Desde el Colegio de Dentistas de Tenerife recuerdan que es el odontólogo el que aconsejará a los pacientes sobre el producto más indicado en cada caso en función del estado de nuestra salud bucodental.

En los últimos días han surgido varias informaciones sobre estudios que apuntan a que los colutorios podrían ser útiles en la prevención del contagio de la COVID-19, sin embargo, esto puede inducir al error de pensar que cualquier enjuague bucal serviría para este fin. Además, según el estado de la salud bucodental del paciente, podría ser perjudicial el uso de determinados colutorios de forma continua. El Colegio de Dentistas de la provincia tinerfeña recomienda consultar antes de utilizar un enjuague bucal al odontólogo habitual.

Es cierto que, en las consultas dentales, en estos momentos, el profesional puede, antes de atender al paciente, pedirle que se lave la boca con un enjuague bucal con propiedades antisépticas, como una de las medidas de seguridad en la clínica, pero, para un uso continuado, se deben tener en cuenta diferentes factores y fijarnos muy bien en la composición del colutorio.

Uso general
En este sentido, el dentista podrá aconsejar sobre el mejor colutorio en cada caso y la frecuencia de uso del mismo, en función del beneficio que queramos obtener. Por regla general, los enjuagues bucales se utilizan, bien para reforzar el esmalte de los dientes frente a las caries, bien para controlar las bacterias que las producen, así como enfermedades de las encías.

“Si enjuagamos nuestra boca con un colutorio a base de fluoruro sódico, al menos una vez al día, nos protegemos en un 50% frente a la aparición de nuevas caries. Si lo que el usuario desea es reforzar el esmalte frente a la agresión de los ácidos, el enjuague escogido deberá llevar flúor en sus diferentes presentaciones. Para la sensibilidad de los dientes al frío, el colutorio deberá contener nitrato potásico. En el control de las baterías se ha ido avanzando en la formulación de los enjuagues. El componente que se considera como “patrón oro” es la clorhexidina, que es la más efectiva contra el llamado biofilm oral (placa bacteriana), pero que presenta algunos efectos secundarios molestos como cambios en el sabor de los alimentos y manchas en los dientes si se usa de forma prolongada.
El enjuague bucal no sustituye en ningún caso al cepillado de los dientes”, tal como advierte el Colegio de Dentistas de Santa Cruz de Tenerife.

Imágenes cedidas: Shutterstock/Goffkein.pro