Dentistas solidarios
El Dr. Fernando Moraleda atendiendo a un niño en el campamento instalado en Zimbabue.

Así es la labor de los odontólogos que colaboran con una ONG

Gaceta Dental viaja a través de este reportaje a Zimbabue, Camerún y Marruecos para conocer de cerca el trabajo solidario que realizan odontólogos españoles en estas zonas. Su objetivo es atender a personas sin recursos de una manera desinteresada solo para devolver la sonrisa a todos aquellos que no pueden cuidar su salud bucodental por medios propios. Los dentistas se encuentran con pacientes que nunca han recibido asistencia odontológica básica en un escenario donde la pobreza está a la orden del día. La época navideña es una de las más recurrentes, además del verano y la Semana Santa, en la que los dentistas españoles emprenden nuevos retos con un único fin: ayudar a los más necesitados.

Cuando el Dr. Fernando Moraleda recibió la invitación a colaborar con su testimonio en este reportaje, sus palabras denotaron de forma inmediata una gran disposición. No dudó en afirmar que le parecía una buena idea. Para él es necesario que se conozca la labor solidaria que prestan varias ONG en España especializadas en prestar asistencia odontológica básica a personas sin recursos que viven en países pobres.

Este dentista sabe de lo que habla porque colabora desde hace años con una de estas organizaciones sin ánimo de lucro. En estos momentos, sin ir más lejos, se encuentra inmerso en una nueva misión que se desarrolla anualmente en las zonas más desprotegidas de Zimbabue, en el sur de África. Es el proyecto que lleva a cabo la Fundación Smile is a Foundation, a través del cual se presta asistencia odontológica y de Optometría a personas sin recursos.

Para explicar cómo es la situación en este país, el Dr. Moraleda hace referencia a una «absoluta falta de asistencia odontológica básica, tanto en infraestructuras como en medios humanitarios, que se pone de manifiesto, sobre todo, en las extensas zonas rurales del país africano».

319_Reportaje
El Dr. Fernando Moraleda atendiendo a un niño en el campamento instalado en Zimbabue.

Solo el año pasado, el equipo que compuso la misión de esta ONG realizó 4.158 tratamientos odontológicos en 2.771 pacientes durante 15 días. La iniciativa atesoró entonces el mayor número de personas atendidas en los 10 años de existencia de la Fundación. Ahora esperan, incluso, superar estas cifras. Entre las mejoras que se han experimentado en todo este tiempo se encuentra la de apostar, de manera más sólida, por la educación y prevención, «dejando en segundo lugar, como objetivo, el tratamiento de las afecciones dentales y periodontales», dice el Dr. Moraleda. «Aunque es indudable que, a día de hoy, aún se requiere muchísimo tiempo y dedicación a ellas», añade.

Pacientes tratados

Smile is a Foundation fue fundada por los doctores Diego Romero y Sergio Morante a raíz de la larga trayectoria en cooperación internacional que realizaban en Centro América e India desde 1999. «En un viaje de ocio, Sergio y yo nos dimos cuenta de la enorme necesidad existencial que había en las áreas rurales de Zimbabue. Nunca hemos sido capaces de ver un problema y no intentar ayudar dentro de nuestras posibilidades, por lo que buscamos la colaboración de nuestro amigo Marc Butcher, presidente de Imvelo Safaris, y, tras una charla en el fuego del campamento, decidimos lanzarnos a este nuevo proyecto, hace ya 10 años», cuenta el Dr. Diego Romero.

319_Reportaje
Desde Smile is a Foundation organizan comidas para los pacientes que atienden.

Desde entonces han tratado ya a más de 20.000 pacientes. El Dr. Sergio Morante explica que «lo que empezó con actuaciones directas, tales como extracciones, empastes y algunos tratamientos quirúrgicos menores, se ha convertido en campañas de prevención odontológica y óptica en varios colegios. Nuestro mayor logro es haber creado un proyecto sólido y recurrente». Actualmente atienden a una masa poblacional de casi 60.000 personas en un área lineal de 1.000 kilómetros. «El primer año que acudimos, tras ver a más de 2.000 personas y atender a 1.173, no vimos una sola obturación. Hoy en día, sí encontramos pacientes con obturaciones y todos nos dicen que se las hemos hecho nosotros, por lo que sabemos que tenemos pacientes que pueden acceder a su revisión anual. Además, pudimos tratar a un niño de 9 años al que diagnosticamos un sarcoma de Kaposi. A día de hoy tiene 16», detalla.

El proyecto en Zimbabue es imparable. Los dentistas implicados en el mismo pretenden seguir tratando a pacientes de manera continua y ampliando todas las áreas de prevención que implementan en los colegios de las zonas del país donde trabajan.
perspectivas de futuro

319_Reportaje
El Dr. Diego Romero es, junto al Dr. Sergio Morante, uno de los fundadores de Smile is a Foundation.

El programa de prevención es, de hecho, la parte del proyecto a la que se le da más importancia desde Smile is a Foundation en la cooperación asistencial dental. «Queremos darle sostenibilidad a este proyecto, lo que requiere la implantación de protocolos en los colegios para que el profesorado colabore y ejecutar de manera eficaz las acciones periódicas necesarias. Por tanto, nuestro objetivo es dotar de la formación y de los medios necesarios al personal docente. En nuestra visita anual tomamos registros de todos los niños y evaluamos el impacto del programa en su salud oral», destaca el Dr. Diego Romero.
Este programa de prevención al que hace referencia está implantado en dos centros educativos y pretenden extenderlo en los cinco colegios de su área de trabajo, ya que son zonas rurales muy aisladas.