Betadine® Jabonoso 40mg/ml o 75 mg/ml solución cutánea y Betadine® Bucal 100 mg/ml solución se presentan como dos productos en los que los profesionales sanitarios pueden confiar en la situación actual de pandemia, donde los protocolos de seguridad e higiene son fundamentales para personal de clínica y pacientes.

Y es que “los productos para el lavado de manos basados en PVP-I para piel posiblemente contaminada, junto con gárgaras/enjuague bucal con PVP-I para la reducción de la carga viral en la cavidad oral y la faringe, pueden ayudar a reforzar las medidas de higiene durante los brotes de virus respiratorios”, tal y como lo demuestran diferentes estudios científicos como los publicados por Eggers M, et al. en 2015 (Eggers 2015 Rapid and Effective Virucidal Activity of Povidone-Iodine Products Against MERSCoV) y 2018 (Eggers 2018 In Vitro Bactericidal and Virucidal Efficacy of Povidone-Iodine Gargle-Mouthwash).

Asimismo, entre las “Recomendaciones de buenas prácticas para la atención de urgencias”, elaboradas por el Consejo General de Dentistas de España (Buenaspracticasurgencias), figura el uso de colutorios de povidona iodada antes de la exploración.

Esta última ha demostrado ser eficaz para la reducción de la carga viral en la cavidad oral y la faringe. Tras solo 15 segundos de contacto, Betadine® bucal redujo los coronavirus (SARS-CoV y MERS-CoV) en un ≥ 99,99% (Betadine Coronavirus).