Figura 1. Estudiantes hoy, profesionales mañana.

Educar para otra forma de vida

Con este título, o similar, se están originando numerosas conferencias, congresos y publicaciones que responden al interés que genera, tanto a los hijos como sobre todo a los padres, la irrupción de las nuevas tecnologías en general. Y es que los expertos en educación son conscientes del gran desafío en el que nos encontramos hoy en día y con el que seguramente la mayoría de nosotros nos sentimos identificados, porque al fin y al cabo los padres son lo mejores influencers de sus hijos.

Transformación digital en las aulas

Ante la gran transformación digital que se está produciendo en nuestra sociedad del siglo XXI, la enseñanza no es, ni será, ajena a dichos cambios, además partiendo de la premisa de que las nuevas tecnologías han venido para quedarse y que la previsión es que esto es solo el inicio de una gran revolución digital. Habrá que preparar una verdadera estrategia digital e introducirla tanto en el sector educativo como en el resto de empresas.

El papel de las instituciones

¿Qué papel están jugando y van a jugar las instituciones educativas? Esta es una pregunta que dejamos en el aire para que más pronto que tarde nos la planteemos todos los responsables de la enseñanza. Somos conscientes de la importancia que supone la educación, y así nos lo recuerda la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura): «Frente a los numerosos desafíos del futuro, la educación constituye un instrumento indispensable para que la humanidad pueda progresar hacia los ideales de paz, libertad y justicia social», a lo que podemos añadir que la educación es muy importante en el desarrollo de las nuevas tecnologías, teniendo que formar parte del ADN de los más jóvenes, sin perder de vista y teniendo muy en cuenta que los estudiantes de hoy serán los futuros profesionales de mañana (Figura 1).

Situación actual

No es una noticia novedosa escuchar comentarios sobre la situación de la educación en España e incluso, acompañada de cierta polémica. A continuación, nos hacemos eco de diferentes titulares que todos hemos oído y leído en diferentes medios:

1. El informe del Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes (PISA), que analiza el rendimiento de los estudiantes en varios países, no arroja unos buenos resultados para la enseñanza de España.

2. Según los datos estadísticos del Eurostat 2016, España es el segundo país de la Unión Europea en fracaso escolar.

3. En el ámbito de la educación, en general, se percibe cierta falta de motivación de nuestro alumnado.

4. En la educación secundaria existe abandono escolar, e incluso en la educación universitaria se ha producido un descenso en las matrículas.

Todos estos hechos están generando un clima de cierto desencanto entre los miembros de la comunidad educativa.

Si tal como cita la UNESCO, la educación es un instrumento indispensable para los numerosos desafíos del futuro y el objetivo final es lograr profesionales con unas competencias adecuadas a los tiempos que tendrán que vivir, habrá que utilizar todas las herramientas y metodologías disponibles hoy en día. Frente a la educación tradicional, en el informe Horizon presentado por Johnson y col. (2015), se habla de seis tendencias emergentes, que serían las siguientes:

1. Flipped classroom (aula invertida).
2. Bring your own device (trae tu propio dispositivo).
3. Makerspace (talleres creativos).
4. Wearable technology (tecnología de objetos portátiles).
5. Adaptative learning technologies (tecnologías de aprendizaje adaptativo).
6. The internet of things (internet de las cosas).
punto en común

Todas estas tendencias tienen como denominador común la utilización de tecnología y dispositivos digitales. Alguna de estas tendencias educativas no son nuevas, e incluso de alguna forma ya se están utilizando en nuestras instituciones educativas desde hace tiempo, como por ejemplo los espacios maker.

Además, la implementación de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en el ámbito educativo se ha incrementado en los últimos años.

Ello ha provocado una verdadera revolución digital en las aulas (Figuras 8, 9 y 10).

Seguidamente dejamos unos datos para reflexionar:

• En España, según muestra el estudio Digital in 2016, el tráfico web, cuya procedencia son los teléfonos inteligentes, está incrementándose año tras año, situándose en la actualidad por encima del 32%.

• Además, España cuenta con el mayor ratio de usuarios de telefonía móvil, superando ya el 87%.

• La conexión móvil a través de redes 3G y 4G supera el 74% de las conexiones móviles que existen en nuestro país.

• El smartphone se ha convertido en el medio más utilizado en España para acceder a internet, con un porcentaje superior al 85%, según el estudio Mobile 2015-Spain, realizado por IAB.

• Le siguen los ordenadores, tanto portátiles como PC, con un 67%; las tablets, con un 45%; y destaca la irrupción de las smarts TV o televisores inteligentes con un 35%.

• Este mismo estudio menciona otra nueva realidad, que es el uso que se hace de los smartphones y de las tablets como segunda pantalla, utilizándose simultáneamente con los televisores.

• También incide la coexistencia de dos sistemas operativos distintos, destacando Android, con más del 80% de cuota de mercado, e iOS, de Apple, más minoritario, pero con usuarios muy fieles.

Estos datos, aunque en un primer momento nos puedan sorprender, tras un tiempo de reflexión observamos que la realidad es incuestionable.

¿Es posible vivir sin móvil?

Estamos en época de plena controversia acerca de si móviles sí o móviles no en las aulas (incluso en algunos países ya se está legislando sobre el uso de los teléfonos). Independientemente de este debate, exponemos un ejemplo de una herramienta para la educación que se está introduciendo en los centros de formación y que, para los mayores, cuanto menos, nos puede resultar sorprendente.

M-learning

Lo que es una realidad es que los dispositivos móviles son una tecnología en crecimiento y que su utilización cada vez es mayor. El uso de dispositivos móviles más las TIC han tenido una gran introducción en muchas de nuestras actividades diarias: comunicación, banca, compras, trabajo, etc., transformando nuestros comportamientos y hábitos, por lo que será difícil que la enseñanza se mantenga al margen, sino que el futuro de la educación pasará por una incorporación mayor de estos dispositivos. Además, los mismos estudiantes hoy en día lo sienten como algo natural, siendo aceptado y considerado útil para realizar sus actividades académicas. De hecho, ¿alguien se imagina hoy en día la formación online sin la utilización de estos dispositivos/tecnologías móviles? Estas innovadoras técnicas son cada vez más eficaces gracias a los métodos de aprendizaje en línea y dispositivos móviles. El aprendizaje en línea y la utilización de dispositivos móviles facilitan el acceso al conocimiento de una manera inimaginable, teniendo la ventaja de combinar conectividad y plataformas virtuales (aulas virtuales), brindando al alumno la oportunidad de conectarse en cualquier lugar y en cualquier momento (Figuras 14 y 15).


Como ejemplo presentamos el libro titulado «Padres Analógicos, Hijos Digitales», de la licenciada en Psicología, María Cristina Lamas, y la doctora en Filosofía, Ana María Lamas (Figura 2). La obra describe las características principales, tanto del paradigma analógico como del digital, y el desafío que presenta la convivencia de ambos en el mundo de hoy. El subtítulo del libro es también una buena pregunta para reflexionar, «¿Cómo conviven Gutenberg y Zuckerberg?», así como otras preguntas planteadas, como «¿Es más difícil ser padres de los hijos de hoy o ser hijo de los padres de hoy?» (Figura 3).


Movimiento maker

¿Has oído hablar del movimiento maker? A nuestra forma de entender no es tanto un movimiento, sino más bien un lugar o un espacio de prácticas. Este espacio promueve el aprendizaje a través de la experiencia y la creación de productos de forma artesanal y en comunidad utilizando para ello la tecnología (seguro que nos resulta familiar) (Figuras 4, 5 y 6). Este movimiento, que se puede traducir como hacedores o creadores, surgió hace algo más de una década a partir del concepto Do It Yourself (DIY). Gracias a él, se generan comunidades compuestas por personas con diferentes perfiles y conocimientos que, preocupadas por los problemas y necesidades de la sociedad, trabajan juntas para buscar una solución. Y lo hacen de forma artesanal, por medio de la tecnología y siguiendo dos premisas: son económicos y fácilmente replicables (Figura 7).


Gamificación

¿Cómo vamos a utilizar mecánicas de juego para la enseñanza? En ésta, la introducción de las TIC abre un futuro lleno de posibilidades, y no solo hablamos de dispositivos, sino de técnicas como la gamificación, que consiste en utilizar mecánicas de juego o incluso introducir el teléfono móvil como herramienta de trabajo, algo impensable hasta hace muy poco tiempo. En principio, según los defensores de esta tecnología los alumnos/as aprenden de una forma sencilla y lúdica. Existen diferentes y numerosas apps que versan sobre matemáticas, idiomas, etc., se descargan en el dispositivo móvil y ya están listas para utilizar (Figura 11). Un ejemplo que utilizamos en nuestro centro de formación es el Kahoot. En este caso se trata de un concurso de gamificación con los alumnos, que permite crear juegos de preguntas y respuestas de forma muy intuitiva: rankings, aprendizaje y diversión, ideal para repasos y controles de conocimiento, e incluso se puede involucrar a los alumnos para que ellos mismos los generen (Figuras 12 y 13).


Noticias

Los drones sobrevuelan las aulas

«Estos robots voladores son ideales para trabajar las materias STEAM (Science, Technology, Engineering, Arts, Mathematics)». Una de sus aplicaciones más obvias es su construcción y programación, siguiendo las mismas pautas que se establecen en las clases de robótica. «No pretendemos que todos nuestros alumnos sean ingenieros robóticos.

El objetivo es que ellos construyan con sus manos conocimientos que les permitan adquirir las aptitudes y competencias que necesitarán en el futuro», afirma Ignacio Arias, responsable del proyecto de didáctica drónica y profesor de Arte y Robótica del Colegio El Pinar, en Alhaurín de la Torre (Málaga).
De esta manera, ofrecen la posibilidad de explorar sus capacidades de trabajo en equipo, su conocimiento en nuevas tecnologías, el control de componentes electrónicos y la automatización a través de diferentes lenguajes y programas (Figuras 16 y 17).

Anna dream brush (Anna Zhilyaeva VR Artist)

Y como en otras ocasiones presentamos una noticia relacionada con el arte y las nuevas tecnologías, en esta ocasión la protagonista es Anna Zhilyaeva y, tal como ella se define, una artista de Realidad Virtual (Figura 18).

Con la ayuda de la Realidad Virtual, combina la RV y sus dotes artísticas para pintar en un entorno totalmente digital. Os dejamos la dirección de su web para los que estén interesados en tener más información (Figura 19).

Además, adjuntamos un link de un ejemplo de su obra denominada: Actuación en vivo en el Museo del Louvre de París (VR painting Tilt Brush).

La autora comenta: «como una revolución, la realidad virtual ha ingresado en el Museo del Louvre. Aquí está mi interpretación 3D de la Liberty Leading the People (Eugène Delacroix), pintada en realidad virtual con Tilt Brush”» (Figura 20).