La grandeza de los profesionales de la Odontología

Contenido patrocinado

En todas las profesiones hay dificultades, retos y cambios inesperados. Pero en la profesión de la Odontología se encuentran personas que deciden salir de su zona de confort para ir más allá y poder innovar en esta profesión que tiene como máxima hacer felices a sus pacientes.

Profesión y vocación

Muchas horas y esfuerzo estudiando en la facultad de Odontología, aprobando exámenes, presentando trabajos, proyectos… para finalmente saber que tan ardua tarea ha servido para ayudar a otros, devolviéndoles la confianza para que puedan volver a sonreír. Un sentimiento que paga con creces tanta dedicación.

El Dr. Enric Pintado cuenta con más de 27 años de experiencia en Odontología.

La profesión de un odontólogo va mucho más allá de un simple trabajo. Ser odontólogo es trabajar en la clínica y, una vez acabada la jornada laboral, seguir pensando en cómo poder mejorar los tratamientos y los servicios que se ofrecen a los pacientes.

El odontólogo no sólo es capaz de devolver la salud bucal y mejorar la vida de los pacientes, sino que trabaja con esmero, día a día, para ser capaz de devolver la confianza y, por ende, la sonrisa, a aquellos que la han perdido.

La grandeza de cada doctor

Cada odontólogo tiene su propia historia. Y cada uno tiene sus objetivos, vivencias y retos.

Por ejemplo, el Dr. Geninho Thomé, Santa Helena (Brasil), en 1980 se propuso mejorar la vida de las personas mejorando sus sonrisas a través de la Implantología. Pero estaba ante un gran dilema, en Brasil los implantes tenían un alto coste y apenas había tecnología y personal para poder llevar a cabo su proyecto. Por este motivo, viajó a Estados Unidos, donde aprendió distintas metodologías y consiguió los materiales para comenzar a devolver la sonrisa a todos aquellos que requerían acceder a un tratamiento, sin que su economía fuera un impedimento. Con el tiempo y sumando experiencia, el Dr. Thomé transformó lo que fue una pequeña máquina de implantes en una fábrica increíble, a la que bautizó «Neodent», convirtiéndose en el mayor fabricante de implantes de Brasil y el segundo a nivel mundial.

Historias de grandeza

La Dra. Arantxa Rodríguez.

Para la Dra. Arantza Rodríguez la inspiración le viene de familia. Desde pequeña ha vivido siempre rodeada de profesionales de la Odontología como su padre, José Pablo Rodríguez, y su hermano, Pedro Pablo, ambos técnicos de laboratorio que le han enseñado lo apasionante de esta profesión. La grandeza radica en observar que los tratamientos quirúrgicos implementados en sus pacientes permanecen estables en el tiempo.

El Dr. Enric Pintado tiene muy claro que, a raíz de más de 27 años de experiencia en Odontología, lo que necesita a su lado es un sistema de implantes que cumpla con sus expectativas y que le dé la flexibilidad que precisa. La grandeza radica en la emoción y en el agradecimiento que recibe de sus pacientes una vez terminados sus tratamientos.

El Dr. Eusebio Torres.

Para el Dr. Eusebio Torres, la grandeza y el talento de su trabajo, y lo que más le llena el corazón a él y a su equipo, es devolver la ilusión a los pacientes que llegan a su consulta. Mientras que para el Dr. Iñaki Mayo, el talento y el trabajo diario son el complemento el uno del otro, y conforman la base para lograr el éxito en sus tratamientos.

El Dr. Iñaki Mayo.

Además del talento y la experiencia expuesta en estos casos anteriores, también un odontólogo tiene que precisar de coraje, como es el caso del Dr. Vicente Belvis, que afirma que para poder hacer frente a todas las necesidades que presentan sus pacientes es necesario disponer de las herramientas adecuadas. Con coraje, y el arsenal adecuado, es posible superar todas las dificultades.

El Dr. Vicente Belvis.

Práctica diaria

Conoce más historias de odontólogos que desafiaron los límites de la profesión, saliendo de su zona de confort en la web MyGreatness de Neodent y comparte la tuya en redes sociales con el hashtag #MyGreatness. ¡Comparte tu Grandeza!