El mercado dental de Portugal crece de forma estructural, al menos en cuanto a productos consumibles para clínicas dentales. La nueva investigación Sell-out Analysis, desarrollada por Key-Stone, finalmente está midiendo también el mercado portugués, gracias a la colaboración de importantes distribuidores locales y de casi todas las empresas españolas que operan en este país.

Tras años difíciles, se puede considerar este crecimiento de tipo estructural, con una media de un 6% al año en el último trienio.

Tampoco son nada despreciables sus valores globales, los casi 36 millones de 2017, a los cuales se añadirían al menos 1,5 millones de biomateriales (no incluidos en este informe), cuyo valor es de más de un 18% del mercado español, un porcentaje que hasta hace cinco años se situaba bajo el 15%. Todo ello significa que el mercado portugués presenta una rapidez de desarrollo ligeramente mayor que la de su homólogo español.

También resulta muy interesante observar la composición del negocio, bastante diferente de la española, con un mayor peso en Portugal de las áreas «conservadoras», como la restauradora, la endodoncia y la profilaxis, mientras que las áreas «protésicas», como materiales de impresión, material protésico de uso directo y cementos de fijación, son más reducidas.

El crecimiento del instrumental es más lento, lo cual probablemente se deba a un clima de confianza que todavía debe consolidarse y a una mayor tendencia a la reutilización de productos semi-durables.

El mercado portugués ha sido siempre un área de negocio bastante relevante para las empresas españolas, ya sea porque muchos fabricantes nacionales e internacionales poseen una única sede en España para toda la Península Ibérica o porque, tradicionalmente, algunos distribuidores dentales disponen de organizaciones directas o indirectas que trabajan también en Portugal.

A todo ello se añade que muchos distribuidores portugueses se abastecen en gran medida a través de las plataformas logísticas españolas. En realidad, casi toda la producción al por mayor la vende España a través de filiales multinacionales, fabricantes y mayoristas españoles, mientras que un 50% del mercado al sell-out en Portugal lo desarrollan directamente distribuidores españoles.

Para más información sobre el informe completo escribir a pressoffice@key-stone.it