Asistentes a la presentación del balance sobre las agresiones a profesionales sanitarios.

Según el balance anual presentado por la Policía Nacional

La mayoría de las agresiones se produjeron en Andalucía que, con 109 casos, es la comunidad autónoma donde se han registrado más denuncias de este tipo.

La Policía Nacional presentó el balance de su actividad para prevenir agresiones a los profesionales sanitarios en su lugar de trabajo, correspondiente al año 2018. Al acto asistieron el presidente del Consejo General de Dentistas, Óscar Castro Reino; Serafín Romero, presidente de la Organización Médica Colegial; y Florentino Pérez Raya, presidente del Consejo General de Enfermería.

Javier Galván, interlocutor policial nacional sanitario de la Policía Nacional, y Juan Carlos Castro, comisario general de Seguridad, informaron de que se han organizado más de 1.300 reuniones y 85 jornadas de técnicas de contención verbal y escucha activa en todo el país para prevenir las agresiones contra el personal sanitario. Galván ha declarado que en 2018 se denunciaron 298 agresiones que ocasionaron 322 víctimas, de las cuales el 54,96% eran mujeres. De todos estos casos, 109 se produjeron en Andalucía.

Asimismo, ha señalado que la mayoría de las agresiones son de carácter verbal y que solamente el 18% provocan lesiones físicas. Otros datos que se desprenden del informe es que los hurtos en los centros sanitarios aumentaron en enero y junio de 2018, mientras que los robos con fuerza se incrementaron en agosto.

El presidente del Consejo General de Dentistas ha agradecido a la Policía Nacional «la labor tan importante que está llevando a cabo para disminuir los casos de agresiones a sanitarios» y espera que esas cifras lleguen a cero en los próximos años. «El profesional sanitario debe sentirse protegido y respaldado mientras desempeña su trabajo que, no olvidemos, es salvaguardar la salud de las personas», ha zanjado el Dr. Castro.