de la propia Facultad de Odontología, están allí juntos, hacen los estudios prácticamente juntos. Creo que por ahí es por donde iría mi visión de futuro».

Trabajar en pandemia

330_OdontologiaDigital
Arroyo ya está pensando en adquirir una tercera máquina de fresado y nuevos microscopios e impresoras para sus técnicos de laboratorio.

En relación a la nueva realidad provocada por la COVID-19, que ha obligado a adaptar protocolos de trabajo para ofrecer un producto seguro, Arroyo quiere lanzar a la profesión dental un mensaje optimista al afirmar que «en nuestro sector hemos superado hasta el SIDA, que fue horrible, y las clínicas lo supieron sacar adelante sin ningún problema. A las clínicas dentales se puede ir más tranquilo que a ningún sitio, están todas protegidísimas. Los laboratorios también estamos todos protegidos. Al final hay que aprender a convivir con ello, es como intento verlo yo. No será el primero ni el último virus con el que convivamos y tendremos que hacer que la economía funcione», concluye.


España, a la cabeza en odontología digital

En cuanto al nivel de España con respecto a la Odontología digital, Miguel Arroyo afirma que «igual peco de presuntuoso, pero creo que somos los mejores. Creo sinceramente que, en tema digital, contamos con técnicos de laboratorio increíbles y clínicos alucinantes, estamos de los mejores del mundo. No creo que ningún técnico o protésico dental en Europa nos haga sombra ahora mismo. Es verdad que a muchas clínicas les falta dar el paso, pero habrá muy pocos laboratorios que no estén ya algo digitalizados. Creo que la Odontología en España es de las mejores que se están haciendo, junto con Brasil quizás, aunque es menos digital también porque llega más tarde. En Latinoamérica están teniendo verdaderos problemas para que lo digital les llegue, les cuesta mucho. Aquí lo tenemos todo y creo que somos muy buenos en eso».


330_OdontologiaDigitalLAB Dental Creative Miguel Arroyo

¿Dónde está? C/ Pradillo, 34 – 28002 Madrid

¿Quiéres saber más? www.labdentalcreative.com

Amplía tus conocimientos y fórmate