Dra. Elena Villalta, Teniente Coronel de la Guardia Real y vocal del COEM

Teniente Coronel de la Guardia Real, vocal de la junta del Colegio de Odontólogos de la Primera Región, deportista de nivel –en febrero pasado fue campeona de España de natación en la categoría de 50 metros mariposa–, apasionada viajera… son solo algunos datos que dibujan el perfil de la Dra. Elena Villalta. Esta caballa de nacimiento, de simpatía y personalidad arrolladoras, nos recibe en su terreno para contarnos cómo es su día a día en un trabajo que la ha llevado en dos misiones a prestar atención odontológica a las Fuerzas Armadas en Afganistán.

—¿Cuándo se creó la clínica dental de la Guardia Real donde usted desarrolla su profesión como odontóloga?
—Se creó en el año 2005. En el Servicio Sanitario había médicos, enfermeros, farmaceúticos y veterianarios, pero faltaban las especialidades de Odontología y Psicología. El Coronel que había en esa época consiguió crearlas para dar un servicio más completo a la Guardia Real.

—¿En qué departamento o sección está integrada la clínica?
—Pertenecemos a la Unidad de Asistencia Sanitaria, que se enmarca en el Grupo de Logística.

—¿Desde cuándo pertenece usted a ella?
—Desde que se creó en 2005. Salió la vacante de nueva creación y me la concedieron.

—¿Qué graduación militar tiene?
—Actualmente soy Teniente Coronel. Cuando llegué destinada era Capitán, luego ascendí a Comandante y, desde hace un año, Teniente Coronel.

—¿Quiénes tienen acceso a este servicio sanitario?
—Todo el personal militar y civil destinado en las unidades de la Guardia Real (unas 1.700 personas), y también atiendo a personal de la Casa de su Majestad el Rey.

—¿Cuál es la patología más frecuente que presentan sus pacientes?
—Sobre todo caries y las patologías asociadas a ellas. Damos un servicio básico pero bastante completo. Obturaciones, limpiezas, periodoncia básica, extracciones y prótesis (sobre todo férulas de descarga que ¡mis compañeros militares están muy estresados!), además de hacer los reconocimientos para el personal que va a misiones internacionales o a realizar algún curso específico.

—Como miembro del Ejército, ¿ha desempeñado su labor dental en alguna misión fuera de nuestras fronteras?
—Sí, he estado dos veces en Afganistán, en el 2002 y 2010 (Bagram y Herat), integrada en Hospitales de nuestras Fuerzas Armadas.

—¿Qué le resultó más duro en estos casos?
—Lógicamente al principio lo más duro es asumir que vas a un país que está en guerra y decírselo a tu familia. Sufren más ellos que tú, la verdad. Una vez allí, sobre todo en la primera misión, lo más difícil fue adaptarme a las condiciones de vida tan deficientes que se daban. Además, el gabinete que había desplegado tenía muchas carencias técnicas, pero, al final, te acostumbras, y aprendes a sobrevivir en un medio hostil de la mejor forma posible.

La función del odontólogo en una misión internacional es más importante de lo que pueda parecer, porque somos la especialidad sanitaria que más pacientes tiene a diario; aunque no «salvemos» vidas, ayudamos a que el personal operativo tenga salud para poder ejercer sus funciones militares sin dolores. Además tratamos al personal civil del país en el que estemos, en mi caso afganos, y somos moneda de cambio para establecer lazos y buenas relaciones con ellos.

La doctora Elena Villalta, junto a José Luis del Moral y Gema Bonache de Gaceta Dental, durante una visita al Servicio de Odontología de la Guardia Real el pasado diciembre.

—¿Cómo fue su periplo hasta acabar como odontológa dentro de las Fuerzas Armadas?
—Estudié la carrera en la Universidad de Sevilla, y cuando acabé me preparé la oposición a Odontología Militar. Una vez dentro, haces un periodo de formación militar de nueve meses, y sales de la academia ya con destino de Teniente Odontólogo para ejercer tu profesión.

—¿Desempeña alguna otra función dentro de la Guardia Real?
—Mi unidad es muy protocolaria, así que continuamente tenemos actos variados con sus formaciones militares, a las que tengo que acudir en mi condición de oficial. Estoy encantada de salir del gabinete y hacer otras actividades.

—¿Qué hace para mantenerse en forma?
—En mi caso es muy fácil porque yo iba para Inef. Sigo compitiendo y entrenado en natación y pádel. En la Guardia Real tenemos casi la obligación de hacer deporte a diario, así que prácticamente a diario entreno, voy al gimnasio o a nadar. Como siempre digo: «Mens Sana in corpore sano».

—Forma parte de la Junta de Gobierno del COEM. ¿De dónde saca el tiempo?
—Pues como el resto de mis compañeros, básicamente quitándolo de nuestro tiempo libre. Antes iba más al cine o a visitar exposiciones, ahora lo he reducido por asistir a las juntas, pero bueno… ¡Todo sea por el beneficio de nuestra profesión!


Perfil profesional

– Licenciada en Odontología por la Universidad de Sevilla (1995).
–Ingreso en las Fuerzas Armadas en el Cuerpo Militar de Sanidad especialidad Odontología (1996).
–Máster en Implantología Straumman (1998-1999).
–Teniente Coronel Odontóloga en la Guardia Real. Compagina su actividad profesional con la práctica privada junto a su hermana, también odontóloga, en Madrid.


Más personal…

• Nacida en… Ceuta.
• Estado civil… Soltera
• Película favorita… Ninguna en concreto, pero prefiero el cine independiente a las producciones comerciales de Hollywood.
• ¿Un libro que recomiende? «Vivir es un asunto urgente» de Mario Alonso Puig.
• Música preferida… Soy muy de pop español.
• Cocina predilecta… Me encantan «los japos», pero el jamón ibérico y el vino tinto también.
• Otras aficiones… El deporte ocupa la mayor parte de mi tiempo libre, pero me encanta viajar al extranjero y conocer culturas nuevas.