El valor total del mercado del laboratorio valor total que se sitúa en torno a los 47 millones de euros.

Key-Stone, a través de la metodología Sell-out Analysis, ha medido una vez más el mercado de productos de consumo de laboratorio, que ha registrado un crecimiento del 8% sobre 2017, con un valor total que se sitúa en torno a los 47 millones de euros, excluyendo momentáneamente las aleaciones y los anclajes.

El estudio detallado está a disposición de las empresas interesadas, pero merece la pena resaltar un primer dato que emerge de manera preponderante: los materiales para CAD/CAM experimentan un crecimiento de aproximadamente el 30% con respecto al año anterior, mientras que otros materiales crecen de forma muy escasa, con una tendencia estructural en los últimos años.

Sin embargo, 47 millones de euros nos resulta un dato bastante bajo con respecto a las potencialidades globales del país en un mercado que supera los 700 millones de euros y en el cual se colocan aproximadamente 1,5 millones de implantes. ¿Cómo es posible no llegar ni siquiera a 50 millones de facturación en productos de laboratorio?

Teniendo en cuenta que Alemania es el país donde más se eleva el valor de la prótesis y de los materiales protésicos, tanto en términos absolutos como en peso dentro del propio mercado, la investigación Sell-Out Analysis permite comparar dos países con idéntica metodología: España e Italia.

Comparando los dos países en cuanto al negocio de productos de consumo para la clínica, se observa una relación de 100:182, es decir, que, frente a los 204 millones en materiales de consumo para la clínica en España, Italia factura 372 (en ambos países se excluye la regeneración ósea). También el peso de los materiales protésicos para la clínica es idéntico (así como para todas las macrofamilias que componen el mercado de la clínica), pero si comparamos el valor de la facturación española para los productos de laboratorio con su homólogo italiano, la relación es de 100:225. Faltan, por tanto, una decena de millones de facturación en España para permanecer en la media, por lo que hemos profundizado en esta cuestión tratando de hallar las posibles razones de esta diferencia, concretamente, comparando la composición del negocio de los dos mercados.

Mercado del laboratorio

La verdadera diferencia entre los dos países se explica en base al bajo desarrollo del negocio de materiales CAD/CAM, aunque son los únicos segmentos que están creciendo a un ritmo del 30% anual en ambos mercados. Frente a una facturación que en Italia es de casi 40 millones, en España se facturan poco más de 16. En un país los materiales de CAD/CAM representan el 30% del mercado y en el otro un 19%, como se puede observar en el gráfico.

¿A qué se debe este fenómeno?

Sin duda alguna a un mayor uso de los centros de fresado externos por parte de los laboratorios protésicos españoles (y, en parte, también directamente por los dentistas), con un enorme peso de las elaboraciones en cromo cobalto en comparación con las de zirconio o cerámicas de vidrio.

El estudio OmniVision Digital, realizado en Italia y en España, muestra una mayor propensión por parte de los italianos a realizar internamente el trabajo, subcontratando lo mínimo posible, mientras que el peso de los elementos protésicos «in house» del mercado español es todavía bastante reducido. Todo ello se debe especialmente a una menor difusión de las fresadoras de laboratorio (mientras que casi el 45% de los laboratorios posee un escáner) y, probablemente, a la necesidad de realizar elaboraciones con un menor coste unitario sobre una base de cromo cobalto (evidencias detectadas en el estudio Flash CAD/CAM).

También por estos motivos florece el negocio de los servicios centralizados CAD/CAM, mientras la industria y la distribución aún no logran aprovechar plenamente las oportunidades ofrecidas por las fresadoras de laboratorio, que permitirían un fuerte desarrollo del mercado de consumibles (discos, bloques, fresas y accesorios).