En Madrid, 5 y 6 de mayo

El Colegio Profesional de Protésicos Dentales de Madrid ya tiene todo listo para la celebración de sus sextas Jornadas Técnicas, un encuentro que, durante dos días, reunirá en el Círculo de Bellas Artes de la capital a auténticos referentes no solo del laboratorio sino también de la clínica, tal y como nos asegura en esta entrevista el presidente de la organización colegial, Carlos Enrique Machuca.

—¿Qué objetivos se han marcado de cara a la celebración de la sexta edición de las Jornadas de Prótesis Dental que organiza el Colegio Profesional de Protésicos de Madrid?
—Llevar la más actualizada formación con los más destacados expertos, tanto técnicos como clínicos, al máximo número de profesionales para que, así, puedan aprovechar los conocimientos, técnicas y protocolos de trabajo que les hagan ser mejores profesionales en su actividad diaria.

—¿Qué asuntos se incluyen en el programa científico del encuentro?
—Hoy en día las exigencias de los pacientes junto a los avances en las nuevas tecnologías hacen que las técnicas vayan encaminadas hacia grandes resultados con técnicas mínimamente invasivas, agilidad en los procesos y resultados predecibles. Debido a ello, el programa de nuestras Jornadas Técnicas está orientado en ese sentido, ya que, sin duda, es lo más demandado en estos momentos.

—Dentro de dicho programa figuran reputados profesionales nacionales e internacionales de la Prótesis Dental, ¿qué destacaría de ellos?
—La sobrada experiencia de los profesionales que nos visitan, tanto nacionales como internacionales, es por todos conocida dentro del sector dental, pues cuentan con una dilatada trayectoria profesional y una consecución de casos documentados que aportarán a los visitantes, con toda la información de los procedimientos utilizados para su ejecución.

—¿Qué novedades aporta esta sexta edición de las Jornadas?
—Este año tenemos muchas novedades que hemos ido incorporando debido a las exigencias del mercado. Por un lado, las Jornadas empiezan antes, ya que hemos añadido la mañana del viernes, que se nos hacía necesaria, y la aprovecharemos para hacer dos demostraciones en vivo, proyectando en pantalla procedimientos cerámicos, que serán presentados por dos grandes exponentes internacionales en este campo: Oriol de la Mata y Arturo Godoy.

Carlos Enrique Machuca hace hincapié en la importancia de la formación continua para la excelencia profesional.

Por otro, tendremos dos conferencias conjuntas técnico-clínicas que considero importantísimas, pues solo conociendo las limitaciones con las que se encuentra cada miembro de ese binomio se pueden mejorar los resultados en los tratamientos. Y, por último, también contaremos, en la tarde del viernes con una conferencia que, aun no estando relacionada con el sector dental, creo que puede aportar mucho a la forma de ver nuestro trabajo y nuestra vida social y familiar. La conferencia correrá a cargo de Emilio Duró, conocido conferenciante y gran motivador, que seguro nos hará pensar.

—¿Cuántos asistentes esperan congregar?
—Como en años anteriores, llenar el teatro del Círculo de Bellas Artes, que cuenta con un aforo de casi 500 asistentes, suele ser el objetivo a cumplir. Hasta ahora, siempre nos hemos aproximado bastante a un lleno absoluto durante las conferencias y la exposición comercial ha sobrepasado nuestras previsiones. Sobre todo, en esta edición, que al coincidir en año con la celebración de la IDS de Colonia, habrá lógicamente más novedades.

—¿Qué evolución ha experimentado el campo de la Prótesis en los últimos años?
—Probablemente, lo más destacado serían los sistemas CAD-CAM y los materiales de última generación. Los sistemas de diseño y fabricación asistidos por ordenador para prótesis dentales están evolucionando de manera vertiginosa, por lo que los procesos son menos artesanales y, en cambio, son más técnicos e informáticos, lo que exige al profesional una mayor preparación y especialización en este campo.
La evolución en el área de los materiales también está dando un vuelco respecto a lo que teníamos preestablecido, aportando unas características y cualidades muy beneficiosas para el paciente.

—¿Cuáles son las principales dificultades a las que se enfrentan los profesionales en el quehacer diario del laboratorio?
—Bajo mi punto de vista las principales dificultades con las que nos encontramos serían, por un lado, el mercantilismo instaurado en el sector, que hace que las prótesis tengan que desarrollarse a un ritmo aceleradísimo, con profesionales técnicos y clínicos con poca experiencia. Este hecho no siempre va unido a una buena calidad de trabajo, lo que repercute, directamente, en los pacientes que, engañados en muchas ocasiones por la gran cantidad de publicidad existente, son los que al final pagan con su salud por dicho mercantilismo.

Por otro, nos encontramos clínicas dentales que, invadiendo las competencias profesionales que la ley nos da a los protésicos dentales, fabrican productos sanitarios con la complicidad y el apoyo de algunas casas comerciales. De esta manera, desarrollan y diseñan prótesis con sistemas CAD-CAM dentro de sus instalaciones, algo totalmente prohibido por las leyes españolas, por lo que es una clara infracción en materia de competencia desleal e intrusismo profesional. Bajo mi óptica, la manera de afrontarlo no está en nuestras manos, más bien tendría que producirse una mayor persecución por parte de las autoridades sanitarias que deberían poner límites a la publicidad engañosa, a la competencia desleal y al intrusismo en nuestro sector. A nosotros solo nos queda denunciar todos los casos que conozcamos y orientar a nuestros técnicos para que su labor sea lo más correcta, profesional y acorde con nuestro sistema sanitario.

—¿Para qué tipo de profesional está diseñada esta cita con la Prótesis Dental?
—Para técnicos, clínicos, estudiantes, casas comerciales… en definitiva, para toda esa gran familia, aunque a veces desavenida, que formamos la «profesión dental». Para los que disfrutamos con lo que hacemos y con lo que somos, para los que están formados y los que se están formando. Para los de Madrid y los de fuera. Para vernos los que nos conocemos y conocer a los que veamos. Y, sobre todo, para aquellos profesionales de la salud dental que nos quieran acompañar y pasar dos días de formación en un magnífico ambiente, en un lugar exquisito y emblemático como es el Círculo de Bellas Artes de Madrid.

—¿Hay programada alguna actividad social para los asistentes?
—La ubicación del edificio donde se celebrará el evento, en el mismo centro de la capital, proporciona un abanico de posibilidades a nuestros visitantes. Por la experiencia de anteriores ediciones, sabemos que el reencuentro con amigos, las reuniones y las cenas son el denominador común de esos días.

—¿Con qué argumentos atraería a sus colegas para que no se pierdan esta cita organizada por el Colegio de Protésicos de Madrid?
—Creo que todo lo que hemos ido exponiendo a lo largo de esta entrevista son razones de peso para no perderse esta sexta edición de nuestras Jornadas Técnicas. Pero si algo nos ha caracterizado en la trayectoria de las cinco ediciones anteriores es que siempre hemos dado un plus, sorprendiendo a todos aquellos que no creían que pudiéramos superar la edición anterior. Año tras año, y con el esfuerzo de todo el equipo del Colegio de Madrid, no solo se han superado las metas sino que se han sobrepasado elevando nuestras Jornadas Técnicas a uno de los más importantes eventos del sector dental de toda Europa. En nombre de todos los que formamos el Colegio de Protésicos de Madrid animo tanto a los protésicos colegiados de nuestra región como a protésicos colegiados de otras comunidades, a odontólogos colegiados de Madrid y de otras zonas de la geografía española, así como a los estudiantes de Prótesis Dental y de Odontología a que nos acompañen y disfruten de estas Jornadas, tanto como nosotros lo hacemos en su preparación y organización.

—¿A qué desafíos se enfrenta la Prótesis Dental de cara al futuro?
—Probablemente el saber digerir toda la información, técnicas y procesos que las nuevas tecnologías nos ofrecen y saber ubicarlas en un mapa donde el centro de todas las actuaciones sean los pacientes.

Reorganizar, actualizar y, posiblemente, modificar nuestras costumbres y centros será el reto más grande que tengamos en los próximos años. Todo esto es imposible sin una formación adecuada que, tristemente, en el caso de muchos de nuestros futuros técnicos empieza justo cuando acaba su «Formación Profesional» y que es necesario modificar y actualizar con respecto a las exigencias que el mercado nos marca.

Más información: http://www.colprodecam.org

Amplía tus conocimientos y fórmate