Mercado dental
Shutterstock / Rocksweeper.

Un negocio que crece a una velocidad que duplica la de la economía global del país

Desde 2011 el Instituto Key-Stone, mediante su propio sistema Sell-Out Analysis y el Estudio Sectorial que realiza por encargo y en colaboración con la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (FENIN), mide de forma constante el valor del mercado dental, tanto a nivel de grandes segmentos, como a un nivel más específico y por familia de producto.

La medición del mercado permite a las empresas conocer valores, tendencias y cuotas para monitorizar sus propios resultados comparándolos con los de sus competidores.
En realidad, midiendo la evolución de las ventas de productos dentales, podemos monitorizar implícitamente las tendencias de las diferentes terapias, tratamientos odontológicos y, consecuentemente, la evolución de las patologías orales.

Pero antes de profundizar acerca de cómo y cuánto han cambiado los consumos del sector, demos un paso atrás para hablar de la composición del mercado profesional odontológico, que actualmente tiene un valor de casi 800 millones de euros (con IVA casi un billón) y que representa el gasto de las clínicas dentales y laboratorios protésicos en productos y tecnologías profesionales. En este valor aún no están incluidos los alineadores ortodónticos y otros servicios.

En primer lugar, merece la pena recordar que la adquisición de productos de consumo y de equipos poseen dinámicas diferenciadas, pues el consumo está estrechamente ligado al número de prestaciones (y, por tanto, de pacientes) y a su tipología. Si aumentan, por ejemplo, los pacientes con problemas periodontales, los dentistas comprarán más productos necesarios para tratar dichas patologías; si la demanda de prótesis o tratamientos ortodónticos crece, los productos relacionados también estarán más demandados, y así sucesivamente para las diferentes terapias efectuadas en la clínica dental.

Mercado dental
Gráfico 1.

Si, en lugar de ello, aumentan las compras de equipos, significa que el nivel de confianza de los dentistas crece de cara al futuro y que la industria ofrece innovaciones en las cuales merece la pena invertir. Es cierto que con el aumento del número de pacientes aumenta también la confianza, y es por ello que es muy importante analizar los consumos de dentistas, que influyen también en los de los protésicos.

A pesar de que el gran aumento del mercado dental profesional se debe en gran parte a las fuertes inversiones en tecnología de los últimos años, mi aportación pretende analizar las tendencias del mercado de productos consumibles, cuyo indudable crecimiento nos invita a presuponer que este segmento se encuentre en una fase saludable y de desarrollo.