Fenin

La Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria ha organizado un encuentro en el que ha puesto sobre la mesa la necesidad de establecer una estrategia conjunta con la Administración para afrontar la crisis sanitaria.

La superación de la COVID-19 solo será posible con el desarrollo de una acción conjunta y coordinada que cuente con todos los agentes implicados, entre ellos, el Sector de la Tecnología Sanitaria, que ha vuelto a ponerse a disposición de las Administraciones Públicas y las autoridades sanitarias para trazar y poner en marcha una estrategia nacional que permita la salida de esta crisis sanitaria sin precedentes, según se ha puesto de manifiesto en el Encuentro del Sector de la Tecnología Sanitaria, organizado por la Federación Española de Empresas de Tecnología SanitariaFeniny la institución académica Esade. El evento, titulado “Lecciones aprendidas en la crisis de la COVID-19”, se ha celebrado coincidiendo con la “Semana Europea de la Tecnología Sanitaria” (MedTech Week), que tiene lugar del 12 al 16 de octubre.

“Nuestro sector está absolutamente implicado en la superación de esta crisis, por el papel tan esencial que juega en la prevención de esta enfermedad, en su diagnóstico, tratamiento y seguimiento. Tal como reclamaban hace unos días las 55 sociedades científicas que firmaron el manifiesto sobre la gestión de esta crisis, necesitamos una acción única que cuente con todos los recursos necesarios, humanos, científicos y tecnológicos”, afirma María Luz López-Carrascopresidenta de Fenin.

La jornada, que este año se ha celebrado en formato digital, ha analizado la crisis actual desde diferentes ángulos. El del Sector de la Tecnología Sanitaria ha sido expuesto por el presidente de la Fundación Tecnología y Salud, el profesor Fernando Bandrés, que ha remarcado que la COVID-19 ha puesto en evidencia la necesidad de establecer políticas de salud y modelos de gestión que no sean cortoplacistas y que tengan en cuenta el marco de la realidad tecnológica y socio sanitaria, presente y futura.

La gestión de la COVID-19 desde la perspectiva de la salud pública

La salud pública desde la perspectiva de los profesionales es otra de las visiones imprescindibles en la resolución de la crisis, con presencia en el encuentro a través de la charla del doctor Rafael Ortí, presidente de la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene (SEMPSPH). Entre las lecciones aprendidas de la pandemia, ha destacado que hay un mayor conocimiento sobre el virus, su comportamiento y los mecanismos de transmisión, aunque considera que es necesario revisar las medidas preventivas de contención y de mitigación, incidiendo en las prácticas de riesgo y actuando de manera integral y precoz. A su parecer, de la gestión de la crisis también se desprende que es necesario actuar con mayor evidencia científica, en aspectos como los tratamientos.

Los recursos que hay que invertir para hacer frente a la pandemia es otra de las cuestiones que no pueden esperar, en opinión del doctor Ortí. “La eficiencia pasa por dotar de los recursos suficientes a la Salud Pública y a la Atención Primaria, tanto en lo que se refiere a su capacidad diagnóstica como a la detección precoz”, señala este experto, que también apuesta por la mejora de la comunicación a la población y la educación para la salud. Considera asimismo que es necesario anticiparse a posibles brotes o nuevas oleadas con estrategias planificadas, y actuar para evitar que se generen inequidades, como las que se producen en el acceso a los servicios sanitarios por parte de la población.

El presidente de la SEMPSPH otorga un papel importante a la tecnología sanitaria en la superación de la pandemia, y opina que “debe tener un protagonismo especial en lo que se refiere a los avances en los sistemas de información en salud pública y asistenciales, que permitan una interconexión de los datos, que estén disponibles para todos los profesionales y que sean trasparentes”. Del mismo modo, confía en una potenciación y adecuación de la telemedicina, para que se preste una atención sanitaria óptima.

Desde la perspectiva de la industria, Margarita Alfonsel, secretaria general de Fenin, ha señalado que “a lo largo de la primera mitad del año, la extraordinaria labor de las empresas del sector ha permitido que se haga visible el valor de la tecnología sanitaria y su impacto en la salud y la calidad de vida de los pacientes y de los ciudadanos en general. En estos meses también se ha impulsado un mejor uso y un mayor acceso a este tipo de tecnología, y todo ello supone una importante contribución que no ha pasado desapercibida a la Administración, los gestores y reguladores pero también y, por primera vez, a la población en general”.

La visión del gestor

El encuentro organizado por Fenin y Esade también ha abordado la pandemia desde el punto de vista de los gestores, con la participación de Antonio Zapatero, viceconsejero de Salud Pública y Plan COVID-19 de la Comunidad de Madrid, que ha destacado el gran esfuerzo de adaptación que han tenido que hacer, para hacer frente a la pandemia, tanto los hospitales como los centros de salud y los profesionales, que han demostrado su gran capacidad para innovar. Esta se ha revelado a través de acciones como la atención telemática, la reestructuración del trabajo de los equipos y el trabajo con ingenieros y diseñadores para resolver nuevas necesidades en tiempo récord.

De cara al futuro, Zapatero ha mencionado que, según los expertos, se prevé un papel aún más importante de las compañías tecnológicas en la detección temprana y seguimiento de enfermedades que pueden ser una amenaza para la salud pública, así como un mayor protagonismo de las soluciones digitales adoptadas por los sistemas sanitarios para la prevención de enfermedades y el autocontrol de la salud y el intercambio global de datos de salud para hacer frente a futuras pandemias.

Impacto sobre la economía y el sistema sanitario

La perspectiva económica la ha aportado el profesor Xavier Mena, del Departamento de Economía de Esade. Opina que “el patrón temporal de la COVID-19 no se ajusta a un ‘tsunami’, sino a un terremoto con réplicas recurrentes” con un efecto sobre la actividad económica que no prevé retomar los niveles pre-pandemia hasta dentro de varios años. “La economía española ha registrado la caída más brusca del PIB en el área euro, y España proyecta una recuperación rezagada respecto al resto de economías europeas”, señala.

Respecto a su impacto sobre el sector sanitario, el profesor Mena declara que la pandemia “ha revelado la prioridad en las preferencias sociales por un sistema sanitario de cobertura universal, bien dotado de recursos humanos, con capacidad de asistencia primaria y hospitalaria, así como de una política activa de inversión e innovación tecnológica en el sector sanitario”. Así mismo, considera que la COVID-19 obligará a repensar los límites e intersecciones del sistema sanitario con el ámbito de los servicios sociales, y que “la carrera contra el tiempo para conseguir la vacuna y tratamientos antivirales puede tener consecuencias en la gobernanza global”, ha concluido Xavier Mena.

El evento ha finalizado con la entrega por parte de Margarita Alfonsel de la IX edición de los Premios Voluntades de RSE que otorga Fenin a entidades y empresas que destacan por sus actividades de Responsabilidad Social Empresarial. Los premiados han sido Abbot Medical Iberia, Becton Dickinson y Clínica Dermatológica Internacional por sus iniciativas “Little Heroes”; “Mapa de riesgos de la gestión de la medicación hospitalaria” y “Teledermatología solidaria durante el confinamiento”, respectivamente.

Imágenes cedidas: Fenin