Tras más de un año de trabajo, por primera vez se mide detalladamente el mercado de los productos de consumo para el laboratorio protésico, un negocio de aproximadamente 45 millones de euros.

Las dimensiones generales del segmento se habían estimado con anterioridad gracias al estudio sectorial de FENIN, pero, en este caso, tal y como sucede con el consumo de la clínica, ha sido posible evaluar la evolución de todos los segmentos de producto y de sus principales marcas. Como puede observarse en la tabla, el negocio presenta un crecimiento en 2017 con respecto al ejercicio anterior de aproximadamente un 3,3%.

Se trata de una tendencia en línea con la de los productos de consumo para la clínica, pero con una peculiaridad muy importante: son los productos consumibles y accesorios para CAD-CAM, o flujo digital en general, los que impulsan un mercado que, de lo contrario, se encontraría en fase de decrecimiento.

Como es posible observar en la tabla, frente a una tendencia negativa en los materiales para prótesis removible y un estancamiento en la prótesis fija tradicional, son los materiales de flujo digital (discos, bloques, accesorios, cerámicas de revestimiento de las estructuras fresadas, etc.) los que producen un crecimiento en el sector, con un desarrollo que supera el 23%, impulsando probablemente también el crecimiento del «consumo general».

En realidad, este aparente desarrollo del mercado no es del todo sincero, pues frente al crecimiento de materiales de fresado o sinterización, cae el negocio de las aleaciones preciosas, que no se han contabilizado en el presente estudio al distribuirse normalmente mediante otros canales, dedicados a este mercado.

Sin embargo, todo ello no evita que en el canal distributivo tradicional, compuesto por depósitos dentales, particularmente especializados en las prótesis, las oportunidades de alcanzar un fructífero desarrollo sean verdaderamente muy consistentes.