El Dr. Óscar Castro y Ana Pastor en el Congreso de los Diputados.

Ana Pastor mostró su plena disposición para colaborar en todas las propuestas

El presidente del Consejo General de Dentistas insistió en la necesidad de establecer una ley marco a nivel nacional que regule la publicidad sanitaria y de incrementar las penas por intrusismo para que sean verdaderamente disuasorias.

El Dr. Óscar Castro, presidente del Consejo General de Dentistas, retomó sus reuniones con los representantes políticos y las Administraciones Públicas para trasladarles los problemas de la Odontología en España. Una de las primeras visitas fue al Congreso de los Diputados, donde el presidente de la Organización Colegial se reunió de nuevo con la presidenta de la Cámara Baja, Ana Pastor Julián; el secretario General de Ciencia e Innovación, Juan María Vázquez Rojas, y la diputada del Partido Popular por Murcia, Isabel Borrego. El Dr. Castro insistió una vez más en la necesidad urgente de aumentar las penas por intrusismo profesional, regular la publicidad sanitaria para evitar mensajes falsos o engañosos que puedan confundir a los ciudadanos y establecer los numerus clausus en las facultades de Odontología para frenar la plétora profesional. Ana Pastor mostró su plena colaboración y afirmó que seguirá trabajando para solucionar todas las cuestiones propuestas por el Consejo General de Dentistas.

El Dr. Óscar Castro y Ana Pastor en el Congreso de los Diputados.

Coincidiendo con este encuentro, el Dr. Castro Reino, también presidente del Colegio de Dentistas de Murcia, acompañó a un grupo de personas con parálisis cerebral y patologías afines en una visita guiada por el Congreso de los Diputados, patrocinada por la Fundación Dental de la Región de Murcia. Ana Pastor saludó uno por uno a todos los miembros del grupo y se mostró muy orgullosa de iniciativas como ésta, ofreciéndoles todo su apoyo.

«Penas irrisorias» por intrusismo

Por otra parte, el Dr. Castro se entrevistó con la Fiscalía General del Estado para comentar el incremento de los casos de intrusismo profesional que sufre el sector odontológico y las «irrisorias» penas que hay que pagar por estos delitos, incidiendo en la necesidad de endurecerlas para que sean verdaderamente disuasorias.

El presidente del Consejo también alertó a la Fiscalía General del Estado del modus operandi de determinadas clínicas marquistas y franquicias, que anteponen sus intereses económicos y comerciales a los estrictamente sanitarios. Estas corporaciones, tanto por sus mensajes publicitarios, en ocasiones falsos y engañosos, como por sus métodos de financiación, consiguen confundir a los pacientes: «Si no logramos poner freno a estos hechos, desde nuestras respectivas competencias y responsabilidades, seguirán produciéndose situaciones tan lamentables como las acontecidas hace unos meses en algunas clínicas marquistas, dejando a numerosos pacientes damnificados», asegura el Dr. Castro Reino.

El Consejo General de Dentistas también considera imprescindible que la mayoría del patrimonio social y del número de socios de este tipo de empresas correspondan a los socios profesionales y no a empresarios ajenos al sector sanitario, para así vincular la prestación del servicio al conocimiento.