La actual situación provocada por el COVID-19 y la repercusión que de ella se deriva, ha hecho que Medicalfit lance esta propuesta a sus clientes con el objetivo de atender a colectivos vulnerables, minimizar el riesgo de exposición al coronavirus o reducir el coste del tratamiento.

Los laboratorios protésicos Medicalfit ofrecen a sus clientes un sistema para fabricar, mediante procedimientos digitales, rehabilitaciones completas implantosoportadas para edéntulos totales a un solo paso. “Gracias a la tecnología digital conseguimos tratamientos más seguros y económicos para estas personas”, aseguran.

Según Medicalfit, las mejoras de seguridad se traducen en los siguientes puntos:
– Los ficheros digitales de toma de información del paciente (fotos digitales, escáner intraoral y tomografía computarizada), evitan el tránsito de impresiones físicas procedentes de la boca del paciente desde la clínica al laboratorio, minimizando el riesgo de contaminación accidental.
– El diseño digital y la fabricación de prótesis de manera automatizada (fresado e impresión 3D), minimiza el tiempo manual requerido para la fabricación de las dentaduras en el laboratorio y con ello los riesgos de contaminación accidental asociados a esta intervención manual.
– El uso de la tecnología digital, evita pruebas que requieren la presencia del paciente en la clínica, minimizando el número de visitas a la misma y con ello los riesgos derivados de esta sobreexposición para pacientes y clínicos.

Respecto a las mejoras económicas, los protocolos digitales:
– Permiten disminuir los costes de fabricación consiguiendo prótesis más económicas.
– Reducen el tiempo empleado en el tratamiento del paciente.

Imágenes cedidas: Shutterstock/Fotogrin