Diabetes periodontitis

El 14 de noviembre se celebra el Día Mundial de la Diabetes, una enfermedad que, según la Federación Internacional de la Diabetes, padece 1 de cada 11 adultos entre los 20 y los 79 años. Es decir, 463 millones de personas en todo el mundo sufren esta patología.

Por este motivo, el Consejo General de Dentistas quiere recordar a la población la importancia que tiene la salud bucodental a la hora de prevenir y controlar esta enfermedad.

El Dr. Óscar Castro, presidente de la Organización Colegial de Dentistas, explica que varios estudios han demostrado la relación bidireccional existente entre la diabetes y las enfermedades avanzadas de las encías. «Las personas diabéticas no solo son más propensas a tener enfermedades avanzadas en las encías, sino que éstas también pueden afectar al control de la glucosa en la sangre y contribuir al avance de la diabetes», señala. Los diabéticos corren un mayor riesgo de periodontitis porque, generalmente, tienen una capacidad menor para combatir las bacterias que intervienen en la patología periodontal.

Además, estos pacientes pueden desarrollar otros problemas bucodentales, como candidiasis y sequedad bucal, la cual puede originar dolor, úlceras, infecciones y aumento de la susceptibilidad a las caries. Del mismo modo, la diabetes mal controlada puede incrementar el riesgo de complicaciones después de una cirugía oral, como pueda ser el retraso en el proceso de cicatrización o el aumento de riesgo de infecciones.

Recomendaciones de los dentistas

Desde el Consejo General de Dentistas se recomienda a las personas con diabetes seguir las siguientes recomendaciones: informar siempre a su dentista de que es diabético; controlar la enfermedad para reducir el riesgo de padecer enfermedades bucodentales; mantener una buena salud bucodental para evitar las complicaciones asociadas a la diabetes y extremar la higiene oral, cepillándose los dientes después de cada comida con un cepillo de cerdas suaves y pasta dentífrica fluorada.

Asimismo, también aconsejan realizar una limpieza diaria entre los dientes usando un cepillo interdental o seda dental; en caso de ser portador de prótesis, tienen que extremarse las medidas de higiene de las mismas diariamente; y acudir al dentista, al menos dos veces al año y siempre que haya cualquier lesión o alteración en la boca.

Imágenes cedidas: Consejo General de Dentistas