Equipos CAD/CAM

La aparatología digital forma parte del día a día del trabajo en la consulta y el laboratorio. Cada una de las herramientas que las nuevas tecnologías ponen al alcance de la Odontología, configuran los nuevos procesos de trabajo claves para la atención de los pacientes.

La biocopia o escaneado de referencia es uno de estos elementos que forman parte del flujo digital. La Sociedad Española de Odontología Digital y Nuevas Tecnologías (SOCE) la define en la sección «De la A a la Z» de Gaceta Dental, como un escaneado previo de un encerado o de los dientes del paciente antes de prepararlos para realizar una copia idéntica en la restauración final.

Dicha herramienta resulta muy útil donde la estructura superficial de los dientes está conservada, pero se necesita retirar parte de ella para acceder a una lesión cariosa, por ejemplo. De este modo, se obtiene una incrustación exactamente igual al diente del paciente antes de la intervención.

Flujo de trabajo digital

Según SOCE, «con el flujo de trabajo digital estamos muy cerca de poder enviarle al laboratorio una representación exacta del paciente en un archivo digital, combinando CBCT, escáner intraoral, facial o articuladores virtuales, entre otras cosas». Asimismo, el técnico puede ver en la pantalla de su ordenador lo mismo que el clínico en la suya, y casi lo igual que cuando se observa al paciente.

La Odontología Digital permite reducir al mínimo los errores que se producirían en este proceso de manera tradicional. Otra de las ventajas es la inmediatez con la que se puede enviar la información.

Consulta aquí la información completa de la sección «De la A a la Z» de Gaceta Dental

Imágenes cedidas: Shutterstock / Alim Yakubov

Amplía tus conocimientos y fórmate