Funnydent
Imagen de una clínica dental. Shutterstock / Vasin Lee.

Un juez de Madrid ha dictado la primera sentencia sobre este caso. En ella, se condena a Mapfre como responsable civil por el cierre de estos centros en enero de 2016.

Mapfre tendrá que pagar 10.750 euros a uno de los clientes afectados por la desaparición de las clínicas dentales Funnydent. Así lo ha dictado el juzgado de Primera Instancia número 44 de Madrid.

El procedimiento se inició tras la demanda de uno de los afectados contra esta aseguradora que cubría la responsabilidad civil de la actividad de las clínicas. El cliente recibió un tratamiento por 1.710 euros antes del cierre, a pesar de haber abonado 3.400 y recibir un presupuesto de 4.400 euros. Todo ello, con la consecuente reducción de su calidad de vida al perder piezas dentales que no se le implantaron posteriormente.

Al margen de este proceso judicial se encuentra la causa principal por el cierre de las clínicas. En ella se investiga a Cristóbal López Vivar, dueño de Funnydent, por presuntamente, estafar 8,8 millones de euros a más de 2.400 pacientes.

Recientemente, el Consejo General de Dentistas ha informado de una serie de medidas legales para evitar que se produzcan este tipo de casos. «Este tipo de clínicas corporativas, catalogadas como sociedades de intermediación con estructuras mercantiles complejas se escapan al control deontológico de los colegios oficiales de odontólogos y estomatólogos», dijo su presidente, el Dr. Óscar Castro.

Asimismo, señaló que esta situación se podría evitar si la Administración aplicase la Ley 2/2007, de Sociedades Profesionales. Esta medida prevé que las organizaciones colegiales puedan sancionar deontológicamente a aquellas personas que realicen actividades para las que se requiere colegiación obligatoria.