—¿Quiénes le acompañarán en esta nueva etapa al frente de SEPA? ¿Qué destacaría de cada uno de ellos?
—Como vicepresidente, José Nart, una persona muy polivalente que aporta visión interdisciplinar y experiencia en formación como director de uno de los 15 másteres de Periodoncia acreditado por la Federación Europea. Como secretaria general, Paula Matesanz, que simboliza los valores de SEPA: rigor, innovación y excelencia; además de aportar una perspectiva solvente fundamentada en su experiencia en los dos mandatos anteriores. Como vocales: Francisco Vijande, Andrés Pascual, Ignacio Sanz y Olalla Argibay. De ellos, Francisco Vijande es el más experimentado. En el anterior equipo se ha encargado de los encuentros científicos. Es una persona con capacidad de visión a largo plazo, capaz de disentir y trabajar en cada proyecto con la intención de hacer más grande, más justa y potente a SEPA. Andrés Pascual goza de experiencia docente y clínica. Es un hombre de equipo capaz de transmitir el mensaje de «Periodoncia para todos» vaya donde vaya. Ignacio Sanz es un profesional curtido en docencia, investigación y vinculado a numerosos proyectos de SEPA; sin duda, nos dará las claves para avanzar en los proyectos de formación de una manera innovadora, gracias a la frescura de su juventud y el poso de años de trabajo y coordinación de cursos de SEPA. Y Olaya Argibay nos aportará frescura, tal y como hizo en la organización de SEPA Joven en Santiago en 2014, siendo una fuente de dinamismo y cercanía a las nuevas generaciones, enriqueciendo la perspectiva intergeneracional que refleje con mayor fiabilidad el alto porcentaje de jóvenes que hoy ejercen como dentistas.

—SEPA acaba de cumplir 60 años. ¿Qué papel ha representado y representa la organización en el panorama odontológico nacional e internacional?
—En seis décadas las transformaciones formales han sido considerables, tanto de la entidad como del conjunto de la sociedad. La adaptación a los cambios y a la evolución científica y tecnológica se ha fundamentado en los valores de SEPA: el rigor, la innovación, la excelencia, la transparencia y la ética. Valores y fines siguen intactos, impulsados por la solidez científica y la búsqueda para traer conocimientos innovadores y ponerlos al servicio de la práctica clínica diaria. Uno de los retos es que la gran cantidad de jóvenes que se incorporan a SEPA conozcan el firme compromiso con estos valores y con la evidencia científica como garantía de la excelencia clínica y la mejor asistencia a pacientes.
Uno de los hitos en estos sesenta años ha sido la creación de la Fundación SEPA, una herramienta adaptada a la realidad jurídica del siglo XXI al servicio del desarrollo de la Periodoncia y la promoción de la salud.

En el ámbito internacional, SEPA es percibida como un actor global, siendo uno de los motores de la Federación Europea de Periodoncia y de la Federación IberoPanamericana de Periodoncia, acogiendo a congresistas de más de 60 países como vimos en el último congreso celebrado en Valencia.

—La actividad formativa de la sociedad es una de sus claras señas de identidad. ¿Seguirá potenciando esta línea en su etapa al frente de SEPA?
—La formación es una de las piedras angulares de SEPA, que seguiremos potenciando e innovando. Hemos de adecuar contenidos, metodologías, formatos y canales, leyendo los cambios de hábitos, de relación profesional, de búsqueda de información y de la manera en la que llegar al conocimiento, así como el incremento de información que el paciente maneja actualmente. Sin duda, la formación es un reto primordial para SEPA con el objetivo de dar respuesta a quien quiere estar preparado para tratar mejor a sus pacientes, dándoles más confianza y seguridad de estar en buenas manos.

—¿Cree que es ajustada la oferta formativa a las necesidades del sector? ¿O se está saturando demasiado el mercado?
—La formación en las profesiones sanitarias es un tema de enorme complejidad sobre el que los reguladores deben establecer unos marcos de actuación que aporten mayor fiabilidad al conjunto de la población. La formación en Odontología y, especialmente, la formación continua presenta una serie de alteraciones en relación a otras disciplinas de Ciencias de la Salud que sería aconsejable corregir con parámetros claros acorde a la calidad asistencial que se ha de garantizar evitando simplificaciones. La salud no es pública ni privada. La salud es un derecho y, por tanto, los poderes públicos deben profundizar en este análisis. Las Sociedades científicas odontológicas conjuntamente con Universidades, Consejo General y Consejos Autonómicos estamos a disposición del Ministerio y de las respectivas Consejerías para mejorar notablemente el marco legal de la formación continuada, con el objetivo de aportar mayor seguridad y fiabilidad para profesionales y para la sociedad.

—La proyección internacional de SEPA es cada vez más destacada. ¿Cómo se articula esta cada vez mayor conexión con otros países u organizaciones exteriores?
—SEPA es percibida como un actor global en el mundo de la Periodoncia, fortalecido por nuestro sólido vínculo con la Federación Europea de Periodoncia, que es actualmente la entidad científica de referencia mundial, y con la Federación IberoPanamericana de Periodoncia, con quien estamos contribuyendo a fortalecer la comunidad científica de habla hispana y portuguesa. SEPA está muy orgullosa de las Federaciones a las que pertenece y de ser uno de sus miembros más activos y comprometidos.

De forma complementaria, SEPA ha dado respuesta a la demanda de cooperación institucional y científica de numerosos países como estamos viendo por la evolución del congreso y de las actividades formativas online que realizamos. Al término de 2019, SEPA habrá realizado ocho simposios internacionales en los siguientes países: Brasil, Argentina, México, Colombia, Panamá, Perú, Ecuador y también en Estados Unidos, conjuntamente con la Academia Americana de Periodoncia. La internacionalización de SEPA es un hecho fruto de la respuesta al reto de la globalización que ayuda a potenciar la Periodoncia y la Odontología española en el mundo.