clínica dental

El Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Cataluña prepara la atención a las clínicas dentales para la reapertura de los centros. “Durante el primer mes se ha puesto todo el foco en las urgencias, pero la atención de la patología habitual debe recuperar su calendario para no convertirse en una urgencia”, advierte su presidente, el Dr. Toni Gómez.

“De cara a la reapertura de los centros, nuestra prioridad, y la de todos los odontólogos, es que los pacientes tengan la tranquilidad de que se les atenderá con la seguridad máxima y necesaria, dada la situación provocada por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2”, afirma el Dr. Antoni Gómez, presidente del Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Cataluña.  “Por ello –continúa– apostamos por lo que llamamos una reapertura suave y progresiva: tratamientos más espaciados, menos pacientes a los centros y menos número de tratamientos, con todo el esfuerzo que ello implica por parte de los odontólogos y las clínicas dentales”.

Toni Gómez COEC
«Ahora debemos pensar en la desescalada y en nuestra obligación para con la salud de nuestros pacientes”, expone Toni Gómez, presidente del COEC.

“Tenemos suspendidas las actividades excepto las urgencias; pero no podemos aplazar para siempre los tratamientos”, comenta el Dr. Gómez. Durante el primer mes del estado alarma hemos atendido solo las emergencias, pero de la urgencia en sí misma ya forma parte de los tratamientos más habituales en odontología. Ahora el foco ya no puede estar solo en la urgencia, hay que recuperar poco a poco la atención a la patología habitual. “Los tratamientos que no hacemos hoy serán las urgencias de mañana y nos preocupa que esta situación se prolongue de manera sostenida en el tiempo”, prosigue el Dr. Gómez. Durante el inicio de la pandemia y el estado de alarma hemos sido muy restrictivos y hemos empleado la telemedicina, la atención remota y tratamientos farmacológicos para contener una situación, mientras el riesgo de ir presencialmente a la consulta superaba el beneficio y no se justificaban visitas que se podían aplazar o resolver con una receta electrónica, de inicio y respetando el confinamiento, “pero ahora debemos pensar en la desescalada y en nuestra obligación para con la salud de nuestros pacientes”, expone el presidente del COEC.

De hecho, el Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de Cataluña (COEC) está trabajando desde hace semanas para poder ofrecer a los profesionales toda la información existente, fiable y contrastada de los nuevos protocolos que deberán tenerse en cuenta para la atención a las clínicas dentales y para ofrecer toda la seguridad a los pacientes. Así, y en base a la evidencia científica vigente, pone al alcance de sus colegiados información disponible sobre cómo deberá ser la atención a sus consultas, clínicas y centros en la desescalada

Test y EPIS
En materia de seguridad, los odontólogos, destacan desde el COEC, ya disponen de mucha experiencia de manejo cuidadoso de infecciones cruzadas en la consulta y siempre trabajan con niveles de esterilización extremos y desinfección de superficies, en previsión de todas aquellas patologías que implican un contagio. “Ahora se le añade más complejidad porque, a los protocolos ya habituales, tenemos que incorporar un agente que se transmite principalmente por contacto directo con las secreciones respiratorias. Estamos adecuando todos los protocolos de asistencia odontológica: desde la atención telefónica inicial para pedir hora, hasta la disposición de elementos en la sala de espera, pasando por el circuito que hagan los pacientes en los centros, la desinfección de las salas donde realizamos los tratamientos o los sistemas de protección individuales, los conocidos EPI”, comenta el Dr. Gómez.

En este aspecto incidió una vez más, como viene haciendo desde hace semanas, el Dr. Gómez. Necesitamos que la administración entienda nuestra situación y nos garantice que podemos acceder a los EPI para profesionales y pacientes, y, dado que somos personal sanitario esencial, también a test. Los dentistas, como profesionales de la salud, tenemos que estar dentro del orden de prioridades en la realización de estos test. Todos, sector público y privado, estamos volcados en esta emergencia sanitaria, pero el orden de prioridades en la realización de test también incluirá a los profesionales de la odontología, que, además, somos el personal más expuesto”.

Imágenes cedidas: Pixabay