El tratamiento de THS induce a una mejoría de la salud oral general.

Ya que mejora a su vez la densidad ósea de la mandíbula

La terapia hormonal sustitutiva (THS) para tratar la osteoporosis mejora la densidad ósea de la mandíbula reduciendo en, hasta un 44%, el riesgo de desarrollo de periodontitis severa, de acuerdo con investigadores de la Universidad Federal de Bahía, en Brasil.

Una reciente investigación llevada a cabo por investigadores de la Universidad Federal de Bahía en Salvador de Bahía (Brasil) muestra que la THS para tratar la osteoporosis contribuye a mejorar la densidad ósea en la mandíbula, reduciendo el riesgo de periodontitis severa.

Publicado en la revista «Menopause» de la Sociedad Norteamericana de Menopausia (NAMS), el estudio sugiere que las mujeres que reciben terapia con estrógeno para tratar la osteoporosis en la postmenopausia tienen una menor prevalencia de periodontitis severa que aquellas que no lo reciben.

El tratamiento de THS induce a una mejoría de la salud oral general.

Mayor densidad ósea

El objetivo del nuevo estudio fue evaluar si la THS que se administra se asocia a un incremento de la densidad mineral ósea a nivel de la mandíbula y, si por ello, induce a una mejoría de la salud oral general. En el estudio participaron 492 mujeres postmenopáusicas con edades comprendidas entre los 50 y los 87 años, 113 de las cuales estaban recibiendo THS para la osteoporosis durante un mínimo de seis meses. El tratamiento consistía en la administración de estrógeno en monoterapia o en combinación con progestina, así como de calcio y suplementos de vitamina D.

Según los resultados, las participantes que tomaban THS tuvieron una incidencia hasta un 44% menor de periodontitis severa que aquellas que no recibían el tratamiento. Un beneficio asociado a la terapia hormonal que, además, fue independiente de otros factores de riesgo asociados a la enfermedad de las encías, caso de la edad o el tabaquismo.