Tal y como se observa en la última edición del estudio OmniVision Digital desarrollado por Key-Stone en una muestra de 588 laboratorios protésicos españoles, aumenta considerablemente el peso de las elaboraciones en laboratorio con tecnologías digitales, fresado y sinterizado.

En el último trienio ha aumentado de forma importante el peso del número de elementos realizados a través de producción interna: el porcentaje de elaboraciones in-house ha crecido desde un 22% en 2015 a un 38% en 2018 (el dato también puede incluir elaboraciones por tecnologías «laser melting»).

En la evaluación del desglose de la producción se considera que, entre tanto, también ha aumentado de forma importante el número total de laboratorios que proporcionan a sus clientes prótesis realizadas por flujo digital en general.

Entre los laboratorios que proponen a sus clínicas y clientes prótesis procedentes del flujo digital, el porcentaje de subcontratación total se ha reducido a la mitad, desde un 25% en 2015, a un 12% en 2018; una evolución muy interesante que deriva del fuerte aumento del número de laboratorios que poseen, además del sistema de fresado o sinterizado, un escáner para enviar escaneados a centros de fresado.

Considerando la producción de todas las elaboraciones realizadas en España, el 43% se fabrica in-house. Sin embargo, una parte de esta producción está dirigida a otros laboratorios protésicos (un 16%), que se abastecen a través de laboratorios correctamente equipados, en lugar de dirigirse a un centro de fresado para realizar la prótesis procedente de flujo digital.

El análisis confirma un fuerte aumento del número de laboratorios que están invirtiendo en tecnologías digitales. Una evolución positiva que está también transformando el mercado de los productos de consumo, concretamente a partir del relevante incremento del negocio de los discos CAD-CAM a costa del de aleaciones preciosas.

Para más información sobre el informe completo escribir a pressoffice@key-stone.it