Coronavirus
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su comparecencia tras el Consejo de Ministros extraordinario.

El Ejecutivo de Pedro Sánchez ha tomado diferentes medidas para evitar que se debilite la capacidad de respuesta del sector. Por su parte, las comunidades autónomas también han diseñado su plan de actuación para contener la transmisión del virus. La más afectada, la Comunidad de Madrid, unirá, incluso, la sanidad pública y la privada.

El Gobierno ha tomado distintas medidas para reforzar la capacidad de respuesta del sector sanitario, tanto del Gobierno central como de las Comunidades Autónomas, ante el COVID-19, contener su transmisión y atender a las personas contagiadas.

En primer lugar, se refuerzan en 1.000 millones de euros los recursos del Ministerio de Sanidad a través del fondo de contingencia para atender los gastos extraordinarios que se generen, de forma que pueda atender de forma adecuada las necesidades sanitarias.

Además, el Gobierno ha decidido adelantar 2.800 millones de euros de los pagos a cuenta a las comunidades autónomas para reforzar su disponibilidad de recursos con los que hacer frente a necesidades inmediatas derivadas de esta situación en sus sistemas sanitarios.

Adicionalmente, se habilita al Gobierno para regular los precios de algunos productos necesarios para la protección de la salud y, en caso de situación excepcional, la Comisión Interministerial de Precios de los Medicamentos podrá fijar el importe máximo de venta al público de determinados medicamentos y productos.

Medidas en la Comunidad de Madrid

Por su parte, la Comunidad de Madrid ha puesto en marcha un plan histórico que unirá la sanidad pública y privada bajo una misma coordinación para combatir la expansión del coronavirus (COVID-19) y dar la mejor respuesta en el tratamiento de los afectados. Gracias a esta colaboración pionera, se creará un sistema centralizado de UCIs para llegar hasta las mil camas destinadas a los pacientes que requieran de cuidados intensivos.

Asimismo, se va a poner en marcha un recurso asistencial intermedio para atender a los pacientes con coronavirus entre la asistencia domiciliaria y el ingreso hospitalario. Se trata de la estancia medicalizada intermedia, que se llevará a cabo con afectados leves que no pueden estar en su casa y que se tratarán en hoteles, pabellones u otros espacios. El objetivo es descargar de actividad asistencial a los hospitales para que puedan centrarse en los casos más graves y otras patologías.

Otra de las novedades que contempla el plan es que los pacientes de residencias de mayores que den positivo por coronavirus serán atendidos en las propias residencias o que los ciudadanos pueden llamar desde hoy a su centro de salud para poder contactar con su enfermero y médico de familia, en el caso de que tenga dudas de estar contagiado.

El teléfono 900 102 112 sigue siendo la principal vía de entrada de los pacientes al circuito asistencial. De este modo, se va a potenciar esta vía y duplicar la plantilla. A esto se le suma una app en la que está trabajando la Comunidad para descongestionar este servicio telefónico y que se estrenará en los próximos días. El número de llamadas ha crecido exponencialmente. En total, se han atendido 29.689, de las que 3.328 se han derivado al SUMMA 112.

Imágenes cedidas: Moncloa / Borja Puig de la Bellacasa