Una persona con periodontitis severa tiene un 15% más de riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares

Con motivo del encuentro científico Perio & Cardio Workshop, celebrado en Madrid para explorar la relación entre la salud bucal y la cardiovascular. Este acto ha contado con el patrocinio de Dentaid, compañía referente en salud bucal.

logo-dentaidExpertos de la Federación Europea de Periodoncia (EFP) y la Federación Mundial del Corazón (WHF) han concluido, en el encuentro científico Perio & Cardio Workshop, celebrado en Madrid y patrocinado por Dentaid, que una salud bucal adecuada y las visitas periódicas al dentista pueden contribuir a mejorar la salud cardiovascular. Durante el mismo, se han revisado las evidencias científicas que vinculan la enfermedad cardiovascular y la periodontitis. Con ello, se pretende ofrecer recomendaciones conjuntas tanto a los profesionales de la salud como a los pacientes.

Como principal causa de muerte en todo el mundo, figuran las enfermedades cardiovasculares, mientras que la periodontitis severa es la sexta enfermedad crónica no transmisible más común. De este modo, se afirma que los pacientes con periodontitis tienen un mayor riesgo de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular o ictus. Esta tendencia es más probable si han tenido un episodio cardiovascular anterior. Entre otras explicaciones, las bacterias en la boca pueden pasar al sistema circulatorio y promover la inflamación y el endurecimiento de las arterias (aterosclerosis). Además, ambas enfermedades comparten factores de riesgo comunes, como el consumo de tabaco, la diabetes y el estrés.

Temas clave del Workshop

Durante el workshop, los asistentes discutieron sobre cuatro áreas clave:
• Evidencias epidemiológicas que relacionan la periodontitis y las enfermedades cardiovasculares.
• Mecanismos biológicos para el aumento del riesgo de aterosclerosis en pacientes con periodontitis.
• El efecto del tratamiento periodontal sobre el riesgo de aterosclerosis.
• Los posibles riesgos cardiovasculares de las intervenciones bucales.

Principales conclusiones

Los expertos extrajeron diferentes conclusiones en torno a la salud bucal y cardiovascular. Entre ellas, cabe destacar las siguientes:

«Los cardiólogos deben ser conscientes de la conexión entre las enfermedades del corazón y las encías e incentivar a sus pacientes a realizar exámenes de detección de periodontitis. También deben procurar una buena higiene bucal para mejorar los resultados cardiovasculares», explica el profesor y Dr. Álvaro Marco Del Castillo.

Por otro lado, el profesor y Dr. José Ramón González Juanatey, analizó el efecto del tratamiento periodontal sobre el riesgo de aterosclerosis. Al respecto, expuso que la progresión de la enfermedad cardiovascular puede verse influida por una buena higiene bucal y un tratamiento periodontal exitoso.

En palabras del profesor y Dr. Soren Jepsen: «Se debe advertir a los pacientes con periodontitis que tienen un mayor riesgo de enfermedad cardíaca y deben manejar sus factores de riesgo de ECV”. Y añade que, «con respecto a los posibles riesgos cardiovasculares del tratamiento periodontal, las investigaciones disponibles indican que el tratamiento periodontal es seguro para los pacientes cardíacos».

En este sentido, «tanto la periodontitis como la enfermedad cardiovascular afectan a muchas personas en todo el mundo. Determinar la importancia de la prevención de la enfermedad periodontal y la terapia como un medio para reducir el riesgo cardiovascular puede tener importantes implicaciones económicas y de salud pública», explica el profesor y Dr. Mariano Sanz.

Prevención y concienciación

El profesor y Dr. Pablo Perel, asesor científico de la WHF, expuso que «se necesita más conciencia del vínculo entre la salud bucal y la enfermedad cardiovascular». Además, insistió en que «dado que la enfermedad cardiovascular es la primera causa de muerte en el mundo, reducir los factores de riesgo que contribuyen a la enfermedad cardíaca es de suma importancia».

Por su parte, el Dr. Xavier Calvo, periodoncista y Medical Advisor de Dentaid, ha indicado que «se recomiendan revisiones periódicas al odontólogo y/o periodoncista para determinar el estado de la salud de las encías. Asimismo, es importante transmitir al paciente la importancia de mantener unos buenos hábitos de higiene bucal con una buena técnica de cepillado y uso de productos específicos para controlar el nivel de placa».

Para concluir el evento, el profesor y Dr. Mariano Sanz comentó que el workshop Perio&Cardio había logrado sus objetivos al llegar a un consenso. «Identificó las áreas donde se necesita más investigación, como los ensayos clínicos que utilizan resultados cardiovasculares complejos y estudios adicionales para comprender los mecanismos por los cuales las bacterias bucales pueden afectar a los tejidos cardiovasculares».

El resultado de este encuentro científico se publicará,próximamente, en el Journal of Clinical Periodontology. Asimismo, se va a desarrollar un proyecto para crear conciencia sobre el papel esencial de la salud bucal en la reducción del riesgo de enfermedad cardiovascular.