El Juzgado de lo Penal nº 31 de Madrid dictó el pasado 15 de marzo de 2017 una nueva sentencia de intrusismo en el ámbito de la higiene dental. La novedad de esta sentencia, apuntan desde el Colegio de Higienistas Dentales de Madrid, estriba en que, en esta ocasión se condena, igualmente, a la dentista, titular de la clínica dental, quien conocedora de la ausencia del título oficial de higienista dental, le permitió la realización de las funciones propias de higienista, y en concreto realizar limpiezas de boca.

Una vez más, el proceso penal fue iniciado por el Colegio de Higienistas de Madrid, al cual se adhirió el Ministerio Fiscal, finalizando con la condena de las acusadas M.P.M. y S.P.G. como autoras, penalmente responsables, de un delito de intrusismo profesional.