¿Por qué creo que este artículo puede interesar a la mayoría de profesionales de la Odontología en España? En mi condición de Bioquímico con amplia experiencia en el Departamento de Microbiología de la Universidad de Valencia, líder de la Industria Farmacéutica y Dental y buen conocedor del Mercado Dental, he realizado una recopilación del conocimiento y recomendaciones sobre el SARS-CoV-2, su impacto y consecuencias médicas, así como sociales y económicas, cómo esto va a afectar la supervivencia de la Clínica Dental, y qué acciones deberían desarrollarse para anticiparse y salir reforzado.

En el artículo, se revisan los siguientes aspectos:

  • Las causas que generan incertidumbre entre los pacientes potenciales y el personal de la clínica dental.
  • Diversos escenarios de evolución de la pandemia y su efecto en la recuperación de los hábitos y forma de vida de la población.
  • Las consecuencias económicas relacionadas.
  • Cómo estas consecuencias económicas pueden afectar a la demanda de tratamientos en las clínicas dentales.
  • Posibles estrategias a implementar para afrontar y superar el impacto de la forma más eficiente (coste-efectividad) posible.

Hay muchos cursos y seminarios que nos enseñan y entrenan en valorar con objetividad los problemas, actuales y futuros. Uno de los clásicos es el de Dale Carnegie, titulado Cómo eliminar las preocupaciones y disfrutar de la vida’. En él nos recomienda, entre otros, escribir en una hoja en blanco todos los aspectos que nos preocupan y plantearnos el peor de los escenarios. Una vez ‘objetivado’ y sabiendo lo peor que puede ocurrir, nos recomienda trabajar en un plan de acción para prevenirlo. Con este simple ejercicio ya conseguimos eliminar las preocupaciones, subjetividades y la ansiedad circunstancial que nos generan, y nos permite centrarnos de manera objetiva en lo importante.

Esta es la primera recomendación a considerar por los odontólogos-empresarios que se encuentran en una situación de confusión e intranquilidad en relación a qué ocurrirá con su clínica como consecuencia de la enfermedad por el virus SARS-CoV-2.

Preocupaciones de los odontólogos por la pandemia por SARS-CoV-2

Enfermedad: Para entender el alcance, riesgos y medidas necesarias a aplicar para la prevención de la contaminación cruzada de pacientes a profesionales, de profesionales a pacientes o entre profesionales de la clínica dental, además de la preocupación que genera en el profesional el riesgo de contagiar a su familia y allegados, es conveniente analizar la etiopatogenia de la enfermedad. Los Coronavirus son una familia de virus ARN encapsulados que pueden causar diversas afecciones, desde un resfriado común hasta enfermedades más graves, como el síndrome respiratorio agudo severo (SARS-CoV). Además, el problema que plantea esta infección es que:

  • El periodo de incubación, tiempo entre la exposición y la aparición de los primeros síntomas, parece estar alrededor de cinco días, variando desde dos hasta catorce. Esto es la razón por la que la cuarentena, tras estar en contacto con personas infectadas, es de 14 días. Con el avance de la enfermedad y análisis más precisos, se determinará este parámetro con mayor precisión.
  • El tiempo de latencia, periodo entre que se produce la infección y el sujeto se convierte en contagioso, es otra característica importante. El análisis de los pacientes positivos asintomáticos y pacientes con síntomas menores sugiere que este tiempo de latencia es menor que el periodo de incubación, lo cual significa que una persona infectada puede ser contagiosa antes de haber desarrollado los síntomas.
  • Persistencia en superficies. Se ha demostrado que el SARS-CoV-2 permanece estable en el aire hasta tres horas. Es capaz de mantenerse en una forma vital (capaz de infectar) hasta 72 horas en plásticos, 48 horas en acero inoxidable, 8 horas en cartón. Estos datos significan que el virus se transmite a través de los aerosoles y también por contacto físico con objetos contaminados. Los objetos se pueden descontaminar por medio de reactivos que se ha probado que eran eficaces con otros coronavirus e incluso con el SARS-CoV-2, siempre que se preparen previamente a su uso y tengan la adecuada proporción de uno de los siguientes componentes químicos: 62-71% etanol, 0,5% peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) o 0,1% de hipoclorito sódico (lejía). Las superficies se tienen que lavar previamente para eliminar cualquier resto, y el desinfectante elegido debe actuar el tiempo recomendado (2). Los guantes usados han de desecharse de forma inmediata.

Así pues, el SARS-Cov-2 puede transmitirse de persona a persona a través de gotas respiratorias que se expulsan cuando algún infectado, tenga o no síntomas aún, tosa, estornude o se trate en una consulta dental sin las debidas precauciones, y esas gotas se respiren. También puede haber un riesgo de contaminación cruzada al tocar una superficie u objeto contaminado con el virus y luego tocarse la boca, nariz u ojos.

Consecuencias sociales de la infección por el SARS-CoV-2

Como resultado de estas características, la infección se ha globalizado con celeridad, afectando sobretodo a ancianos, personas con patología previas, inmuno-comprometidos, y otros, aunque también ha afectado a personas aparentemente sanas y de todas las edades, donde no parecía probable, incluso, un resultado fatal.

Los epidemiólogos no se ponen de acuerdo sobre el porcentaje de la población que acabará infectada por el virus, aunque se barajan cifras en torno a un 70-80%, salvo que se consiga producir una vacuna efectiva con celeridad. Así pues, para reducir la exposición de la población, especialmente la más expuesta, la mortalidad, y evitar el colapso del sistema sanitario, se están realizando esfuerzos en todos los países para:

  • Reducir el contacto social mediante el confinamiento de la población.
  • Disponer de suficientes protectores de barrera para que, en caso de encontrarse en ambientes contaminados o ante personas infectadas, no se produzca la infección.
  • Determinar y aislar a la población infectada, portadores asintomáticos o que aún no hayan desarrollado la enfermedad, mediante la realización de pruebas rápidas.

Por todo ello, esta enfermedad está produciendo un impacto significativo sobre nuestra forma de vida y tendremos que adaptarnos, cambiar nuestras costumbres sociales. Nos llamaba la atención ver a la población oriental con mascarillas por la calle. Ahora lo especial será no llevarlas en el mundo occidental. Habrá que erradicar toda proximidad: besos, abrazos, choque de manos, etc., al menos hasta que se pueda erradicar la enfermedad, si es el caso, aunque para entonces, ya nos habremos acostumbrado a los cambios. Esta situación, genera incertidumbre en la población, que además se vé recluída, sin posibilidad de ejercer sus profesiones y por ello, con menores ingresos o problemas financieros para mantener sus propios negocios.

Consecuencias económicas por la pandemia con el virus SARS-CoV-2

Las consecuencias económicas de toda esta situación pueden ser muy graves (para un mayor detalle del impacto económico estimado, revise el artículo completo). Baste con citar algunas de ellas:

  • Falta de confianza en los mercados, con la consiguiente retirada de fondos y descenso de las bolsas, con pérdida del valor de las empresas cotizadas, quiebras, y aumento del desempleo.
  • Aumento de la incertidumbre de las familias y reducción significativo del gasto e inversión (Pirámide de Marslow).
  • Necesidad de aumento del gasto público para financiar a la población mediante créditos blandos, renta básica, etc., con el consiguiente incremento del endeudamiento, aumento de la presión fiscal y ‘reparto del dolor’ entre toda la población.
  • Aumento de la morosidad, etc.

Así pues, el panorama que se nos presenta para desarrollar la labor odontológica es:

  • Infección muy virulenta que en una primera oleada infectará a menos del 1% de la población española, con alto riesgo de olas sucesivas de contagio hasta la aparición de una vacuna efectiva. Esto generará miedo en la población que, primero por el confinamiento, y luego por el riesgo al contagio, cambiará sus hábitos y reducirá la demanda de bienes y servicios.
  • El parón de la economía generará un empobrecimiento del país, acrecentado por una mayor presión fiscal, reduciendo nuevamente la demanda de bienes y servicios por la población.
  • El desempleo aumentará por el cierre de muchas grandes empresas, PYMEs y autónomos, al no poder desarrollar su actividad, soportar la mayor fiscalidad y el descenso de la demanda; es especialmente difícil la situación de las clínicas dentales pues, al considerarlas el Gobierno como ‘esenciales’, aunque no ingresan, han de mantener su actividad, pago de impuestos, etc.

Cómo minimizar los efectos de la pandemia en la clínica dental

Con el actual nivel de incertidumbre sobre la enfermedad, su evolución y consecuencias, no es fácil establecer posibles escenarios y cómo combatirlos. Sin embargo, con el mejor de los ánimos para prevenir este impacto negativo que pueda tener para la clínica dental, debemos inferir los posibles efectos de la pandemia por SARS-CoV-2 en las clínicas dentales:

      • Debilitamiento financiero de la clínica dental como consecuencia de la falta de ingresos durante el confinamiento y unos menores ingresos vs la situación pre-COVID19 por menor demanda de tratamientos.
        ¿Cómo consecuencia de esto, requerirá mi clínica financiación?
      • Modificación en la recepción y flujo de pacientes en la clínica. Hay que garantizar el menor cruce posible de pacientes entre sí y con el personal de la clínica. Esto exige formación continuada de TODO el personal para que ‘integren’ esta nueva forma de trabajo, y condicionará una reducción neta del número de pacientes diario.
        ¿Cual será el impacto de esto sobre los ingresos de mi clínica?
      • Cambio sustancial en los protocolos de asepsia, desinfección y tratamiento de los pacientes. Esto aumentará los costos y reducirá los ingresos, ya que se podrán tratar menos pacientes al día. Si no se puede repercutir estos mayores costos por el material (EPIs, etc.) y tiempo de tratamiento, impactarán de forma importante en el margen. ¿Debería considerar también por esto una financiación para mi Clínica Dental? ¿Durante cuánto tiempo?Leer el artículo completo

Protocolos de asepsia y desinfección necesarios en la clínica dental

Para minimizar el impacto de la pandemia generada por el coronavirus, deberán definirse claramente los protocolos de asepsia y desinfección que usarán todos los profesionales en la clínica dental.

En ausencia de una normativa, se está discutiendo mucho acerca de las medidas necesarias a aplicar para garantizar la seguridad de los pacientes y profesionales. Hay mucha confusión y muchos odontólogos están haciendo inversiones fuertes en equipamiento, adquiriendo equipos ultravioleta, ozono, etc., que no son imprescindibles ni mucho menos.
No obstante, en base a las recomendaciones del Consejo de Odontólogos, diversos Colegios y especialistas en Odontología Preventiva y Comunitaria, como la Dra. Gema Maeso, podemos concluir que las siguientes precauciones/materiales, constituyen un listado seguro para prevenir los riesgos de contagio en la clínica dental, siempre que se utilicen de forma protocolizada y adecuada.  Leer el artículo completo

Estrategias de marketing para que la clínica dental salga airosa tras el coronavirus

Las clínicas que han ‘atesorado’ a sus pacientes a lo largo de los años, fidelizándolos, son las que menos van a sufrir durante el período crítico que viviremos inmediatamente después del confinamiento y cuando se empiece a activar la economía. No obstante, hay que tratar de conseguir pacientes nuevos a toda costa. Para ello, deberemos ser selectivos y ‘reclutar’ a los candidatos a nuevos pacientes entre colectivos seleccionados (clínica enfocada en pacientes famosos, con alto nivel adquisitivo, asociados a otras actividades como seguros médicos, etc.), o enfocarnos geográficamente y generar todos los impactos posibles para ganarnos su confianza, mostrando la profesionalidad de los integrantes de la clínica, su excelencia en los resultados, y su garantía y seguridad.

Esta es una labor compleja y costosa y se recomienda contar con un profesional del marketing para abordarla, garantizando así el resultado deseado. Nuevamente, se pueden conseguir resultados óptimos, incrementando la eficacia de las acciones y ajustando los costes, desarrollando estas actividades de forma integrada y con economías de escala en una GPO o Grupo de Compra. Podemos usar diversos tipos y herramientas de marketing.  Leer el artículo completo

Bibliografía:

  1. World Health Organization. ‘Q&A on Coronaviruses (Covid-19)’. April 8, 2020: https://www.who.int/news-room/q-a-detail/q-a-coronaviruses.
  2. ‘Disinfectant Concentrations and Contact Times for EPA’s List of Products Effective against Novel Coronavirus SARS-CoV-2, the Cause of COVID-19’. Rev. April 1, 2020: https://www.ecri.org/components/HDJournal/Pages/Disinfectant-Concentrations-for-EPA-list-N-COVID-19.aspx?tab=2.

El análisis y pronóstico de este artículo está basado en mi propio conocimiento y experiencia y, al considerar el futuro con un alto grado de incertidumbre, otros profesionales pueden tener opiniones divergentes. Por ello, invito a aquellos que puedan disentir con mi enfoque, a enriquecer este análisis basándose en su propia formación, experiencia y criterios, e iluminando a los profesionales que lo lean para facilitar un rápido y profundo cambio en su modelo que garantice su supervivencia pos-COVID19. Puede enviar sus comentarios a: agustin@asd-consulting.net. Asimismo, por la gran cantidad de cambios que se van a ir sucediendo, el artículo completo se va a actualizar con carácter semanal en la web: http://www.asd-consulting.net/SARS-CoV-2-Clinica-Dental/index.php/

Imágenes cedidas: h-shaw-ObI8mL772cI-unsplash, quang-tri-nguyen-4YZyBNA1UeA-unsplash, h-shaw-Dqrlp6cMLkE-unsplash