Shutterstock/estudio2sin

 

Parece seguir bajando el gasto odontológico en España, esta es la indicación procedente del INE, el Instituto Nacional de Estadística, que mide una parte importante del gasto de los españoles en prestaciones odontológicas.

El estudio, que ha sido integrado con datos de Key-Stone para llegar a la medición del mercado total, incluye además los servicios no presentes en la Encuesta Nacional de Salud de INE, y cifra el gasto en poco más de siete mil millones en 2017, perdiendo casi un 12% con respecto a los valores de 2015.

Pero, ¿cómo se explica este dato con relación al indudable incremento del consumo de productos dentales?

De hecho, los estudios Sell-out Analysis de Key-Stone han corroborado un aumento estructural del negocio de los productos dentales profesionales, no solo en valor, que podría estar afectado por políticas de precios o uso de materiales más costosos, sino también en volúmenes, o lo que es lo mismo, en las unidades compradas por las clínicas dentales, sean éstas de tipo tradicional o pertenecientes a cadenas.

El aumento de las unidades en el consumo de productos como implantes, ampollas de anestésicos u otros materiales básicos que indican claramente el número de visitas, como eyectores, servilletas, guantes, etc., marca un crecimiento medio anual entre un 2% y un 4% en el último cuatrienio.

Por tanto, la información sobre la disminución del gasto odontológico debe evaluarse teniendo en cuenta el contexto actual, marcado por un aumento de pacientes y prestaciones.

Todo ello se debe a varios factores, por ejemplo:

– El estudio de mercado de INE y la integración de Key-Stone miden el gasto de los pacientes españoles, dato que no siempre se corresponde con los ingresos de las clínicas, pues el sistema de seguros o mutuas permite al paciente pagar solo una parte del servicio o recibir alguna prestación de forma totalmente gratuita.

– La gran competitividad entre las clínicas dentales y, especialmente, el aumento del peso de clínicas “low cost”, genera una cierta deflación de los precios medios de las prestaciones odontológicas.

– La mayor orientación de la población hacia la prevención, el aumento del porcentaje de españoles que acuden regularmente al dentista, junto a una mayor frecuencia en sus visitas, afectan positivamente a la salud bucodental, reduciéndose, como consecuencia, las rehabilitaciones más complejas y costosas.

En conclusión, podemos claramente intuir que lo que va progresivamente reduciéndose es el «ticket medio por paciente», y no tanto el volumen de las prestaciones.

El mercado atraviesa un importante fenómeno de carácter estructural que nos sitúa frente a clínicas dentales que, obligatoriamente, tendrán que aprender a gestionar de forma más eficiente sus pequeñas o medianas empresas para poder seguir compitiendo y obteniendo beneficios en un mundo cada vez más competitivo y en un contexto de salud bucodental que, afortunadamente, está mejorando.

Fuente: estudio “Panorama Odontológico”, para pedir más información escribir a pressoffice@key-stone.it