Publicidad sanitaria
Reunión entre representantes del PP y de las principales organizaciones sanitarias de España.

El Grupo Popular (GPP) ha registrado este jueves en el Congreso de los Diputados la Proposición de Ley que regulará la publicidad sanitaria con el objetivo de establecer una norma a nivel estatal que gestione los aspectos básicos de la misma, sustentada sobre una base científica.

La iniciativa se ha registrado tras la reunión mantenida en la Cámara Baja por la portavoz parlamentaria popular, Dolors Montserrat; el portavoz adjunto del GPP, José Ignacio Echániz; y la portavoz de Sanidad del GPP, Teresa Angulo, con los presidentes del Consejo General de Dentistas, Óscar Castro; de la Organización Médica Colegial, Serafín Romero; del Consejo General de Veterinarios, Juan José Badiola; y con la secretaria general del Consejo General de Farmacéuticos, Raquel Martínez; en la que se han abordado los contenidos de la misma.

El texto recoge que la publicidad sanitaria destinada al público deberá identificar con claridad y de forma objetiva la actividad sanitaria a la que se refiera

El registro de esta iniciativa es resultado de los trabajos iniciados con la primera de las reuniones mantenidas, que se celebró el pasado mes de diciembre, con el objetivo de elaborar una propuesta legislativa que evite la publicidad engañosa en los servicios y productos sanitarios, como en el caso concreto de iDental, que tanto daño ha hecho a consumidores y pacientes.

Representantes de los Consejos de Profesionales Sanitarios junto a Dolors Montserrat en el Congreso
Representantes de los Consejos de Profesionales Sanitarios junto a Dolors Montserrat en el Congreso.

Entre otras cuestiones, el texto de la iniciativa -que consta de 18 artículos, 4 capítulos, 1 disposición adicional, 1 disposición transitoria, 1 disposición derogatoria y 2 disposiciones finales-, recoge que la publicidad sanitaria destinada al público deberá identificar con claridad y de forma objetiva la actividad sanitaria a la que se refiera, utilizando mensajes claros y comprensibles en su integridad, evitando usar términos que puedan confundir al ciudadano.

Además, incluirá las advertencias y precauciones que sean necesarias para informar al paciente de los posibles efectos adversos o riesgos derivados de la actividad sanitaria anunciada, mientras que la publicidad sanitaria dirigida a profesionales sanitarios deberá proporcionar la información técnico-científica necesaria para que sus destinatarios puedan juzgar por sí mismos los servicios que se prestan.

Autorización administrativa

La publicidad sanitaria dirigida al público tendrá que ser autorizada por la autoridad sanitaria competente antes de ser difundida. En este sentido, la Administración solicitará a las Organizaciones Colegiales Profesionales que considere pertinentes un informe sobre el cumplimiento de los requisitos señalados en esta Proposición de Ley.

En el caso de la publicidad sanitaria dirigida a los profesionales, los responsables de la misma deberán comunicarla a las autoridades sanitarias y demás órganos administrativos competentes antes de difundirla.